Búho chico

Matteo photos / shutterstock

ENCICLOPEDIA DE LAS AVES DE ESPAÑA

Buho chico Dibujo 1

Búho chico

(Asio otus)

El más silencioso y retraído de nuestros búhos es también uno de los peor conocidos. De hábitos estrictamente nocturnos y más bien forestales, se
trata de una especie ampliamente repartida por nuestro territorio, aunque con desiguales densidades. Durante el invierno recibimos un importante
contingente de aves procedentes de altas latitudes del continente europeo que, olvidando su carácter habitualmente esquivo y solitario, suelen agruparse en concurridos dormideros.

Bufo pequeno

Mussol banyut

Hontza ertaina

Long-eared owl

Habitual

Invernante

Residente

Ocasional

De paso

Estival

Información

Clasificación

Orden Strigiformes; familia Strigidae

Longitud

31-37 cm

Envergadura

86-98 cm

Identificación

De aspecto estilizado y elegante, el búho chico luce un abigarrado plumaje de tonos ocres, leonados y pardorrojizos, finamente decorados por punteados y por suaves listas que lo mimetizan perfectamente con el boscoso medio que frecuenta. Como otras rapaces nocturnas, presenta una cabeza redondeada y rematada por “orejas” (penachos cefálicos), que en este caso son particularmente largos y móviles, y que sirven tanto para descomponer la silueta del ave como para indicar excitación o miedo. En la cara de este búho destaca vivamente un ribete de plumas blancas en forma de x que enmarca el pico y los ojos, de un bello color anaranjado (dibujo 1). Los jóvenes ostentan un diseño de plumaje muy semejante, aunque mucho menos contrastado que los adultos. Cuando alza el vuelo —ondulante, tranquilo y silencioso—, esta rapaz nocturna descubre sus largas y estrechas alas, adaptadas a la caza en las lindes y los calveros del bosque (dibujo 2).

Canto

El búho chico es, probablemente, la más discreta y silenciosa de nuestras rapaces nocturnas y, aunque posee una considerable gama de vocalizaciones, hace gala durante la mayor parte del año de un carácter sumamente sigiloso. El canto del macho consiste en un profundo y melancólico ululato, repetido cada 2-2,5 segundos y parecido al del búho real, pero más rápido y menos rotundo. La hembra tiene un canto más agudo, áspero y nasal. La voz de alarma es un raspante ruack-ruack.

Meses en los que se puede ver la especie en España

Enero

Febrero

Marzo

Abril

Mayo

Junio

Julio

Agosto

Septiembre

Octubre

Noviembre

Diciembre

Todo sobre el Búho chico

Enciclopedia de las Aves de España, editada por SEO/BirdLife y la Fundación BBVA en 2008