Cerca de 2 millones de aves migratorias cruzaron los Pirineos en los últimos 3 años

El proyecto Lindus2 ha concluido y gracias a él conoceremos más sobre el comportamiento de las aves migratorias y cómo las afecta el cambio climático.

El pueblo navarro de  Auritz/Burguete acogía a finales de  noviembre la jornada final del proyecto de cooperación transfronteriza Lindus2. Durante la jornada de clausura se hizo balance del trabajo realizado durante los últimos tres años que ha durado el proyecto y se abordó la cuestión del comportamiento de las aves migratorias en relación al cambio climático. El proyecto, centrado en el estudio de la migración postnupcial de aves a través del Pirineo occidental  ha tenido como socios s a (SEO/BirdLife), a la Ligue pour la Protection des Oiseaux (LPO-Aquitaine) , al Gobierno de Navarra a través de la empresa pública GAN-NIK y al Ayuntamiento de Auritz/Burguete.

 

Observadores de aves en el Pirineo. Proyecto Lindus2 ©SEO_BirdLife

 Durante los años 2016, 17 y 18, cerca de 2 millones de aves migratorias han sido registradas y monitorizadas a través del proyecto en el collado de Organbidexka (Nueva Aquitania), el monte Lindus (Navarra) y los puertos de Somport y Portalet (Huesca). Tal y como refleja este y otros estudios, el comportamiento de las aves está variando en respuesta al cambio climático y a los cambios en los hábitats de reproducción e invernada. Según explicó la bióloga Ana Bermejo de SEO/BirdLife en su ponencia “La migración y el cambio climático”, una especie como el aguilucho lagunero  ha adelantado una media de 10 días su paso migratorio. Las cigüeñas y otras especies tradicionalmente transaharianas han comenzado a invernar en la península ibérica en lugar de volar hasta África.

 

Otras especies, como el porrón común o el silbón europeo  ya no cruzan anualmente el Pirineo, sino que pasan sus inviernos más al norte. En la zona de los Pirineos atlánticos, se ha constatado que el aumento del viento sur ha desplazado los corredores de migración de las palomas hacia el oeste, de forma que ha descendido el paso en Organbidexka, mientras que ha aumentado en Lindus y otros collados más occidentales, según explicó Jean Paul Urcun de la LPO.

Sensibilización, educación ambiental y ecoturismo

Además de la observación de aves, el proyecto Lindus 2 ha desarrollado entre 2016 y 2018 diversos programas de sensibilización, educación ambiental y voluntariado. En el campo de la educación ambiental, SEO/BirdLife ha realizado con los escolares de las comarcas de la Jacetania y del Alto Gállego (Huesca) el programa “Acércate a tu Red Natura” para  explicar la importancia de los puertos de alta montaña en el paso migratorio de las aves, a través de visitas de campo y actividades en los colegios.  En el área del voluntariado, más de 400 personas han colaborado en las labores de conteo de aves y sensibilización sobre el terreno. En suma, un trabajo intenso, ejemplo de buenas prácticas POCTEFA (Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España Francia Andorra), según señaló Cristina Igoa, responsable de comunicación de este programa europeo presente en la jornada.

 Campaña de observación 2018

Durante la tercera y última campaña de observación del proyecto Lindus 2, concluida a mediados de noviembre, se han registrado 482.065 aves, una cifra inferior a la del año pasado, en el que fueron 659.113 las aves avistadas. Las monitorizaciones arrancaron el 13 de julio –en los puertos de Somport y Portalet– y el 15 de julio –en el monte Lindus (Navarra) y en el collado de Organbidexka–, y finalizaron el 31 de octubre, en el caso de los puntos de observación aragoneses, y el 15 de noviembre en Lindus y Organbidexka.

 

Volunarios del Proyecto Lindus-2 en el Pirineo durante el seguimiento de la migración de aves. ©SEO/BirdLife

 

A pesar de que las condiciones meteorológicas no fueron del todo favorables para su paso, el milano negro  fue el protagonista de la migración en julio. Durante ese mes se pudieron observar también, en menor número, especies de gran interés como las cigüeñas blanca y negra, cuyo paso registrado ha aumentado en las últimas décadas, el cormorán grande, el águila pescadora  o la culebrera europea.

 

En agosto, continuó el paso de milano negro, cigüeña blanca y negra y de un gran número de abejeros europeos y vencejos comunes. Asimismo, se observaron culebreras europeas, busardos ratoneros, águilas pescadoras y ejemplares de halcón Eleonora o gavilán común, entre otras especies.

 

En septiembre fue especialmente intenso y diverso el paso migratorio, con dos especies destacadas en número sobre las demás: el abejero europeo y la golondrina común (. También se vieron milanos reales, cigüeñas, cormoranes grandes, aguiluchos laguneros  y aviones comunes, una especie cuya población está disminuyendo en toda Europa.

 

En la recta final de la temporada, los meses de octubre regalaron todavía grandes espectáculos en el cielo, con el paso de cerca de 200.000 palomas entre Lindus, Trona y Organbidexka, y de grandes bandos de grullas que en el conjunto de los cinco puntos de observación sumaron 74.798 individuos esta temporada.

 

Proyecto POCTEFA

El proyecto Lindus 2 ha sido cofinanciado al 65% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Interreg V-A España-Francia-Andorra (POCTEFA 2014-2020). El objetivo del POCTEFA es reforzar la integración económica y social de la zona fronteriza España-Francia-Andorra. Su ayuda se concentra en el desarrollo de actividades económicas, sociales y medioambientales transfronterizas a través de estrategias conjuntas a favor del desarrollo territorial sostenible.

 

 

Noticias Relacionadas
Aves relacionadas con la noticia
X