Denunciamos la situación crítica de muchas especies de caza menor en Extremadura

Este sábado comienza la media veda en la región para la caza de la tórtola europea, una especie que ha perdido el 32% de su población en España en los últimos 20 años

Desde SEO/BirdLife reiteramos que las tendencias a largo plazo de la codorniz común (Ave del Año 2020), la tórtola europea o la perdiz roja son muy negativas también en Extremadura, incluso contando con el efecto beneficioso que puedan tener primaveras muy benignas como la de este año. Es preciso hacer esfuerzos de seguimiento a largo plazo, con metodologías avaladas internacionalmente, que acumulen información comparable, analizada mediante modelos estadísticos rigurosos.

En este sentido, SEO/BirdLife reitera la solidez de su programa de seguimiento de aves comunes reproductoras (Sacre), con una larga serie temporal y buena cobertura de voluntarios en Extremadura, y que constituye una de las fuentes de información de las tendencias de poblaciones de aves comunes más fiable.

En todo caso, pese a las críticas de la Federación Extremeña de Caza, es evidente que los datos de SEO/BirdLife sobre el declive de las especies cinegéticas de caza menor reflejan una realidad desalentadora que los cazadores conocen bien: la caza menor está en crisis por la creciente escasez de piezas. Y ante esta situación, para la organización es momento de plantear moratorias temporales a la caza de determinadas especies, como la tórtola europea o la codorniz.

Codorniz común © Juan Bécares

Codorniz común © Juan Bécares

Proyectos demostrativos y puntuales, como los que promueven los cazadores en varios cotos de la región, básicamente para aportar más alimento a las tórtolas, como el llamado proyecto PIRTE, son medidas positivas, pero insuficientes, al ser muy limitados en su extensión y garantías de permanencia. Asimismo, la reducción de días hábiles y otras condiciones establecidas en la orden de vedas de este año podrían ser positivas si se controla su estricto cumplimiento, pero llegan tarde y se consideran igualmente insuficientes en la situación actual.

Por ello, SEO/BirdLife pide acciones de mayor calado con el fin de evitar que algunas especies cinegéticas acaben en situaciones de riesgo ambiental que obliguen a su protección. Anima a la Junta de Extremadura y a la Federación Extremeña de Caza a que conviertan las medidas de gestión experimentales del PIRTE en requisitos obligatorios de gestión cinegética de los cotos, extensibles a otras especies como la codorniz, la perdiz o el conejo. Paralelamente, es fundamental que administraciones, sectores y organizaciones trabajen en los necesarios cambios en la gestión y las políticas agrarias, un elemento fundamental para conservar y mejorar los hábitats más relevantes para estas especies y su adecuada gestión.

Además, solicita que dichas acciones se refuercen con moratorias temporales  de caza, especialmente en el caso de la codorniz y la tórtola europea, al ser especies migratorias mucho más frágiles  y  en una situación declive  prolongada, en consonancia asimismo con el Plan de Acción europeo para la tórtola.

Incluso una pequeña moratoria de una o dos temporadas sin cazar, combinada con una aplicación generalizada de medidas beneficiosas en la gestión cinegética y agraria, podría ser suficiente para generar un cambio positivo en las tendencias. El sector de la caza no debe cerrarse a estas opciones, alegando un abandono cinegético, no se trata de dejar de cazar para siempre especies en problemas, sino precisamente ayudar a su recuperación, para poder volver a la normalidad cinegética.

Noticias Relacionadas
Aves relacionadas con la noticia
X
HAZTE SOCIO
X