200 medidas para frenar la pérdida de biodiversidad

Para la ONG es prioritario que tanto el Gobierno nacional como los regionales pongan en marcha estas ‘200 medidas para frenar la pérdida de biodiversidad en España’ con el objeto de cumplir sus obligaciones internacionales.

El documento recoge medidas para el Gobierno de España y para cada una de las 17 comunidades y dos ciudades autónomas.

Las especies no pueden esperar más para frenar su declive poblacional como ya ha anunciado Naciones Unidas en su último informe de la IPBES. La pérdida de biodiversidad es una emergencia a la que se debe responder cumpliendo la legislación y los compromisos internacionales.

 

Ante la grave crisis climática y de pérdida de biodiversidad, y a un año de la celebración de la decisiva COP 15 del Convenio de Biodiversidad que va a tener lugar en Beijing, SEO/BirdLife solicita que cada una de las administraciones españolas diseñen hojas de ruta que permitan cumplir con la legislación y atajar la pérdida de biodiversidad e incluyan en ellas estas medidas.

Gracias a los Programas de Seguimiento de Avifauna y el trabajo continuo de SEO/BirdLife en defensa de la biodiversidad se conocen las tendencias de las especies de aves y las necesidades que existen para su conservación. La ONG ha hecho un estudio de las insuficiencias que existen en el territorio para la conservación de la naturaleza, la mayoría de ellas, obligaciones legales cuyo cumplimiento efectivo recae en las administraciones competentes.

“Nos encontramos ante la mayor crisis ambiental y climática a la que se ha enfrentado el ser humano como ha certificado Naciones Unidas en su último informe de la Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos, recuerda Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife. “Para salir de la crisis en la que está sumida la biodiversidad es necesario llevar a cabo acciones decididas por parte de todos los poderes públicos, y es necesario que se desarrollen con urgencia”, añade Ruiz.

Juan Carlos Atienza, responsable de Gobernanza de SEO/BirdLife considera que “en la actualidad sabemos con certeza que estamos perdiendo biodiversidad como nunca antes ha ocurrido en los últimos 10 millones años, además sabemos que somos los seres humanos los causantes de esta situación y cuáles de nuestras políticas lo producen. Y, aunque contamos con la legislación suficiente para frenar esta pérdida de biodiversidad, no lo estamos haciendo. Se trata por lo tanto de una ausencia de voluntad política”.
Los programas de ciencia ciudadana coordinados por SEO/BirdLife demuestran que no solo cada vez tenemos un mayor número de especies amenazadas, sino que especies que hasta ahora han sido muy comunes cada vez lo son menos. Valga de ejemplo los 600.000 gorriones y golondrinas menos que tenemos cada año en España. A nivel mundial se considera que la abundancia de las especies en la mayoría de los hábitats terrestres ha disminuido un 20% desde 1900 y la tasa de extinción es entre decenas y centenares de veces más alta que el promedio experimentado en los últimos 10 millones de años.

Entre otras cuestiones, es necesario actualizar y mejorar la información disponible sobre las distintas especies, así como revisar la normativa en materia de protección de la naturaleza y avanzar en su implementación. Muchos planes de conservación de especies amenazadas no se han elaborado o están desfasados y es fundamental planificar responsablemente el desarrollo de sectores como la agricultura y la energía renovable.

“No es posible que haya aún leyes de protección anteriores a la ley estatal o que no se ajustan a la normativa europea, ni seguir completando los informes del estado de la biodiversidad con grandes lagunas de información”, afirma Ana Carricondo, coordinadora de programas de conservación de SEO/BirdLife. “En cuanto a especies en un estado más preocupante, las aves ligadas a medios agrarios o agroesteparios presentan los mayores declives, y es fundamental que se tengan en cuenta en la planificación de la política agraria y energética, buscando la compatibilidad entre objetivos económicos, climáticos y de biodiversidad”, insiste.

Medidas comunes

El documento recoge medidas para el Gobierno de España y para cada una de las 17 comunidades autónomas. Algunas son comunes a varias comunidades autónomas y la Administración General del Estado, y se pueden sintetizar en las siguientes:

  1. Establecer mecanismos de gobernanza ambiental que aseguren una acción conjunta dentro de los gobiernos estatales y autonómicos para detener la pérdida de diversidad biológica atendiendo a la misma como una crisis nacional y regional.
  2. Aprobar los planes sectoriales contemplados en la Ley 42/2007 para asegurar la integración de la conservación de la biodiversidad en aquellas políticas con mayor impacto como la agraria, la forestal y la energética, y en el desarrollo planificado de estos sectores.
  3. Evaluar el Plan Estratégico del Patrimonio Natural y la Biodiversidad 2011-2017, y aprobar uno nuevo así como los correspondientes planes regionales y sectoriales.
  4. Actualizar el conocimiento del estado de las especies y en consecuencia los catálogos de especies amenazadas de acuerdo con los criterios de la UICN.
  5. Aprobar los planes de recuperación y conservación de especies amenazadas y de control y gestión de las especies exóticas invasoras.
  6. Completar y desarrollar los instrumentos de gestión de los espacios de la Red Natura 2000 e incorporar las obligaciones de conservación que dependen del agua en los planes hidrológicos de cuenca.
  7. Completar la red de Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) con base en el inventario de Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad.
  8. No autorizar aquellos proyectos que presentan un gran impacto ambiental.
  9. Identificar y eliminar los incentivos perjudiciales para la biodiversidad.
  10. Asegurar y promover el desarrollo sostenible en las áreas protegidas.

 

SEO/BirdLife propone crear un Consejo de Seguridad Ambiental que analice y tome medidas ante la crisis climática y de biodiversidad así como una Conferencia de Presidentes anual para abordar estos dos temas. Asunción Ruiz, considera que “la situación en la que se encuentra la naturaleza española justifica que las administraciones la contemplen, junto al cambio climático, como una situación de emergencia. Ya no vale solo con hacer un plan cuando sepamos que una especie esté amenazada, se requiere alinear todas las políticas del Estado para no destruir nuestro verdadero patrimonio, el patrimonio natural. Estamos hablando de la riqueza futura del planeta y de la humanidad, si no cambiamos el modelo de producción y consumo nuestros hijos y nuestros nietos vivirán en un país y en un planeta mucho más pobre”.

 

Documento 200 medidas para frenar la pérdida de biodiversidad en España
Último boletín Programas de Seguimiento de Avifauna y Grupos de Trabajo de SEO/BirdLife

 

 

Noticias Relacionadas
fake rolex watches replica watches
X
HAZTE SOCIO