Al fin echa a andar la demandada Ley de Cambio Climático

En uno de los países más vulnerables, ayudará a encauzar la recuperación económica hacia la descarbonización y el empleo verde


La actual situación de emergencia sanitaria no puede provocar más retraso en la tramitación parlamentaria de una ley absolutamente necesaria y urgente, como es la de Cambio Climático. Por eso SEO/BirdLife valora de forma muy positiva que el Consejo de Ministros haya aprobado hoy un anteproyecto normativo que inicia a partir de ahora un proceso legislativo que se espera sea lo más corto posible para poder cumplir con los compromisos del Acuerdo de París.

En estos momentos, en los que la Comisión para la Reconstrucción del Congreso está ya trabajando en grandes líneas para reconstruir la economía y salir de la crisis provocada por la COVID19, es momento de volver la vista a la urgencia de descarbonizar nuestro país y velar por la biodiversidad. Una necesidad que lleva asociadas numerosas oportunidades respecto al fomento del empleo y el afianzamiento de barreras que pongan trabas a la expansión de otras pandemias. Para SEO/BirdLife, España no puede volver a la economía de antes del coronavirus. Es la hora de sentar los cimientos de un nuevo modelo económico, que debería ir implícito en la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética; una ley que permitirá acelerar la recuperación económica.

“Esta ley -apunta Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdlLife- no vincula solo al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que la ha puesto encima de la mesa. Debe ser la locomotora hacia políticas que descansan en otros departamentos de la Administración relacionadas con la salud del medio ambiente y del campo en general, como es la Ley de Movilidad Sostenible o la Política Agraria Comunitaria. También constituye un revulsivo para lanzar de una vez por todas políticas de empleo que sustituyan el paro creciente por riqueza en infraestructura y economía verde. Es lo que estábamos esperando para afianzar lo que podría considerarse casi un revolución climática”.

Para David Howell, responsable de Clima y Energía de SEO/BirdLife: “Gracias a un esfuerzo considerable de parte del Gobierno, este anteproyecto de ley llega al Congreso de los Diputados después de más de una década de presión de la sociedad civil. El texto del anteproyecto constituye un buen punto de partida, pero en el ritmo de reducción de las emisiones, en el papel de la ciencia a la hora de guiar y controlar las acciones de los gobiernos, y en la conservación de la naturaleza y los ecosistemas más ricos en carbono el Parlamento debe trabajar con la sociedad para elevar sustancialmente la ambición del texto. En este momento el país y sobre todo la juventud, necesitan liderazgo y medidas más concretas y ambiciosas de cara al futuro.”

Apuntalar la biodiversidad
Son muchas las facetas a analizar, y así lo hará SEO/BirdLife con detenimiento en los próximos días, pero ya se puede anticipar que el anteproyecto de ley va en una buena dirección, aunque se echa en falta una apuesta mayor por la evidencia científica, que pide un ritmo mayor en la descarbonización de la economía. Así, la reducción de emisiones para 2030 debería situarse como mínimo en un -55% respecto al 1990, y no al -20% como propone el texto presentado hoy. De la misma forma, la meta para alcanzar la neutralidad climática debería ser 2040, no 2050, lo que supone adelantar sustancialmente las fechas para un sistema eléctrico 100% renovable, los vehículos de emisiones cero y modelos de producción y consumo de alimentos que emiten mucho menos y respetan mucho más el medio natural.

 

Hace falta una tramitación rápida de la Ley de Cambio Climático (manifestación contra el cambio climático en Barcelona) Autor: 19bProduction/Shutterstock

 

Respecto a uno de los aspectos más demandados por SEO/BirdLife, como es la situación de la biodiversidad y su papel como mitigadora frente al cambio climático, la ley impulsa la restauración y conservación de los ecosistemas -y espacios ricos en carbono-, valorando su función de sumidero; y a su vez también reconoce la necesidad de mejorar la resiliencia de las especies y hábitats vulnerables a los impactos de este fenómeno. Pero el texto debería contener una mayor ambición de cara a recuperar o mantener una biodiversidad sana, que ejerza de barrera no solo frente al cambio climático sino a futuras pandemias sanitarias como la actual. Entre las medidas a incluir, la creación de un catálogo de especies y hábitats vulnerables al cambio climático, así como la obligación de que los planes de gestión de espacios protegidos incluyan una evaluación de los efectos del cambio climático sobre los mismos y medidas a llevar a cabo en cada espacio para contrarrestarlo.

La ley también abre la puerta a la creación de un comité independiente de expertos para que asesore en el diseño y puesta en marcha del texto normativo –algo de gran trascendencia, a juico de SEO/BirdLife-, aunque debería reforzarse su papel para que no se trate solo de asesorar sino también de vigilar y controlar al Gobierno, con el fin de llegar a la mayor ambición posible y conquistar, finalmente, los objetivos ya identificados por la ciencia como necesarios en el escenario actual de crisis climática mundial.

Finalmente, Asunción Ruiz concluye: “Desde SEO/BirdLife mandamos un mensaje claro al Gobierno y a Las Cortes: ante la oportunidad única de tramitar esta ley en un momento de reflexión profunda sobre el futuro de nuestro país, nuestros representantes políticos no pueden fallar. Solo una apuesta más rompedora y valiente por la ciencia, la descarbonización, la naturaleza, la salud y la solidaridad ofrece garantías sólidas de futuro. Toca sentar y construir sobre cimientos nuevos, y SEO/BirdLife trabajará para que este proyecto avance en los cambios profundos que necesitamos en nuestra sociedad, nuestra economía y nuestra forma de vivir en el planeta”.

 

Noticias Relacionadas
X
HAZTE SOCIO
X