Azor común

Rostislav Stach / shutterstock

ENCICLOPEDIA DE LAS AVES DE ESPAÑA

Azor comun Dibujo 1

Azor común

(Accipiter gentilis)

A pesar de su mediano tamaño, el azor —una rapaz eminentemente forestal y de hábitos discretos— es uno de nuestros más reputados cazadores alados, capaz de dar caza a presas de la envergadura de una liebre. Ave dotada de extraordinarias cualidades predadoras y de una formidable agresividad, el azor fue usado —y aún lo es— en la práctica de la cetrería. Son precisamente esas grandes cualidades como cazador las que determinaron que, en el pasado reciente, esta rapaz fuese perseguida sin piedad bajo la infundada acusación de causar graves perjuicios a las especies cinegéticas.

Azor

Astor

Aztore arrunta

Northern goshawk

Habitual

Invernante

Residente

Ocasional

De paso

Estival

Información

Clasificación

Orden Falconiformes; familia Accipitridae

Longitud

49-56 cm

Envergadura

89-122 cm

Identificación

Esta rapaz de mediano tamaño y hábitos marcadamente forestales se caracteriza por presentar un acusado dimorfismo sexual inverso, según el cual las hembras resultan bastante más voluminosas que sus compañeros. En el diseño del plumaje existen también algunas diferencias, aunque más sutiles, entre sexos, puesto que el macho luce un plumaje grisáceo oscuro en el dorso, mientras que el pecho, así como la cara inferior de las alas, aparecen finamente barrados transversalmente (dibujo 1); la hembra, sin embargo, resulta algo más parduzca en el dorso, tiene la cabeza —donde ambos sexos exhiben una marcada ceja— menos contrastada, y en ella el barrado de las regiones inferiores es más grueso (dibujo 2). Los ejemplares juveniles son parduzcos dorsalmente, mientras que en el pecho y el vientre muestran un color pardo o rojizo relativamente claro, surcado por abundantes manchas longitudinales (dibujo 3). Con el transcurso de las sucesivas mudas adquieren —cuando cuentan con tres años de edad— el plumaje característico de las aves adultas. En vuelo, el azor presenta una silueta muy característica, sobre todo durante las escasas ocasiones que permiten contemplarlo mientras se eleva sobre el dosel forestal. En tales momentos se puede comprobar que el ave posee unas alas relativamente cortas, anchas y redondeadas y una cola muy larga, adaptaciones todas encaminadas a dotarlo de gran movilidad dentro de las espesuras que frecuenta (dibujo 4).

Canto

Emite un grito característico, pjiiia pjiiia, acompañado también por un kha kha kha. El reclamo de súplica, muy sonoro y lastimero, es un violento piiii ih piiii ih.

Meses en los que se puede ver la especie en España

Enero

Febrero

Marzo

Abril

Mayo

Junio

Julio

Agosto

Septiembre

Octubre

Noviembre

Diciembre

Todo sobre el Azor común