Hazte socio | Guía de aves | Contacto
Contagiamos Naturaleza

Un dispositivo móvil de la Catedral de Lleida mata a una cigüeña en plena temporada de cría

La cigüeña que el pasado viernes 30 de marzo se quedó atrapada en un dispositivo Bye Bye Birds colocado en la catedral de Lleida, ha muerto por las importantes heridas causadas por el aparato. SEO/BirdLife e Ipcena llevaban semanas pidiendo que se detuviera completamente el funcionamiento del mismo en época reproductora porque contraviene la legislación. Aunque la empresa se comprometió a detener su funcionamiento durante el periodo reproductor, este siguió en marcha.

 

La cigüeña murió por las heridas causadas por el dispositivo del tejado de la catedral.

La cigüeña murió por las heridas causadas por el dispositivo del tejado de la catedral.

 

El sistema Bye Bye Bird está formado por un rotor con dos hélices, que produjeron heridas muy graves sobre la cigüeña que nidificaba en la catedral. Es más que probable que el accidente se debiera al cambio de motor equipado con mayor potencia que los anteriores.

Ante esta situación, las dos organizaciones piden la paralización de todos los dispositivos Bye Bye Bird desde la primera semana de febrero. La Fiscalía de Lleida ha iniciado, mientras tanto, una investigación sobre este sistema.

“Debemos tener en cuenta que su funcionamiento en época reproductora contraviene la legislación, que indica que en este tiempo no se puede molestar a esta y otras especies. Molestia que, en este caso, ha acabado con la vida de un ejemplar”, señala Cristina Sánchez, delegada de SEO/BirdLife en Cataluña. “Pedimos la paralización de los dos dispositivos existentes en las cúpulas de la catedral y el que se encuentra en la iglesia de Gardeny.

Asimismo, SEO/BirdLife e Ipcena piden la convocatoria de una próxima reunión de la comisión de seguimiento sobre las cigüeñas en la Catedral nueva de Lleida, así como copias de la necropsia de este último incidente además de la realizada a raíz de la muerte de otra cigüeña en la iglesia de Gardeny.

De momento los dos dispositivos Bye Bye Birds de las cúpulas de la catedral están parados por la insistencia de las ONG y por la gran tarea de los bomberos y cuerpo especial de escalada de los agentes rurales, que rescataron la cigüeña aún con vida y se ofrecieron a paralizar ambos motores por motivos más que evidentes. Actualmente en Lleida tan sólo queda en funcionamiento el Bye Bye Birds de Santa María de Gardeny, que se colocó para sustituir el sistema donde murió la primera cigüeña (dispositivo de paraguas invertido) y que debería también paralizarse de forma inmediata.

Información previa:

A pesar de las denuncias, persiste el riesgo de muerte de especies protegidas en los tejados de varias  iglesias de Lleida

 

Compartir este artículo
Esta entrada fue publicada en Cataluña, cigüeña, Noticias, Noticias Pagina Inicio. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.