Hazte socio | Guía de aves | Contacto
Contagiamos Naturaleza

#MesdelosNidos: ¿una caja para petirrojo o golondrina?

 

A lo largo de este mes de marzo vamos a desgranar las claves para que todos podáis ayudar a que las aves urbanas encuentren un lugar donde criar en vuestra terraza, patio, balcón o jardín. Tras animaros a seleccionar un espacio concreto y observar qué especies lo frecuentan (ver primera entrada de la campaña), continuamos con los consejos más importantes a tener en cuenta antes de empezar a construir una caja nido.

 

banner-mesdelosnidos-2

 

 

¿Qué tipo de nidal elegir?

Existen multitud de cajas nido para satisfacer las necesidades de un gran número de especies. Por ello es muy importante que, antes de decidirnos por una caja de un tipo u otro, conozcamos las especies que frecuentan nuestra terraza o jardín (y sus aledaños). Tan importante como elegir la caja ideal es ubicarla en un lugar adecuado, lo que de nuevo depende de los “gustos” de cada especie. 

 

caja-nido-paridos

Cajas nido para páridos, como gorriones, trepadores, herrerillos, carboneros o papamoscas, entre otros. ©Juan Varela

Uno de los diseños que puede ser ocupado por más especies es el clásico para aves insectívoras. Solo hay que tener en cuenta que el diámetro del orificio de entrada sea adecuado para las especies que deseamos que lo ocupen. Son los mejores para el jardín si tenemos dudas de qué modelo elegir. Estas cajas nido -económicas y fáciles de adquirir- podemos construirlas nosotros mismos con mínimo esfuerzo.

 

 

caja-nido-petirrojo

Modelo caja abierta, para petirrojos, lavanderas, colirrojos o chochines. ©Juan Varela

Algunas aves insectívoras prefieren construir sus nidos en cajas abiertas. Si alguna de estas frecuenta el entorno de nuestra casa durante el periodo reproductor, podemos colocar uno de estos nidales en algún rincón muy protegido y resguardado (bajo el alero de un cobertizo, entre una hiedra tupida, etc.).

 

caja-nido-vencejos

Nidal especial para vencejos comunes y pálidos ©Juan Varela

Los vencejos requieren huecos y grietas en los edificios de cierta altura para ubicar sus nidos. La rehabilitación de viviendas y edificios históricos supone para ellas un problema que puede subsanarse en parte ofreciendo nidales artificiales alternativos, que habrá que colocar en lugares muy elevados con respecto al suelo.

 

 

caja-nido-golondrinas

Modelos para golondrinas (izquierda) y aviones (derecha). ©Juan Varela

Golondrinas y aviones construyen sus nidos con barro en las fachadas de nuestros edificios, y cada año miles de ellos son destruidos para evitar “suciedades”, en lo que no sólo es una actitud extremadamente irrespetuosa hacia unas simpáticas y beneficiosas aves que luchan por su existencia, sino también algo estrictamente prohibido por la ley. En el mercado existen nidos artificiales para incitar a que estas aves se “animen” a criar en nuestras casas, pero desde aquí os enseñaremos a construirlas. Las posibilidades de éxito dependerán en gran medida de que elijamos un lugar adecuado para ubicar estos nidos artificiales.

 

¿Dónde ubicar el nido?

Para elegir el lugar donde ubicar el nidal, es importante tener en cuenta que ante una posible caída del mismo no haya zonas de tránsito de personas debajo (es muy difícil que una caja nido bien colocada se caiga, pero ante todo obraremos con precaución). Además hay que tener en cuenta que las aves, aunque confiadas, requieren tranquilidad en periodo reproductor, por lo que hay que evitar colocar la caja nido en las inmediaciones de un lugar muy transitado. Mejor elegir el rincón más tranquilo del jardín. Cada especie puede tener unos “gustos” diferentes, y mientras una caja nido para aves insectívoras como carboneros o herrerillos puede colocarse colgando de cualquier rama, otras aves tienen preferencias más estrictas. Por ejemplo, a las golondrinas comunes les encanta construir sus nidos en edificios bajos (una o dos plantas) y bajo techo, por lo que difícilmente ocuparán nidales que no cumplan estos requisitos.

 

¿Cuándo colocar un nido artificial?

Cualquier momento del año es bueno para poner en nuestro jardín o terraza un nido artificial, aunque solo vaya a ser empleado para criar en los meses de primavera. Es frecuente que las aves tarden al menos una temporada de cría en usar nuestros nidos, por lo que hay que tener paciencia. Además numerosas especies eligen los lugares donde van a construir sus nidos con mucha antelación, no siendo raro ver en pleno mes de febrero a una pareja de carboneros o herrerillos entrando a curiosear en los huecos que encuentran en su día a día, para ver si son válidos para la próxima temporada de cría. Por tanto, el mejor momento para colocar una caja nido es el mismo momento en que piensas en colocarla… Las aves ya se encargarán del resto a su ritmo.

 

La decoración es cosa de ellas

Es frecuente que, con las mejores intenciones, las personas introduzcan en el interior de la caja nido desde materiales para que resulte “más acogedora” (pajitas, lana,..), hasta alimento. La realidad es que conviene dejar el interior de la caja absolutamente vacío (salvo casos muy muy concretos que descubriremos en próximas entradas), ya que al igual que nos ocurre a nosotros, a cada especie le gusta “decorar” su hogar a su modo (emplear materiales para el nido diferentes). Los restos de comida pueden atraer a otros ocupantes inesperados como roedores, y las aves no tienen interés por encontrar comida dentro del hueco donde criar. Recuerda que buscan un hogar, no un restaurante.

 

Precaución con los gatos

 

gatoLos gatos  se van a sentir atraídos por las aves que entran y salen de nuestro nido, por lo que hay que tener cuidado de que no tengan fácil acceso a la caja o sus cercanías. Numerosos estudios en todo el mundo demuestran que los gatos domésticos y asilvestrados depredan cada año sobre millones de animales silvestres, ocasionando más muertes las garras de estos felinos que la actividad cinegética.

 

 

 

Hasta los gatos más hogareños y bien alimentados mantienen el instinto de caza y para ellos no habrá nada más emocionante que intentar atrapar una de esas aves que crían en las cajas nido de nuestro jardín o se alimentan y beben en los comederos/bebederos en él instalados. Por tanto, habrá que mantenerlos -sin son mascotas- en el interior del hogar, para que solo puedan ver a las aves con un cristal de por medio. Vídeo: Luis Martínez

 

Resistir la tentación de mirar

En periodo de cría hay que dejar a las aves tranquilas y bajo ningún concepto se debe intentar acceder al contenido del nido, por mucha curiosidad que nos despierte. En el mercado hay cajas que incluyen una cámara que permite visualizar lo que ocurre dentro de la misma desde nuestra casa con total tranquilidad para las aves.

 

¡Debemos resistir cualquier tentación de observar el interior de la caja nido! Foto: Vishnevskiy Vasily/shutterstock.com

Imagen obtenida a través de cámara instalada en un caja nido. © Vishnevskiy Vasily/shutterstock.com

 

¿Y las que prefieren árboles o arbustos?

Todo lo que hemos visto hasta aquí, y lo que vamos a ver a lo largo de próximos días, será de gran utilidad para las llamadas aves trogloditas (que anidan en el interior de oquedades). Pero hay otras especies pequeñas frecuentes en la ciudad, como jilgueros, verdecillos, verderones o mirlos, que construyen sus nidos en las ramitas de árboles y arbustos, y que nunca entrarán a nuestras cajas nido. Para ellas lo mejor es plantar alguna planta trepadora tupida en nuestro jardín o terraza, como un jazmín, glicinia o madreselva. ¡A estas aves les encanta construir sus nidos ocultos en su interior!

 

trapadoras-fringilidos

Una planta trepadora en nuestro jardín o terraza, ofrecerá un excelente lugar protegido en el que numerosas especies de aves podrán construir sus nidos. © Ilustraciones aves Juan Varela

 

Os animamos a compartir fotografías que muestren vuestros trabajos solos o en familia, en el jardín, en la terraza o el balcón. Enviádnoslas por Twitter, Facebook o Instagram. Todas vuestras experiencias nos interesan… y además tienen premio:

Próxima entrada: #MesdelosNidos: el reto de construir una casa en el jardín

Si tienes cualquier duda puedes escribirnos a [email protected]

 

banner-regalos-mesdelosnidos

 

Autor del texto: Luis Martínez, área Social de SEO/BirdLife

 

 

 

 

Compartir este artículo
Esta entrada fue publicada en Biodiversidad urbana, Noticias, Noticias Destacadas Pagina Inicio. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.