Solicitamos al Ministerio de Fomento la paralización cautelar del relleno de la marisma de Raos

Se trata de paralizar cautelarmente el proyecto hasta clarificar todo el procedimiento. De la misma manera, SEO/BirdLife ha solicitado a la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria que revise si la tramitación ha cumplido con lo dispuesto en la legislación vigente.

La organización conservacionista denuncia que el rellenado de parte de la bahía de Santander no ha sido sometido a consulta pública para las distintas partes interesadas y la sociedad civil. El intermareal, conocido como marisma de Raos, es un sector que forma parte indivisible del páramo de Raos, uno de los intermareales más importantes del norte peninsular.

 

La semana pasada, la Autoridad Portuaria de Santander inició los trabajos de relleno de 33.000 metros cuadrados de marismas intermareales junto a la dársena sur de Raos. Un proyecto del que SEO/BirdLife no tenía conocimiento y que el puerto de Santander ha tramitado con opacidad y con importantes carencias en materia de tramitación ambiental.

La carencia más grave e importante a juicio de SEO/BirdLife es la de no haberse sometido a las consultas públicas pertinentes para haber podido defender este ecosistema de los planes del puerto. Además, la ONG apunta que se habría realizado el procedimiento sin la evaluación ambiental pertinente, ya que, al menos, se ha obviado por completo que esa zona se encuentra catalogada como Área de importancia para las aves y la biodiversidad (IBA), figura de protección que, por su valor científico, puede ser utilizada jurídicamente y reconocida por sus criterios esenciales para la conservación de las aves recogidas en la Directiva de Aves.

 

Proyecto innecesario

Se trata de un proyecto cuya motivación última, la de crear espacios portuarios para el estacionamiento temporal de vehículos, es coyuntural y no está justificada, máxime cuando la Autoridad Portuaria está a punto de adjudicar uno de sus proyectos estratégicos con la construcción de un silo para vehículos, que sí supondría la apuesta por soluciones que optimizan la ocupación del espacio, aportaría nuevas oportunidades al futuro del puerto y evitaría la necesidad de nuevos rellenados de fangos intermareales de la bahía de Santander.

 

Pérdida irreparable y evitable de valores naturales

La organización conservacionista llama la atención de que por un lado se pretende considerar como un proyecto que no afecta al medio natural y a su vez se incorpora una medida compensatoria. Felipe González, delegado de SEO/BirdLife en Cantabria apunta que “cabe recordar que este tipo de medidas tienen por objeto compensar, lo más exactamente posible, su impacto negativo sobre la especie o hábitat afectado, por lo tanto, las medidas compensatorias siempre consistirán en acciones de restauración, o de la misma naturaleza y efecto contrario al de la acción emprendida”. SEO/BirdLife lamenta que, como medida compensatoria se incluyera la eliminación de la especie invasora bacaris o chilca (Baccharis halimifolia) y en otro estuario, el de Tina Menor (desembocadura del río Nansa). Por lo tanto, una medida que no compensa ni los hábitats perdidos, ni las especies afectadas y tan siquiera el estuario afectado. Felipe González señala que “de ninguna manera se podría ejecutar esta obra sin compensar la pérdida de hábitat intermareal, que en este caso supone la destrucción total de más del 1% de este hábitat comunitario en toda Cantabria”.

 

Vista panorámica de la marisma. Desde el fondo y los extremos se aprecia cómo se le va comiendo terreno rellenandola con tierra. ©SEO/BirdLife

Incoherencias entre los dichos y los hechos

Finalmente, SEO/BirdLife apunta que se da la circunstancia de que el pasado mes de mayo el Consejo de Gobierno de Cantabria aprobó el protocolo de actuaciones para la gestión de la bahía de Santander, una mesa de participación cuya finalidad es la de colaborar en la gestión integral de este espacio, garantizando los usos actuales y tomando en consideración las dinámicas naturales actuales y el contexto de cambio climático. Asimismo, distintas instituciones, como el Ministerio de Fomento, ya habían manifestado que no existía ninguna intención de recurrir a más rellenos para la ampliación del puerto de Santander.

 

Un paso atrás ante el cambio climático

Para la ONG ambiental resulta una contradicción que en la semana que se da inicio a la Cumbre del Clima en Madrid (COP 25), en Cantabria se esté llevando a cabo la destrucción de tres hectáreas de marismas intermareales para una finalidad coyuntural, sin la tramitación y la evaluación ambiental adecuada, y con unas medidas compensatorias que no compensan el daño infligido. Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife, lamenta que “con la celebración de la Cumbre del Clima en nuetro país y con la Eurocámara declarando la emergencia climática, no podemos tolerar más destrucción de nuestro patrimonio natural. La mejor inversión que puede hacer un país en su territorio para frenar los efectos del cambio climático es dejar de dañar su mayor patrimonio, y ya no hay más oportunidades, es el tiempo de actuar”. Y finaliza recordando que “lo único que pedimos para el futuro es que se escuche a la ciencia, que nos ha demostrado el papel de los humedales en la lucha contra el cambio climático. Nuestra organización es prudente y sensata, únicamente exigimos a las autoridades responsables que apliquen políticas coherentes con lo que nos estamos jugando y eficientes ante la crisis climática.”

Por todo ello, desde SEO/BirdLife se solicita al Ministerio de Fomento la paralización cautelar de los trabajos de relleno de la Marisma de Raos hasta que se determine si el proyecto se ha ejecutado conforme a la legislación vigente en todas sus dimensiones.

 

 

Noticias Relacionadas
X
HAZTE SOCIO
X