CHORLITEJO PATINEGRO

Ave del Año 2019

Chorlitejo patinegro ©RazvanZinica/Shutterstock.com

Charadrius alexandrinus

Corriol camanegre

Píllara das dunas

Txirritxo hankabeltza

Kentish plover

© Juan Varela
Tras ganar la votación popular organizada por SEO/BirdLife, el chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus) es el Ave del Año 2019. Es la primera vez que este reconocimiento recae en un ave limícola -las que habitan en el “limo” o lodo de las costas y riberas-.
Con este reconocimiento popular, SEO/BirdLife impulsará acciones para mejorar la conservación y concienciación de esta ave durante 2019.

Orden Charadriiformes

Familia Charadriidae

Longitud

15-17 cm.

Envergadura

42-45 cm.

El chorlitejo patinegro presenta una distribución que en la península ibérica abarca todo el litoral mediterráneo, el litoral atlántico de Andalucía y algunos puntos de la costa gallega, así como en diversas localidades del interior de Andalucía y Castilla-La Mancha; además de reproducirse también en Baleares y Canarias.
En Europa se estima una población de 23.000-41.000 parejas. La población española se ha establecido en 5.000-6.000 parejas, con una cifra mínima de unas 2.500. No se dispone de información pormenorizada sobre su evolución nacional en los últimos años, aunque se sabe que en numerosas localidades peninsulares de cría su número ha descendido. En Canarias muestra una tendencia negativa, especialmente en Tenerife y Gran Canaria. En Mallorca se mantiene estable, pero en Ibiza la tendencia es también negativa.

LAS AMENAZAS

  • El turismo masivo y algunas formas de ocio en las costas suponen una fuerte molestia para estas aves, en especial durante la temporada de cría.
  • La construcción descontrolada de nuestro litoral también ha representado la destrucción de buena parte de sus hábitats.
  • Otra amenaza vinculada a la actividad humana es la limpieza mecánica de las playas, que elimina los restos de algas marinas donde habitan los invertebrados de los que se alimenta el chorlitejo y la errónea eliminación de la vegetación cercana a la costa. Estas aves hacen sus nidos a ras de suelo, entre pequeños rastrojos, matorrales bajos y ralos o restos de vegetación marina arrastrados por la marea, donde es fácil que, al eliminar la vegetación, se destruyan los nidos por una equivocada idea de la “limpieza” de playas.
  • Otro problema para los chorlitejos que anidan cerca de poblaciones humanas es la presencia de gatos domésticos en semilibertad o perros sueltos, que se unen a sus depredadores naturales.
  • El abandono de las salinas tradicionales ha agravado el fracaso reproductor de algunas colonias de chorlitejos patinegros y otras limícolas, bien adaptadas a explotaciones salineras ancestrales.
  • En el interior, además, sufre los problemas habituales de nuestros humedales, especialmente la escasez de agua por la sobreexplotación de acuíferos o la apropiación de estas áreas para nuevos usos agrícolas.

SOBRE EL CHORLITEJO PATINEGRO