Preocupación por la precaria situación del cuerpo de agentes del medio rural de Extremadura

El problema se trató, a petición de las ONG ambientales, en el Consejo Asesor de Medio Ambiente de Extremadura

 

La mejora de la situación de los agentes forestales o de medio natural de Extremadura es una reivindicación de las ONG ambientales llevan insistentemente haciendo ante la Consejería de Medio Ambiente y Rural desde el inicio de la legislatura. Solicitan con urgencia una mayor dotación de personal y medios para este cuerpo vital en la protección de la naturaleza extremeña.

Los datos conocidos sobre la situación de los agentes ambientales en Extremadura muestran un panorama de precariedad que no se ha mejorado en los tres años de legislatura, según afirma SEO/BirdLife. Los datos aportados por AEFAMA (Asociación Española de Agentes Forestales y Ambientales), reflejan que el cuerpo de agentes ambientales de Extremadura es el más pequeño de todas las comunidades autónomas en relación a la superficie de la comunidad autónoma.

Una agente o agente ambiental en Andalucía, de media, debe supervisar 7.963 hectáreas, una cifra más que considerable. En Galicia, la media es de 5.400 hectáreas. En el caso de Extremadura, el dato asciende a 16.654 hectáreas. Este hecho viene a agravarse con una preocupante falta de materiales y medios, según las ONG extremeñas.

Por todo ello han introducido en el orden del día del Consejo Asesor de Medio Ambiente una pregunta directa a la consejera , Begoña García, sobre los medios con los que cuentan, los planes de renovación de vehículos, materiales y plazas vacantes, muchas de ellas sin cubrir desde hace años.

La respuesta ha sido voluntariosa por parte de la consejera, con la intención de convocar oposiciones para al menos cubrir 50 plazas de las 77 que están vacantes desde hace años, si bien se reconoce que los medios son escasos y no existe un presupuesto específico para dotar a los agentes ambientales, sino que se aporta desde varios departamentos cuando se puede.

Se trata de una situación precaria, por lo que se le ha pedido a la Consejera que transmita al presidente de Extremadura la necesidad de un mayor esfuerzo presupuestario para dotar a este cuerpo de agentes ambientales, del que depende la buena gestión de temas tan vitales como la conservación de la naturaleza amenazada, la prevención de incendios, la caza, la calidad de las aguas, la gestión forestal, etc…

Anteproyecto de ley de caza

En franca contraposición a esta situación, la Junta de Extremadura presenta al Consejo Asesor de Medio Ambiente un anteproyecto de ley que pretende reformar de la Ley de Caza de Extremadura. De acuerdo con la visión de las ONG, el texto mantiene muchas de las cuestiones controvertidas  que arrastra la regulación de la caza en Extremadura, entre ellas, la falta de regulación del bienestar de los animales empleados en la caza, principalmente perros, con casos de maltratos, y abandonos que siguen estando en un limbo legal.

Tampoco la nueva reforma corrige algunos privilegios o favores que se introdujeron en la ley actualmente en vigor (desde 2010), entre ellos rebajas sustanciales (hasta un 17%) en las sanciones que se venían aplicando desde 2002, a beneficio exclusivo de los infractores o la falta completa de mención en la norma a la prohibición de cazar aves en sus periodos de reproducción o migración o de emplear munición de plomo en los humedales.

Otro aspecto importante que se alega desde SEO/BirdLife y el resto de ONG es que la reforma de la Ley de Caza tampoco aborda el conflicto que existe con la ocupación de caminos públicos, orillas de ríos y embalses o vías pecuarias para cazar con armas de fuego, algo que actualmente pueden solicitar los gestores de cotos con la única obligación de instalar carteles. La laxitud de la normativa abre la puerta a que el uso público de terrenos públicos se vea menoscabado por actividades con ánimo de lucro sin que este hecho se haya justificado convenientemente y con la publicidad necesaria para que turistas y excursionistas puedan saber de antemano que la zona que iban a visitar está cerrada.

SEO/BirdLife en representación del resto de ONG ambientales, ha solicitado en el Consejo Asesor de Medio Ambiente que  las alegaciones sean tenidas en cuenta en la modificación de la Ley de Caza, para que esta cuente con su apoyo en el Consejo

Noticias Relacionadas
X