Un año más, el ave más longeva del mundo vuelve al nido

Se llama Wisdom y es una preciosa hembra de albatros de Laysan —Phoebastria immutabilis—. Cada año tiene en vilo a miles de amantes de las aves que esperan noticias de la Oficina de Pesca y Vida Salvaje de las Islas del Pacífico. La razón es que, según los registros disponibles, Wisdom es el ave salvaje más longeva que se conoce: tiene al menos 68 años. Cada año retorna a su nido del atolón de las islas Midway para poner un huevo. ¡Y este año lo ha vuelto a hacer! El servicio medioambiental de las islas acaba de informar de que Wisdom ha vuelto un año más. Y ha puesto un huevo.

Hace unas horas saltaba la noticia: Wisdom is back! Un año más, esta albatros ha recuperado su lugar de anidamiento: al parecer, llegó al atolón de Midway el 29 de noviembre y ya ha puesto su huevo anual. Desde este momento, sus miles de fans planetarios estaremos atentos a la evolución de esta perla para ver si en los primeros meses de 2019 el huevo eclosiona y Wisdom y su pareja Akeakamai, quienes se irán turnando para incubar el huevo, sacan adelante un nuevo pollo; hasta ahora, Wisdom ha criado 36 polluelos. 

Los albatros y otras aves marinas regresan al mismo lugar cada año para criar. Wisdom ha estado utilizando el mismo punto de anidación en Midway desde al menos 1956, cuando fue anillada por primera vez, siendo ya adulta. Los albatros ponen un solo huevo que incuban a lo largo de 130 días. Después de que los pollitos salgan del cascarón, aún pasarán otros cinco meses hasta que estos salga del nido.

Si bien el albatros de Laysan se encuentran en una buena fase de recuperación, el éxito de Wisdom representa cada año un rayo de ilusión y esperanza en un momento en el que las aves marinas muestran un serio declive (un 70% desde la década de los años 50). Se trata del grupo de aves más amenazado del mundo.

Entre el gran número de amenazas que sufren, se encuentra la sobrepesca, el cambio climático (que afecta a la temperatura del agua y a las corrientes marinas), el desarrollo del litoral que pone en peligro las colonias de cría, e incluso la recolección de huevos y pollos para consumo.

Noticias Relacionadas
X