Los diez hitos que debe cumplir una Ley -equilibrada y justa- de Cambio Climático y Transición Ecológica

1

Crear un comité de expertos independiente, a semejanza del que existe en el Reino Unido, que por un lado proponga objetivos y opciones de cómo cumplirlos y por otro lado evalúe los avances de las administraciones públicas. Sería un Comité que respondería directamente ante el Parlamento y cuyas recomendaciones el Gobierno solo pueda omitir bajo condiciones muy especiales y siempre de forma motivada.

2

Crear un Fondo y un Consejo de Transición Justa, que impulsen y financien la transición necesaria en los sectores económicos más afectados por la mitigación (reducción de emisiones) y también la adaptación (a los riesgos e impactos del cambio climático) para que nadie se quede atrás en los cambios necesarios para cumplir con los objetivos de la Ley.

3

Incluir un análisis del Banco de España sobre los riesgos a nivel sectorial y país, de las inversiones, acciones y deudas en determinadas actividades en relación con los objetivos de mitigación y adaptación establecidos.

4

Alinear los presupuestos públicos, el régimen fiscal y los instrumentos financieros con los objetivos y los planes para luchar contra el cambio climático.

5

Desarrollar medidas para incentivar y favorecer el ahorro, la eficiencia, las energías renovables (especialmente el autoconsumo) y las actividades y empresas bajas en emisiones GEI con criterios y ámbitos de actuación claros en la financiación pública y el sistema fiscal.

6

Hacer que los Presupuestos Generales del Estado vengan acompañados de una memoria que justifique cómo se han incorporado en los mismos las advertencias y sugerencias del Banco de España y del Comité Independiente de Expertos y cómo garantiza la financiación de las medidas identificadas en los planes plurianuales.

7

Prohibir que se puedan financiar con fondos públicos proyectos que impidan o frenen la descarbonización o que aumenten la vulnerabilidad a impactos del cambio climático o impidan, o frenen la adaptación.

8

Implicar aún más a las empresas en la consecución de los objetivos en materia de lucha contra el cambio climático solicitándoles que comuniquen sus riesgos ligados al mismo así como una declaración sobre sus objetivos voluntarios.

9

Incluir directrices que aseguren que las mediadas para frenar el cambio climático no afectarán negativamente a los recursos naturales y a la biodiversidad.

10

Un nuevo registro de hábitats y especies más vulnerables al cambio climático, con el objeto de priorizar las medidas de conservación y adaptación.