Salimos al campo a contar las aves esteparias

En colaboración con las comunidades autónomas SEO/BirdLife promueve un nuevo censo de aves esteparias.

Los censos de avutarda común, ganga ortega y ganga ibérica, que se realizarán de marzo a mayo, complementan los de especies de ambientes esteparios como el sisón, el aguilucho pálido o el cernícalo primilla realizados las últimas primaveras. La intensificación agraria es una de las principales amenazas que sufren las aves esteparias.

Conocer el número de ejemplares de avutardas y gangas es fundamental para iniciar acciones de conservación ya que son especies que dependen en gran medida del estado de conservación de las zonas agrícolas y servirán de indicadores de la gestión de este ambiente. La intensificación agraria es una de las principales amenazas que sufren las aves esteparias. SEO/BirdLife realizará este año numerosos censos para conocer el estado de diferentes especies.

 

Avutardas en fincas de alfalfa. Villafáfila. Zamora. ©Jose_Antonio_Martinez

Censo de avutarda común
La avutarda es la más voluminosa de las especies de la avifauna ibérica y una de las aves voladoras más pesadas que se conocen. Se trata de un habitante característico de las extensas llanuras cerealistas en las que todavía se practica una agricultura tradicional escasamente intensificada. Los grandes machos se reúnen en unas áreas muy concretas del territorio para desarrollar sus espectaculares paradas nupciales —las “ruedas”—, durante las cuales realizan un aparatoso cortejo para atraer a las hembras. España alberga la mitad de la población mundial.

Durante la primavera de 2019 tendrá lugar el Censo Nacional de avutarda común.  Entre el 1 y el 20 de marzo serán las fechas preferentes en la mitad sur peninsular y del 15 de marzo al 5 de abril en la mitad norte peninsular.

 

Censo de gangas
Las gangas son aves propias de desiertos y estepas de África y Asia que están representadas en la península Ibérica por dos especies, las cuales aprovechan medios agrícolas de secano tradicionales. El objetivo de este censo es cuantificar la población de ganga ortega y ganga ibérica en época reproductora replicando el censo realizado a escala estatal en 2005 de estas especies y conocer el detalle de su situación actual y cómo están evolucionando sus efectivos.

Tanto la ganga ortega como la ganga ibérica son especies propias de zonas llanas y abiertas, dedicadas por lo general al pastoreo extensivo y a la agricultura de secano. Tienden a estar presentes en época reproductora (censo actual) en áreas de pastizal, espartal, matorral bajo u otra vegetación natural baja con poca cobertura, sustratos agrícolas (barbechos, rastrojos, etc) y a veces en viñedos tradicionales, olivares u otros leñosos abiertos con escasa vegetación herbácea.

 

 

El censo se desarrollará del 1 de abril hasta 15 mayo en valle del Ebro (Aragón y Cataluña), Andalucía, Castilla-la Mancha, Madrid y Extremadura. Del 15 abril al 30 mayo tendrá lugar en en Guadalajara, Teruel, Soria, Burgos, Navarra y en zonas de más 1.000 m o más norteñas; y del 15 febrero al 15 de marzo en Canarias.

La intensificación agraria principal amenaza de las aves esteparias

El declive de las aves esteparias es consecuencia de la transformación de pastizales y cultivos herbáceos de secano extensivos en sistemas agrarios intensivos, proceso que ha tenido lugar en Europa occidental desde mediados del siglo XX y que continúa en las primeras décadas del siglo XXI.

Determinadas prácticas de la agricultura intensiva han traído consigo una gran pérdida de hábitat, tanto en cantidad (desaparición de herbazales naturales, transformación a regadío, o sustitución de cultivos cerealistas por leñosos), como en calidad (homogenización de la cobertura vegetal, eliminación de plantas y artrópodos por la aplicación de pesticidas), lo que ha afectado muy negativamente a la especie.

La reducción del alimento, en especial de los artrópodos, parece haber impactado muy negativamente en la supervivencia de los ejemplares más jóvenes de sisón, por ejemplo. Algunas prácticas agrícolas intensivas han reducido el hábitat para la nidificación de especies como el sisón y el aguilucho cenizo.

Estos datos corroboran que la actual Política Agrícola Comunitaria (PAC) no solo no está contribuyendo a la mejora de las poblaciones de aves, sino que la avifauna y la fauna en general cada vez es menor en los denominados agrosistemas por determinadas prácticas agrícolas.

Noticias Relacionadas
Aves relacionadas con la noticia
X
HAZTE SOCIO