La visión del martín pescador

Martín pescador © WildLight Cantabria

Aunque la visión binocular (área en que se solapa el campo de visión de ambos ojos) es necesaria para calcular con exactitud las distancias y localizaciones de las presas, en ocasiones ese área en el que se solapa el campo de visión de ambos ojos puede ser muy pequeña.

A pesar de eso, muchas aves tienen la capacidad de alcanzar un campo de visión extremadamente amplio, incluso superior a los 300 grados, aunque la gran mayoría de ese campo de visión sea monocular.
En las condiciones adecuadas algunas especies, como este martín pescador (que además cuenta con dos fóveas en la retina con las que adapta su visión fuera y dentro del agua según las necesidades de nitidez y cálculo de distancias), pueden detectar movimientos detrás de sí mismos sin necesidad de girar el cuello. Quizás no sea la mejor foto de la especie, pero es perfecta para explicar lo asombroso que es este animal, cuyos ojos se ven perfectamente a pesar de estar completamente de espaldas.
Esta fotografía pertenece al proyecto WildLight Cantabria: un proyecto que pretende crear imágenes únicas e inspiradoras, que despierten la admiración hacia la naturaleza de Cantabria por el simple hecho de su propio atractivo visual y promuevan la conservación de la vida salvaje de Cantabria.
Visita su página o sus redes sociales: Facebook, Twitter o IG
Noticias Relacionadas
X