Hazte socio | Guía de aves | Contacto
Contagiamos Naturaleza

Valoración inicial de los efectos del fuego del Marjal dels Moros

  • El incendio afecta principalmente al hábitat de las aves acuáticas nidificantes que en la próxima primavera verán disminuir sus poblaciones si no se hace una buena gestión del agua tras el incendio.
  • El fuerte viento de poniente y la falta de agua en el humedal han sido los factores más agravantes del incendio.
  • SEO/BirdLife solicita a la Conselleria d’Agricultura, Medi Ambient, Canvi Climàtic i Desenvolupament Rural poner en marcha medidas para una buena gestión del humedal que permita su recuperación y a la Confederación Hidrográfica del Júcar que proporcione agua suficiente para desarrollar esas medidas.

 

El incendio forestal producido ayer en la Comunidad Valenciana y que se encuentra ya estabilizado ha afectado casi por completo al espacio Natura 2000 el Marjal dels Moros, de 620 hectáreas. Los dos factores que SEO/BirdLife apunta han agravado la afección del fuego son el fuerte viento de poniente que ha facilitado su rápida evolución, al mismo tiempo que dificultaba las labores de extinción y, el estado hidrológico del marjal, que se encontraba prácticamente seco.

“El principal efecto negativo del incendio sobre las aves acuáticas se producirá sobre sus poblaciones nidificantes, afectando tanto a la composición vegetal del hábitat, como a su estructura y a la disponibilidad de alimento, dado que el incendio ha afectado por completo el humedal y las poblaciones de pequeños vertebrados e invertebrados, de las que estas aves dependen tardarán en recuperarse”, afirma Pablo Vera, técnico de SEO/BirdLife  en la Comunidad Valenciana. Por ello, desde SEO/BirdLife  solicitan a la Conselleria d’Agricultura, Medi Ambient, Canvi Climàtic i Desenvolupament Rural que se empiece a trabajar ya para llegar en las mejores condiciones posibles a la primavera. “Los humedales tienen buena capacidad de regeneración siempre y cuando la disponibilidad de agua de buena calidad sea suficiente y se haga una buena gestión de la misma, implica esto regular bien los niveles y que haya circulación.” añade Pablo Vera.

Seguimiento de las poblaciones afectadas

Es necesario también hacer un buen seguimiento de las especies afectadas y en este sentido, SEO/BirdLife cuenta con los últimos datos de los censos que realiza en colaboración con la Conselleria d’Agricultura, Medi Ambient, Canvi Climàtic i Desenvolupament Rural. En 2017  los censos realizados han permitido comprobar la nidificación de cuatro parejas de malvasía cabeciblanca, especie catalogada En Peligro de Extinción y de otras aves acuáticas de alto interés conservacionista a nivel regional, como dos parejas de zampullín cuellinegro y una de cuchara europeo, suponiendo en ambos casos la primera confirmación de nidificación en el humedal.

Las zonas de nidificación de estas especies, junto a porrón europeo, pato colorado y focha común se encuentran en el sector SE, en ambientes lagunares que en la actualidad se encontraban secos y sobre las que la afección a la vegetación ha sido alta. La rápida recuperación de la vegetación en principio no revestirá problemas para que estas especies puedan construir sus nidos tras el incendio, aunque sí que se esperan problemas en la disponibilidad de alimento, más teniendo en cuenta los picos de nutrientes y eutrofización de las aguas que se produzca con la entrada de las primeras aguas.

Los paseriformes palustres se encuentran en una situación similar. Es especialmente preocupante el caso del escaso carricerín real especie, que se encuentra en declive en todo el litoral mediterráneo occidental, y que en el Marjal dels Moros encontraba una población en aumento fruto de la mejora de la calidad del agua.

Las colonias de ardeidas y morito común son importantes a escala regional, destacando las nueve parejas de garza imperial, 96 de garza real y 24 de morito común que se encuentran también en el cuadrante SE del humedal, que ha sido pasto de las llamas. “A pesar de que se espera una rápida recuperación de la vegetación, es muy improbable que ésta tenga lugar con una estructura que permita el establecimiento de los nidos antes de abril, momento en que estas especies inician su reproducción”, afirma Pablo Vera, y apunta que “es muy probable que, más allá de la disponibilidad de alimento para estas especies, que pueden desplazarse fuera del humedal a buscar alimento, la colonia no se establezca en 2018 por falta de hábitat”.

Otras especies  que se pueden ver afectadas por la falta de alimento como consecuencia del incendio son el aguilucho lagunero y el aguilucho cenizo, que dependen principalmente de la abundancia de presas para nidificar. “Estas rapaces se verán sin duda afectados negativamente al haber pasado muy poco tiempo como para que colonicen el área reptiles y micromamíferos” asegura Pablo Vera, técnico de SEO/BirdLife en la Comunidad Valenciana. Esta situación es especialmente grave para el aguilucho cenizo que vive un importante declive en los humedales de Valencia y Castellón en los últimos años y que en 2017, de acuerdo a los censos realizados por SEO/BirdLife, dejó de nidificar en el humedal.

©Miguel Angel Montesinos_Incendio Marjal dels Moros

©Miguel Angel Montesinos_Incendio Marjal dels Moros

Humedales Natura 2000

SEO/BirdLife considera fundamental que la administración se ponga a trabajar rápidamente para  poner en marcha medidas que aseguren una buena recuperación del humedal y que garanticen la adecuada  gestión de este espacio a largo plazo: hay que recordar que tres directivas europeas (Directiva Marco del Agua, Directiva de Aves y Directiva de Hábitats) establecen la obligción de tener en buen estado de conservación los humedales de la Red Natura 2000, y que para esto es imprescindible disponer del agua suficiente. Para la ONG es evidente que, a pesar de la dificultad en disponer de agua en cantidad durante este año, es importante buscar soluciones que permitan asegurar el recurso incluso en escenarios de escasez. Por otro lado, SEO/BirdLife considera imprescindible la aplicación de planes de prevención de incendios en humedales litorales con el objetivo de reducir la superficie afectada por éstos y facilitar la recuperación ecológica en caso de incendio.

La organización mantiene, gracias a la campaña “Hay que mojarse por los humedales”, una recogida de firmas en la plataforma Change.org para recabar apoyos en defensa de Doñana, el delta del Ebro y la albufera de Valencia, tres espacios que podrían entrar en un punto de no retorno si no se adoptan medidas urgentes. Petición disponible en este enlace.

 

INFORME 

Valoración inicial de la afección del fuego a los valores ambientales del marjal dels moros

 

Compartir este artículo
Esta entrada fue publicada en Noticias, Noticias Pagina Inicio, Valencia y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.