Un vencejo muy longevo

La oficina de anillamiento recibe la recuperación de un vencejo común anillado con 12 años

Estos días surcan nuestros cielos los vencejos comunes (Apus apus), aves extraordinarias que viven la mayor parte de su vida sin posarse: se alimentan, duermen, se reproducen en el aire y sólo se posan para poner e incubar los huevos.

Cada año millones de aves  vuelven a Europa a criar desde sus zonas de invernada en África, y cada año parece que sus poblaciones están disminuyendo, por ejemplo,  las poblaciones británicas han disminuido sus efectivos en un 51% en el periodo 2005-2015 (fuente BTO), entre las causas está la falta de lugares de nidificación al estar cambiando los modelos de edificios que se construyen, sin oquedades para que puedan ser utilizadas como lugares de cría.

El vencejo común es una especie raramente capturada y marcada por los anilladores, ya que en la mayoría de los casos vuelan a gran altura, y solo para estudios específicos se han hecho esfuerzos para su captura y marcaje, con anillas de metal y también con dispositivos como los geolocalizadores (ver resultados en el programa Migra SEO/BirdLife). La mayoría de los vencejos se anillan en los centros de recuperación donde entran por cientos durante el verano, especialmente los volantones que en ocasiones se “tiran” de sus nidos antes de estar lo suficientemente fuertes para volar.

 

Javier de la Puente y Emilio Escudero del Área de Ciencia Ciudadana, marcando un vencejo común para el Programa Migra

 

En España hay apenas cerca de 450 recuperaciones de vencejos anillados de los más de 15.000 anillados en la historia. Por tanto que nos lleguen recuperaciones de vencejos no es muy habitual en la oficina de anillamiento, por ello nos ha llamado la atención (entre las decenas de recuperaciones que recibimos cada semana) la recuperación (lamentablemente muerto) de un vencejo que fue anillado como pollo en nido en el año 2002 en Pedro Muñoz (Ciudad Real) y ha sido recuperado muerto en Quintanar de la Orden, el pasado 15 de junio. Doce años que suponen una de las recuperaciones más longevas, aunque la distancia entre los dos puntos sea apenas de 22 km, se puede estimar que en estos 12 años ha recorrido más de 144.000 km aproximadamente, si tenemos en cuenta que es un ave que no se posa nunca, vive en el aire (excepto en la época de cría).

El anillamiento científico de aves silvestres es la única herramienta actualmente que nos permite conocer la longevidad de las aves, por eso todas las recuperaciones son importaciones. Puedes colaborar con la oficina de anillamiento de SEO/BirdLife si alguna vez encuentras un ave anillada a través de nuestra web www.anillamientoseo.org.

¿Quieres ver la reproducción de un vencejo? Tenemos una webcam para que veas un vencejo, es vencejo pálido pero es muy parecido al común:

Noticias Relacionadas
Aves relacionadas con la noticia
X
HAZTE SOCIO