La dieta de las aves rapaces, fascinantes indicadores ecológicos

Un estudio publicado recientemente en la revista Bird Study muestra a las aves como fascinantes indicadores biológicos. La dieta de gavilanes, azores y busardos ratoneros han sido analizadas y los resultados muestran que los profundos cambios que están experimentando los sistemas agroforestales europeos, están afectando también a las presas principales de los depredadores.

 

Goshawk_Galicia_2007

 

El equipo de restauración ecológica y forestal de la universidad de Alcalá (FORECO) lleva estudiando una comunidad de rapaces forestales en las Rías Baixas de Galicia desde hace muchos años, y de forma más intensa desde principios de la década pasada. Las principales especies del estudio son el gavilán, el azor y el busardo ratonero, de los que estudian aspectos básicos de su biología, así como su dinámica e interacciones ecológicas.

Tras más de una década de trabajo ininterrumpido han realizado publicaciones respecto a la territorialidad, incluyendo interacciones de competencia y facilitación en las que se muestra cómo el gavilán se aproxima al ratonero intentando evitar al azor, o cómo el ratonero emplea los nidos del gavilán y azor. Asimismo han explorado los mecanismos que favorecen el dimorfismo sexual invertido en las rapaces, usando al azor como modelo.

En el último trabajo publicado la recientemente describen la dieta actual del azor y analizan los cambios ocurridos en ella desde 1980. Para la descripción actual de la dieta se emplearon métodos clásicos como son las egagrópilas y los restos de presas, principalmente huesos y plumas, pero también cámaras en los nidos.

 

P1030639

 

La información aportada por cada método y su comparación la analizaron en un trabajo publicado con anterioridad. Tras una prueba piloto, las cámaras fueron instaladas en 80 nidos y la información empleada se corresponde a un período de cuatro años. Los resultados muestran que la dieta está compuesta mayormente por aves, siendo la presa principal la paloma doméstica y que el rango de peso preferido de las presas se encuentra entre los 100 y 400 gramos. La diversidad de presas es amplia con más de 30 especies o grupos de especies, desde el lagarto ocelado hasta el gavilán pasando por el conejo.

Datos de los años 80

Como disponían de datos de la dieta del azor de los años 80 en varios territorios actuales, compararon los resultados de egagrópilas y restos de presasde ambos períodos. Con ello han podido detectar importantes cambios en la composición de la dieta en las últimas décadas. Mientras que el tamaño de las presas preferidas y las proporciones de aves, mamíferos y reptiles se mantuvieron prácticamente iguales, hasta un 22% de las presas actuales pertenecen a especies que no se encontraban en la dieta de los años 80.

La dieta actual muestra una menor proporción de paloma común y tórtola europea y una mayor proporción de arrendajo y pequeños paseriformes. Entre las nuevas presas se encuentran principalmente la tórtola turca o la ardilla roja.

Resultados

Los resultados muestran los profundos cambios que están experimentando los sistemas agroforestales europeos, que están afectando a las presas principales de los depredadores. Principalmente cambios de usos del suelo, con un aumento de la proporción de la masa forestal y una disminución de los ecosistemas abiertos, lo que se refleja en los tipos de presa de la dieta. De este modo podemos comprobar, una vez más, la valía del empleo de las aves como excelentes indicadores de cambios ambientales.

 

Estudio publicado en la revista Bird Study: Prey preferences and recent changes in diet of a breeding population of the Northern Goshawk Accipiter gentilis in Southwestern Europe

Autores: Salvador Rebollo, Gonzalo García-Salgado, Lorenzo Pérez-Camacho, Sara Martínez-Hesterkamp, Alberto Navarro & José-Manuel Fernández-Pereira

 

Noticias Relacionadas
X
HAZTE SOCIO