Recordamos al consejero Olona la obligación de cumplir la ley en la conservación del oso en Aragón

El gobierno de Aragón está obligado por Ley (europea, nacional y autonómica) a conservar la biodiversidad, especialmente la más amenazada, como el oso, perseguido por el hombre hasta casi su desaparición (78 osos matados en el Pirineo 1903-1953). Tras ser catalogado en 1995 como especie en peligro de extinción, los diferentes ejecutivos aragoneses deberían haber aprobado hace más de una década un Plan de Recuperación de la especie, con medidas y acciones para su protección y coexistencia con la ganadería extensiva. Si se hubiera cumplido lo estipulado por la Ley, la mayoría de los problemas actuales ya estarían solucionados.

El gobierno aragonés en 1993 aceptó y se comprometió con Navarra, Cataluña y Francia a recuperar y reintroducir el oso en los Pirineos, con fondos europeos LIFE (programa de conservación de vertebrados amenazados en los Pirineos). En fechas más recientes el ejecutivo y de manera voluntaria respaldó ese compromiso con una carta de apoyo al proyecto Piros Life iniciado en 2014 y cuya primera acción reseñada era la introducción de un nuevo ejemplar para la mejora genética de la población osera existente. Por último en 2018 la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad, aprueba el protocolo de intervención con osos en los Pirineos, elaborado por el Grupo de Trabajo del oso en los Pirineos (formado por técnicos del Ministerio de Transición Ecológica y los Gobiernos de Cataluña, Aragón y Navarra). Por ello desde las organizaciones ecologistas no consideramos aceptable, ni la actitud, ni los mensajes confusos, que el Consejero Olona ha transmitido a la sociedad aragonesa y en particular a los ganaderos.

En la actualidad, la población de osos en el Pirineo (España-Francia) está formada principalmente por ejemplares procedentes del reforzamiento, estimándose más de 40 individuos. En este proceso de recuperación Francia, Cataluña y Navarra han ido realizando sus deberes, adoptando las directrices marcadas por la UE para arbitrar medidas de compatibilidad de existencia de grandes carnívoros con los usos tradicionales en el territorio, recibiendo de esta manera fondos LIFE de financiación europea, a los cuales se ha negado a participar el Gobierno de Aragón. La Generalitat de Cataluña trabaja para reducir el nivel de conflicto relacionado con el oso implementando medidas de prevención y aplicando un protocolo de indemnizaciones por daños producidos (https://piroslife.cat/es/).

 

La problemática suscitada por el oso “Goiat” ha puesto de manifiesto la reiterada incapacidad del Consejero Olona para prevenir y gestionar adecuadamente los diferentes problemas de conservación de la biodiversidad, eludiendo sus responsabilidades y trasladando los problemas a los demás (franceses, catalanes, ganaderos y ecologistas). Desde las ONG hemos realizado diferentes propuestas para el mantenimiento de la ganadería extensiva en compatibilidad con la presencia de oso y lobo, susceptibles de recibir financiación de la UE: fomento de agrupación y vigilancia de rebaños (perros de trabajo), ayuda a la contratación de pastores, mejora de las instalaciones en puertos de verano (mangas, bebederos, techados, cabañas), indemnizaciones justas y rápidas, formación (asesoramiento e información), aumento en la inversión, investigación e innovación de medidas de manejo y reducción de daños y ayudas a la ganadería extensiva por el pago de servicios ambientales (explorando instrumentos de financiación europea e incentivos o exenciones fiscales). Los incumplimientos legales de la Consejería son los que generan los problemas actuales y sus nefastas reacciones, cuando se ven desbordados por la realidad, agravan sus consecuencias.

El obierno de Aragón debería disponer de la información sobre la presencia y desplazamientos de los osos en el Pirineo, tal y como se acordó en la reunión entre España y Francia celebrada en mayo en Madrid, con el objeto de poner en marcha medidas que permitieran reducir las posibles afecciones a la ganadería extensiva. Precisamente por eso se marcó con un GPS a “Goiat” en mayo 2019, para activar los protocolos de prevención y ayuda a los ganaderos. La presencia del oso en Aragón va a aumentar en las siguientes décadas y es imprescindible que la administración ayude al sector ganadero a adaptarse a esta nueva circunstancia sin que sean los paganos de esta situación.

Desde las organizaciones ecologistas hacemos un llamamiento a la cooperación entre todos los implicados en la búsqueda de soluciones, diálogo y transparencia, con el fin de debatir las medidas de prevención e indemnización más adecuadas para el sector ganadero.La alarma suscitada entre los visitantes y turistas por el oso “Goiat”, solo requiere la aplicación de los protocolos de prevención que se aplican en otras regiones y no entrañan ningún riesgo para las personas. La noticia ha generado una infundada inquietud en el sector turístico, un motor económicode Sobrarbe y clave para reducir la despoblación del medio rural.

Todas las medidas señaladas y las que se puedan aportar en el proceso de participación para elaborar la norma legal, deberían estar incluidas en el Plan de Recuperación del oso en Aragón que el Gobierno de Aragón debería haber aprobado, publicado, desarrollado y financiado, hace ya demasiados años.

Grupos ecologistas firmantes del comunicado:

SEO/BirdLife.

Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ).

Amigos de la Tierra.

Fondo Natural.

Ecologistas en Acción

ANSAR

WWF-España

Noticias Relacionadas

Who makes the best rolex replica You'll find out about it on our website - perfectrolex.io, best 2020 replica website

X
HAZTE SOCIO