Los aguiluchos cenizos ya están en plena migración desde África

Marcados con GPS por SEO/BirdLife la primavera pasada, los aguiluchos cenizos están en plena migración de vuelta a sus zonas de cría en España.

Las aves se marcaron dentro del programa Migra de SEO/BirdLife, desarrollado con la colaboración de la Fundación Iberdrola España desde 2011,con el objetivo de conocer sus rutas migratorias para poder conservar la especie eficazmente. El largo periplo de esta especie se inicia en el Sahel africano, atraviesa el desierto del Sahara para cruzar después por el estrecho de Gibraltar o el mar de Alborán y llegar a España.

Aguilucho cenizo marcado con un dispositivo GPS. ©SEO/BirdLife

 

El aguilucho cenizo es una especie migratoria transahariana, cuyas poblaciones ibéricas invernan en África occidental y que está catalogada como “vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. Por ello, conocer dónde se encuentran en cada momento del año es fundamental para poder conservar la especie en el futuro. La mayor parte de las parejas de aguilucho cenizo en España se localizan en zonas de cultivo de cereal, aunque también habitan en marismas mareales y en zonas de matorral. Gracias al marcaje de estas aves se están describiendo con todo detalle dónde se encuentran el resto del año, cuando no están criando en España.

En la primavera de 2018, SEO/BirdLife marcó diez ejemplares adultos en Andalucía, Castilla y León, Cataluña y Galicia, con emisores GPS-GSM, que proporcionan la posición del ave cada 5 minutos y la envían empleando el sistema de telefonía móvil (GSM).

Los aguiluchos cenizos pasaron el invierno en el Sahel africano, concretamente en Senegal, Gambia, sur de Mauritania y Malí, a más de 3.000 km de sus zonas de cría en España. Dado que los dispositivos GPS que portan envían la información como si de un móvil se tratase (GSM), algunas de las aves dejaron de dar señales durante un tiempo, mientras se encontraban en zonas de sabana o del desierto sin cobertura de de móvil.


¿Dónde están ahora?
Al igual que durante la migración postnupcial, cuando las aves nos mostraron algunas de las proezas que realizan en migración —un aguilucho de Pontevedra cruzó el océano Atlántico con un vuelo sin parada sobre el mar de cerca de 300 kilómetros o uno de Jaén que cruzó 1.500 km de desierto en cuatro días—, el viaje primaveral también está lleno de expectación.

 

Los aguiluchos cenizos dejaron sus zonas de invernada en el Sahel entre los días 10 y 21 de marzo, y atravesaron el desierto en un rápido recorrido de entre 4 y 11 días, para abandonar las hostiles arenas del desierto lo antes posible.

 

En estos días se encuentran llegando ya al norte de África. En los próximos días, cuando las condiciones meteorológicas lo permitan, cruzarán hasta el continente europeo para llegar hasta sus nidos una nueva temporada de cría. Algunas aves aprovecharán el estrecho de Gibraltar para cruzar, pero dado que el aguilucho cenizo no es un ave eminentemente planeadora, algunos individuos atraviesan hasta Europa sobrevolando el mar de Alborán y volando sobre el agua decenas de kilómetros.

Con las más de 250.000 localizaciones obtenidas de estas aves viajeras se podrán conocer, por ejemplo, cuales son las zonas y hábitats más importantes para la especie en sus rutas migratorias y zona de invernada. Con esta información, podremos establecer en el futuro si parte de sus problemas de conservación que están produciendo su declive poblacional se encuentra en estas zonas para intentar solucionarlas.

 

El aguilucho cenizo
El aguilucho cenizo es una de las muchas especies que sufren un evidente declive, con un descenso poblacional del 20% en tan sólo una década. Esta primavera se continuará con el marcaje de más ejemplares de aguilucho por toda la geografía española. Además SEO/BirdLife ha puesto en marcha el pasado año la campaña“Salvemos los aguiluchos” sobre el seguimiento y salvamento de nidadas de aguilucho cenizo de cara a esta primavera-verano con la colaboración de varios grupos locales por toda España.

 

Programa Migra
El programa Migra, puesto en marcha en 2011 por SEO/BirdLife con la colaboración de la Fundación Iberdrola España, incorpora las últimas tecnologías en sistemas de geolocalización y seguimiento remoto para conocer con mayor detalle los movimientos de las aves dentro y fuera de nuestro país. Gracias a esta iniciativa se pueden conocer las fechas de inicio y fin de sus migraciones, los lugares de parada y puntos de alimentación, el tiempo que tardan en realizar esos viajes, si se repiten en la migración primaveral y otoñal, las principales áreas de invernada y dispersión, o si las rutas son iguales año tras año. La Fundación Iberdrola España colabora con este programa en el marco de su actividad en apoyo de la biodiversidad, una de sus principales áreas de actuación.

 

Actualmente el programa Migra cuenta con 930 aves marcadas, de 32 especies distintas, de las que han proporcionado información de utilidad 509 aves, de 31 especies. Este programa cuenta con más de 300 colaboradores y 50 entidades colaboradoras en España y en el extranjero.

 

Noticias Relacionadas
X
HAZTE SOCIO