Denunciamos la intención de verter residuos peligrosos al río Tiétar procedentes de la central termosolar de Majadas

La empresa británica Contour Global, propietaria de la central termosolar de Majadas, ha solicitado a la Confederación Hidrográfica del Tajo autorización para verter en el río Tiétar miles de toneladas anuales de vertidos industriales de clase 1 (sustancias peligrosas).

 SEO/BirdLife pide la desestimación de esa solicitud por ir en contra de la Declaración de Impacto Ambiental emitida por la Junta de Extremadura en 2008, que en su día autorizó la construcción de esta central con la condición de no realizar ningún vertido al río.

 

SEO/BirdLife afirma que un vertido de este tipo en el río Tiétar, supondría un impacto inasumible sobre la biodiversidad de este espacio natural, declarado Corredor Ecológico y de Biodiversidad por la Junta de Extremadura y Zona de Especial Protección para las Ave (ZEPA), dentro de la Red Natura 2000, y afectaría negativamente a los hábitats y especies prioritarias, según las directivas de conservación de la naturaleza, y presentes en estos espacios protegidos. Además, pondría en serio peligro la salud de los habitantes de toda la cuenca del Tiétar aguas abajo del vertido, por la posible afección a puntos de suministro y de riego de campos de cultivo así como incrementar aún más las presiones sobre el propio Parque Nacional de Monfragüe.  Se atentaría, por tanto, contra los principios básicos de la Directiva Marco del Agua y el cumplimiento de sus objetivos ambientales.

Para la organización conservacionista, la solicitud de la empresa británica es un auténtico disparate y va en contra de las condiciones establecidas en la Declaración de Impacto Ambiental por la que se autorizó la construcción de dicha central termosolar, en la que se determinaba expresamente que “no se permitirá ningún tipo de vertido procedente de la planta al cauce del río Tiétar o alguno de sus afluentes”. “Ese vertido no se puede autorizar y así se lo manifestará SEO/BirdLife a la Confederación Hidrográfica del Tajo y a la Consejería de Transición Ecológica y Sostenibilidad de la Junta de Extremadura, pidiendo la absoluta desestimación de la solicitud por su impacto en el estado de conservación de los hábitats y especies y en el estado ecológico del río”, ha explicado Marcelino Cardalliaguet, delegado de SEO/BirdLife en Extremadura.

SEO/BirdLife está a favor de la implantación de energías limpias que sustituyan los modelos de producción basados en combustibles fósiles, reduciendo así el avance del cambio climático y sus negativas consecuencias, que afectan de forma especial a los ecosistemas acuáticos. Sin embargo, algunas formas de producción de energías alternativas pueden tener efectos muy perjudiciales para la biodiversidad y la salud de las personas si no se toman las medidas necesarias. En el caso de las centrales termosolares, se trata de un proceso que en realidad necesita el complemento de combustibles fósiles para su producción (gas natural) y además, supone la generación de peligrosos residuos industriales, que de ninguna manera deberían acabar en uno de los tramos fluviales mejor conservados del Tiétar. Por todo ello, la ONG va a solicitar a la Consejería de Transición Ecológica y Sostenibilidad que revise las autorizaciones y modelos de gestión de las centrales termosolares en servicio en Extremadura y propicie su sustitución por centrales solares fotovoltáicas, una tecnología actualmente mucho más eficaz y limpia.

Noticias Relacionadas
X
HAZTE SOCIO
X