El ibis eremita, especie bandera en la consolidación de GREPOM

El socio de BirdLife en Marruecos, GREPOM, cumple 25 años.

Desde los años 90, BirdLife International ha trabajado en Marruecos a través de un programa-país tutelado por SEO/BirdLife, conscientes del grave estado de conservación del ibis eremita.
 El Grupo de Investigación para la Protección de las Aves en Marruecos (GREPOM) celebra su 25 aniversario en el Instituto Científico de Rabat, con exposición de las historias de éxito que ha protagonizado en los últimos años.

Rabat acoge hoy el 25 aniversario del socio de BirdLife en este país. El Grupo de Investigación para la Protección de las Aves en Marruecos, GREPOM, celebra su trayectoria acompañado de Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife y de Patricia Zurita, directora ejecutiva de BirdLife International, así como de otras instituciones y de las autoridades civiles marroquíes, como el Alto Comisionado de Aguas y Bosques y de Lucha Contra la Desertificación, la mayor autoridad en conservación de la naturaleza del país.

En la última década del siglo pasado BirdLife International, consciente del grave estado de conservación del ibis eremita,  llegaba a Marruecos con la intención de colaborar con las autoridades para la salvación de esta especie. El recién creado Parque Nacional de Souss-Massa, último baluarte de la especie, fue el escenario principal de estas acciones.

Para avanzar en la conservación de las aves de este país y poder conseguir la conservación del ibis eremita fue necesario desarrollar un socio en el país que se ocupara de representar a la federación global de conservación de la naturaleza. Para ello, se decidió que el socio más adecuado para tutelar esta labor era SEO/BirdLife, por compartir las mismas vías migratorias, así como por razones estratégicas. Se inició así  el Programa País para Marruecos y se empezó a trabajar con ONG y autoridades a nivel central, pero también apoyando diversas iniciativas en diversos puntos de la geografía magrebí.

De forma casi simultánea y paralela a las actividades de BirdLife en Marruecos, un grupo de investigadores centrados particularmente en torno al Instituto Científico de Rabat crearon una sociedad con un perfil eminentemente estudioso de las aves. Así, en 1993 nació el Grupo de Investigación para la Protección de las Aves en Marruecos (GREPOM).

Desde el principio, SEO/BirdLife contó con personal marroquí en su plantilla, pero no era suficiente. Así, tras un periodo de selección, con el apoyo de otros miembros de BirdLife en el Mundo, muy en particular el socio en Túnez, la AAO (Asociación de Amigos de las Aves), VBN en los Países Bajos y la RSPB en el Reino Unido, y tras comprobar el interés de GREPOM de continuar evolucionando como miembro de la Sociedad Civil, se inició un proceso de tutelaje y apoyo constante por parte de BirdLife, y muy en particular SEO/BirdLife, que ha culminado en este 2018 con la plena adhesión de GREPOM a BirdLife como representante de Marruecos.

Para Asunción Ruíz “El papel de BirdLife en Marruecos tiene un gran paralelismo con la evolución del ibis eremita. Cuando SEO/BirdLife llegó a Marruecos, apenas había 60 parejas, mientras que la población actual prácticamente se ha triplicado. Hoy GREPOM es un miembro pleno y una ONG creciente en Marruecos. Estamos orgullosos de ser parte de ello. Es para mí una satisfacción, en nombre de SEO/BirdLife, dar la bienvenida a GREPOM a la familia BirdLife”.

GREPOM  tiene como objetivo la conservación de las aves y sus hábitats en Marruecos y es la organización de referencia en esos aspectos a nivel nacional. Sus pilares se sustentan en la mejora de los conocimientos, la educación y la sensibilización ambiental, la evaluación del impacto ambiental y el desarrollo socioeconómico.

 

 

 

Noticias Relacionadas
Aves relacionadas con la noticia
X