Tres razones para conservar la biodiversidad urbana

Biodiversidad urbana, aves y mosquitos, y el papel de los jóvenes en la emergencia ambiental, han protagonizado la cuarta y última jornada del XXIV Congreso Español y VII Ibérico de Ornitología.

Aves y mosquitos: el papel de la biodiversidad en las enfermedades transmitidas por vectores, premio a la mejor Tesis ha sido presentada en el Congreso por su autora Martina Ferraguti, de la Universidad de Extremadura.
La tesis de Martina Ferraguti, apunta que hay asociación entre el índice de urbanización de un espacio y el estado físico general de los gorriones comunes. A más densidad urbanística, peor salud para las #AvesDeBarrio.

La actual crisis de pérdida de biodiversidad exige un nuevo enfoque en la conservación de la naturaleza y la biodiversidad. No basta con construir muros alrededor de lo que se mantiene aún, sino que es necesario conservar en todas partes incluidas las zonas urbanas.

Hay estudios que estiman que el 20% de las aves y el 5% de las plantas vasculares que existen en el mundo están presentes en entornos urbanos. Según Naciones Unidas, cerca de un 70% de la población mundial vivirá en zonas urbanas en 2050; y en España, casi el 80% de la población vive ya en áreas urbanas. Con estas previsiones de incremento de la presión urbana sobre el territorio, está claro que la conservación de la biodiversidad a nivel global pasa necesariamente por trabajar también en los entornos urbanos.

 

El aporte de servicios ecosistémicos, el beneficio para el conjunto del mantenimiento de la  biodiversidad y el instrumento para que los seres humanos conecten con la naturaleza son las principales razones para lograr pueblos y ciudades más sostenibles y saludables para la biodiversidad y también para las personas.

Respecto a los servicios ecosistémicos, “numerosos estudios científicos señalan que un mayor contacto con la biodiversidad contribuye a mejorar la salud física y mental de la población urbana, incluso los escolares mejoran su capacidad de concentración y sus resultados académicos ante la presencia de elementos naturales” ha señalado Beatriz Sánchez, coordinadora del Programa de Conservación de la Biodiversidad Urbana de SEO/BirdLife.

Asimismo, integrar la conservación de la biodiversidad en la planificación y gestión de las ciudades ayuda a retener a una parte de las comunidades biológicas presentes en la zona y a reducir el impacto sobre la biodiversidad de la expansión urbanística. Además, muchas ciudades se localizan en «puntos calientes de biodiversidad». Es el caso, por ejemplo, de Ciudad del Cabo, ubicada en el reino florístico del Cabo donde se localizan hasta 9.700 especies de plan-tas, un 70% de ellas exclusivas de la zona.

 

Al hablar de conexión con la naturaleza, merece destacar que desde el año 2007 más de la mitad de la población mundial vive en ciudades, la ONU estima que en 2050 esa cifra alcanzará el 70%. En el caso de España, casi un 80% de los habitantes se concentran en zonas urbanas, “datos que reflejan que la mayor parte de la población vive en entornos dominados por el asfalto y el hormigón y alejada de la naturaleza, apunta Nacho Fernández Calvo, Técnico de la Delegación de Cantabria de SEO/BirdLife y añade: “Ante este escenario resulta especialmente urgente conservar la biodiversidad allí donde la gente vive y trabaja. Es necesario crear espacios para la biodiversidad en nuestras ciudades que potencien las oportunidades de ‘conocer para conservar”.

 

Aves y mosquitos, mejor tesis

Martina Ferraguti, de la Universidad de Extremadura, ha expuesto los principales resultados de sus investigaciones recientes, premiadas por este Congreso como Mejor Tesis Doctoral del último bienio. El trabajo de Ferraguti ha intentado testar la hipótesis del efecto dilución de la biodiversidad; según esta hipótesis, la biodiversidad podría estar protegiendo la salud humana. Por ejemplo, ha explicado que hay asociación entre el índice de urbanización de un espacio y el estado físico general de los gorriones comunes.

Sin embargo, después de evaluar la densidad de aves y parásitos en diferentes espacios, urbanos o rurales, Ferraguti ha observado que esta hipótesis no siempre sería cierta. No obstante, este hallazgo, según Ferraguti, no niega la relación entre salud humana y biodiversidad, sino que pone en valor enfoques más globales sobre las interrelaciones múltiples entre animales, entorno y personas, y cita concretamente la iniciativa “One Health”, una estrategia mundial de interacción interdisciplinar en el cuidado de la salud de personas, animales y medio ambiente.

 

Los jóvenes como nuevo elemento de la interconectividad

La última jornada del XXIV Congreso Español y VII Ibérico de Ornitología, cuenta con la conferencia de Alejandro Quecedo, presidente de la Junta Juvenil e Infantil de SEO/BirdLife. En el panorama actual, es imperativo introducir nuevos factores interconectados que inclinen la balanza a favor de la biodiversidad y los ecosistemas. Uno de estos factores son los jóvenes, elemento indispensable del cambio y dueños del futuro que hoy estamos labrando.

 

Alejandro Quecedo ha señalado que “vivimos en un mundo interconectado lleno de problemas interconectados. El cambio climático se ve retroalimentado por la deforestación, la desertificación…; y eso retroalimenta otros problemas como la pérdida de biodiversidad, el aumento del nivel del mar o la pobreza. En esta compleja red donde la más mínima variación tiene repercusiones en todos los ámbitos, parece difícil encontrar una solución plausible para solventar la crisis medioambiental en la que vivimos”.

Acto de clausura

Esta tarde, a las 18:30 tendrá lugar en el Palacio de Congresos de Cádiz la ceremonia de clausura con la entrega de los premios al mejor póster, la mejor tesis, los premios FotoAves y el premio Elena Abati; y la lectura de conclusiones.

El XXIV Congreso Español y VII Ibérico de Ornitología está organizado por SEO/BirdLife y SPEA (BirdLife en Portugal) con la colaboración especial del Patronato Provincial de Turismo de la Diputación de Cádiz y del Ayuntamiento de Cádiz. Además, cuenta con el patrocinio de Aguas de Cádiz, Eléctrica de Cádiz, Grupo Tragsa, Fundación Iberdrola España, Grupo Red Eléctrica, Ecoembes, Ferrovial, Microsensory y Sony.

 

Manual 100 medidas para la conservación de la biodiversidad en entornos urbanos

 

Noticias Relacionadas
Aves relacionadas con la noticia
X
HAZTE SOCIO