CONSERVAR ESPACIOS

Bienvenido a SEO/Birdlife

©-Txanbelin-Shutterstock

Programa de conservación de espacios

La conservación de los espacios es fundamental para preservar las mejores poblaciones de las aves de nuestro país y, en definitiva, nuestra biodiversidad. La destrucción o fragmentación de los hábitats naturales constituye una de las principales amenazas para las aves y, en general, para todas las especies que existen en la naturaleza, incluido el ser humano. Estos espacios que, como ciudadanos, tenemos derecho a disfrutar tienen contrastados efectos positivos sobre nuestra salud. Son, además, espacios que proporcionan servicios ecosistémicos (por ejemplo, agua o aire limpio o secuestro de CO2) que nos costarían millones de euros de no existir estos entornos naturales. En el Programa de Conservación de Espacios, SEO/BirdLife trabaja en la conservación y gestión de espacios que precisan protección, evaluando sus amenazas y estableciendo soluciones para garantizar su conservación.

El problema

Un humedal que se deseca, un cambio de uso del suelo, una porción de bosque que desaparece, una zona de campos de cultivo tradicional que se urbaniza, una nueva autovía,… Cada día, los hábitats naturales van perdiendo terreno en todo el mundo. La destrucción o reducción de espacios naturales, cada uno con características específicas, acarrea mayores consecuencias: especies de aves, de mamíferos, de anfibios o de plantas asociadas a ese entorno pueden ver comprometida su supervivencia. La gestión de estos espacios para evitar todas las amenazas a las que se enfrentan estos espacios es fundamental para evitar la pérdida de biodiversidad

¿QUÉ HACE SEO/BirdLife?

El programa de Espacios actúa en:

1

Todos los espacios protegidos ubicados en España.

Hay declarados casi 2000: 15 parques nacionales, más de 150 parques naturales, 290 reservas naturales, 346 monumentos naturales, 57 paisajes protegidos así como multitud de otras figuras de protección específicas de las comunidades autónomas.

2

Las áreas amparadas por convenios internacionales.

3

Las Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA).

Trabajamos para asegurar que se cumplen las prioridades de conservación de cada uno de estos entornos. Para ello, entre otras cuestiones,  SEO/BirdLife vela por que cada espacio cuente con instrumentos de gestión eficaces que eviten cualquier posible amenaza y mantengan en un estado de conservación favorable los valores por los que se identificaron. Para lograrlo, se revisan los planes de gestión que las administraciones presentan a información pública, realizando aportaciones para mejorarlos. También proponemos sugerencias y alegaciones a aquellos proyectos que se plantean en el interior de estas áreas como, por ejemplo, la construcción de una infraestructura o una edificación.

El programa no solo trabaja en el ámbito legal. Gran parte de sus esfuerzos se concentran en dar a conocer a la sociedad la existencia y las oportunidades de estos espacios, en especial los incluidos en la Red Natura 2000. En relación con esta red de la Unión Europea, y que es el mayor conjunto de espacios protegidos coordinado del mundo, SEO/BirdLife apuesta por avanzar hacia su verdadera implantación en el territorio, con una financiación que permita el desarrollo de medidas de gestión y asegure un estado de conservación favorable de todos los espacios que la integran.

En detalle

Una parte protagonista de este programa son las Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA). Se trata de una figura creada por BirdLife International, que en España coordina SEO/BirdLife. Nuestro país alberga 469 de estos espacios, de los cuales doce se encuentran entre los más amenazados del mundo.

Los espacios que se declaran IBA son identificados mediante criterios acordados por investigadores y expertos y, aunque no se trata de una figura de protección oficial, se tienen a menudo en cuenta tanto en sentencias judiciales como por parte de las administraciones a la hora de designar nuevos espacios protegidos. Cientos de voluntarios se encargan de informar y alertar de las múltiples amenazas que pueden afectar a los valores por los que se identificaron estos espacios.

Conocer el estado de conservación de las IBA es crucial para la conservación de las poblaciones de aves. Para ello se ha establecido una metodología que nos ofrezca un indicador:

Presión de las amenazas

Se valora la afección del conjunto de amenazas sobre la IBA teniendo en cuenta el momento en el que actúa la amenaza (si fue en el pasado, si está actuando en la actualidad o si se espera que actúe en el futuro), su alcance (porcentaje de la IBA afectada) y su severidad (rapidez del deterioro producido por estas amenazas).

Estado del hábitat: Analiza la extensión y calidad del hábitat requerido por esas poblaciones clasificando ambas variables entre bueno y muy pobre.

Respuesta de conservación: Identifica y hace un seguimiento de las acciones de conservación que se desarrollan en las IBA (considera las medidas de conservación, si existe plan de gestión y la superficie sobre las que se aplican estas medidas).

La identificación de las IBA

La selección de Áreas Importantes para las Aves y la Biodiversidad (IBA) se logra mediante la aplicación de criterios ornitológicos cuantitativos, basados en el conocimiento actualizado de los tamaños y tendencias de las poblaciones de aves. Los criterios aseguran que los sitios seleccionados como IBA tengan una verdadera importancia para la conservación internacional de las poblaciones de aves, y proporcionan una moneda común a la que todas las IBA se adhieren, creando así consistencia y pudiéndose ser comparados entre sitios a nivel nacional, continental y global.

Es crucial entender por qué un sitio es importante, y para ello es necesario examinar su importancia internacional en términos de la presencia y abundancia de especies que se dan en él, durante todo el año o en las estaciones del año. A nivel mundial, se utiliza un conjunto de cuatro categorías y criterios para evaluar la importancia del sitio, mientras que en Europa y el Oriente Medio también se han utilizado criterios adicionales.

Uno de los principales objetivos del Programa IBA de BirdLife International es lograr una forma adecuada de protección para las IBA, y aportar de datos convincentes sobre las poblaciones de aves es una parte esencial de cualquier argumento a favor de la protección legal. Es importante destacar que la aplicación de criterios de especies significativas, junto con la futura recopilación de datos y el desarrollo de programas de seguimiento, permiten no solo evaluar los cambios en el número de especies, sino también examinar cómo estos cambios influyen en la importancia general del espacio, ayudando así a orientar la gestión y conservación del área.

Cuanto más específica, cuantitativa y completa sea la información disponible sobre las IBA, con vínculos que muestren el cumplimiento de las obligaciones establecidas en varias directivas de la Unión Europea y convenios internacionales, más fuerte será el caso de la protección. Con este fin, los criterios se basan en los instrumentos jurídicos internacionales existentes, como la Directiva de Aves, que obliga a designar Zonas Especiales de Protección para las Aves (ZEPA) en la Comunidad Europea, y la Convención de Ramsar, en virtud de la cual las partes firmantes deben designar al menos un sitio Ramsar.

En España hay 469 áreas importantes para la conservación de las aves (IBA). Diez de ellas están entre las más amenazadas del mundo

Una mayor presión de las amenazas disminuye el estado de conservación de una IBA, mientras que un mejor estado del hábitat y una mayor respuesta de conservación mejora su estado.

Esta forma objetiva y numérica de evaluar el estado de conservación permite repetirlo a lo largo del tiempo y obtener tendencias. BirdLife International considera que este seguimiento debe realizarse en periodos de 4 años lo que permitiría establecer de una forma fiable la tendencia del estado de conservación de las IBA. SEO/BirdLife, por su parte, ha tomado la iniciativa de llevar a cabo un seguimiento anual sobre la base de una muestra representativa de las IBA contando con la ayuda de los encargados de área. Este seguimiento permitirá contar con un indicador anual del estado de conservación de las IBA que al mismo tiempo nos medirá el estado de las ZEPA que se solapan con éstas.

30%

Casi el 30% del territorio español está protegido en Red Natura 2000. Son más de 1.800 espacios.

78,9%

El 78,9% de los españoles no han oído hablar de la Red Natura 2000, a pesar de que la mayoría vive a menos de 80 kilómetros de uno.

36%

SEO/BirdLife ha declarado 469 IBA en España. Son más de 23 millones de hectáreas, casi el 36% de la superficie de nuestro país.