Nueva sentencia para mejorar la Red Natura 2000

La sentencia del Tribunal Supremo  confirma la necesidad que lleva planteando desde hace años SEO/BirdLife sobre incluir en los planes de gestión de estos espacios protegidos objetivos de conservación concretos y verificables, así como medidas eficaces para alcanzarlos.

Además, no permite eliminar los informes de evaluación del impacto sobre la Red Natura 2000 para determinadas actividades, cuestión que ya han hecho también otras comunidades autónomas.

El Tribunal Supremo ha dictado una sentencia que eleva a doctrina los argumentos de SEO/BirdLife ante el recurso presentado sobre las deficiencias de los planes de gestión de la Red Natura 2000 en Extremadura, ya consideradas por el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura en sentencia anterior. SEO/BirdLife celebra esta nueva sentencia en favor del interés general que permitirá mejorar los planes de gestión de los espacios protegidos de la Red Natura 2000. Extremadura, como todas las comunidades autónomas, se merece la aprobación y desarrollo de unos planes de gestión que garanticen la conservación de los valores naturales por los que se designaron bajo esta figura de protección.

Esta nueva sentencia aclara y obliga, por segunda vez, a la administración extremeña cómo deben ser unos planes de gestión que incluyan todo lo requerido por la normativa, y en particular objetivos de conservación claros para cada especie y hábitat de cada espacio. Asimismo, considera fundamental que sean los responsables de medio ambiente de las comunidades autónomas los indiquen las necesidades de agua de los ecosistemas acuáticos incluidos en los espacios protegidos (cumplir con el régimen de caudal ecológico y su régimen estacional) y sean las Confederaciones las que garanticen esos caudales. “Estos planes deben ser el marco claro para la actuación de las administraciones competentes y la actividad de los distintos agentes locales”, afirma Octavio Infante, responsable del programa de conservación de espacios de SEO/BirdLife.

Por otro lado, la sentencia confirma que no es posible la exención de realizar Informes de No Afección en determinados supuestos, que pretendía el gobierno extremeño, algo que va en contra de la legislación nacional y europea y que ya están haciendo otras comunidades autónomas como Castilla y León. Estos informes son obligatorios en todos los casos y fundamentales para decidir si un proyecto o plan puede ocasionar afecciones sobre los valores por los que se declaró el espacio protegido y a partir de ellos, junto a otros informes, tomar la correspondiente decisión.

El Tribunal Supremo también mantiene la prevalencia de la protección ambiental sobre la normativa y planeamiento urbanísticos, lo que clarifica la siempre complicada relación entre ambos, impidiendo que se produzcan medidas contrarias a la aplicación de las normas ambientales que protegen la Red Natura 2000.

SEO/BirdLife pone de manifiesto que esta sentencia va mucho más allá de Extremadura, y debe suponer una actualización que mejore todos los planes de gestión en el resto de comunidades autónomas. Los planes de gestión deben ser  herramientas que además de evitar impactos ambientales, sirvan para orientar e impulsar una gestión que mejore su estado de conservación y los beneficios de un desarrollo socioeconómico sostenible, demostrando así el interés público general que la protección de la naturaleza implica.

En este sentido, la semana pasada, la Comisión Europea envió al Gobierno de España una carta de emplazamiento (primer paso de un procedimiento de infracción) por el estado de aprobación de los planes de gestión de los que aún no se tiene información. “Existe un considerable retraso en la aprobación de estos planes que son imprescindibles para completar la Red Natura 2000 en nuestro país”, señala Octavio infante y añade: “Y mucho más teniendo en cuenta la nueva Estrategia de Biodiversidad de la Unión Europea en la que los espacios protegidos ganan un importante protagonismo”.

Noticias Relacionadas
Aves relacionadas con la noticia
X
HAZTE SOCIO
X