Halcones, cuando la velocidad es la clave para comer

Parece que arriesgan su vida con sus espectaculares caídas libres pero, para los halcones, todo tiene un porqué

Es el resultado de una investigación de la Universidad de Groningen, Holanda, y la Universidad de Oxford, Reino Unido. Las conclusiones se han publicado en la revista PLOS Computational Biology.

Los autores recurrieron a cámaras y sistemas GPS  para estudiar la estrategia de caza de varios ejemplares de halcón peregrino (Falco peregrinus)  y concluyeron que comparte fundamentos físicos con los misiles aéreos. Pero queda una pregunta sin resolver ¿por qué esta rapaz, que incluso ha dado nombre a la famosa nave de Star Wars, decide alcanzar velocidades tan impresionantes a la par que peligrosas desde alturas tan elevadas para hacerse con sus presas?

halcón peregrino

Halcón peregrino disfrutando de un festín

La respuesta a esta pregunta se puede obtener mirando al tipo de aves que capturan con dicha estrategia. Se trata de presas que de otra forma serían prácticamente imposibles de atrapar. Suelen ser aves ágiles, con vuelos potentes e incluso acrobáticos y con la capacidad física de dejar atrás a cualquier perseguidor. Sin esos picados imposibles desde alturas inimaginables no sería posible alcanzar, por ejemplo, una paloma.

Y es que la paloma es una máquina de vuelo perfecta, su tamaño, la anchura de las alas y la potencia de su vuelo la han convertido en un manjar inalcanzable para muchos depredadores alados. Sin embargo, el efecto sorpresa, la velocidad y el impacto provocado por la altura del halcón, hacen posible que el halcón peregrino pueda desayunar mejores presas que otros depredadores.

Si te gustan los halcones no te pierdas nuestra webcam desde Alcalá de Henares. Y si de verdad te gustan ¡apóyanos para que podamos seguir realizando seguimientos!

¿Cómo lo consiguen? ¿Y cómo se han dado cuenta Robin Mills, el principal autor del trabajo, y sus colaboradores? Mediante el estudio minucioso de millones de simulaciones virtuales de ataques de halcones, variándolos en cada caso. Durante esas simulaciones se pudo comprobar que en el momento del picado, los halcones aumentan su capacidad aerodinámica permitiéndoles hacer maniobras más precisas y por lo tanto tener más éxito durante la caza. Esto revela que la técnica de caza del halcón es muy especializada y su tamaño y morfología están preparados para ello.

Esto abre un nuevo campo de estudio sobre estrategias especializadas de depredadores como el azor común o el gavilán común así como la selección minuciosa de un único tipo de presa por cada rapaz. “Nuestras simulaciones revelan por qué los halcones han evolucionado para dejarse caer desde alturas de vértigo y alcanzar velocidades que superan a las de cualquier animal” afirma Mills.

Noticias Relacionadas
Aves relacionadas con la noticia
X