Un lugar especial para Joe en el paraíso de los ornitólogos

Joe Sultana falleció ayer día 11 de septiembre.

Joe no era sólo un querido amigo, también era un gran ornitólogo y conservacionista, alma durante años de BirdLife Malta, como secretario general y como presidente, representó a su país en el Steering Committee on Conservation and Management of the Environment and Natural Habitats entre 1982 y 1984. También ejerció como presidente del consejo de BirdLife Internacional y de naturota del Consejo de Europa.

Recibió diversos premios y reconocimientos como el Gouden Lepelaar de Vogelbescherming (BirdLife Holanda) (1993), la medalla de honor de la RSPB (1996), y fue miembro de honor de la British Ornithologists Union (1999) y de BirdLife International (1999) por sus destacados servicios a la ornitología y la conservación. Además de estos, fue galardonado con premios literarios como autor de numerosas publicaciones, entre ellas la Nueva Guía de las Aves de Malta.

También aportó su gran conocimiento y experiencia como miembro de Medmaravis, organización para la conservación de las aves marinas del Mediterráneo. Nunca faltó su consejo y su presencia en ninguno de los simposios que fuimos organizando a lo largo de los años.

En lo personal no puedo dejar de recordar las muchas horas que pasamos juntos. En congresos de aves marinas o del antiguo ICBP, hoy BirdLife. Guardo una imagen de su expresión feliz, ambos agarrados a la borda de una patrullera de la armada tunecina saltando sobre un mar embravecido, acercándonos a la isla de Zembra en busca de las colonias de sus queridas pardelas cenicientas. No me cabe duda de que debe existir un lugar especial para Joe en el paraíso de los ornitólogos.

Juan Varela, Vicepresidente I de SEO/BirdLife.

Noticias Relacionadas
X