Extremadura permite otra temporada más la caza de la tórtola europea a pesar de su precario estado de conservación

 

  • Con esta decisión, el Gobierno regional podría estar vulnerando los límites legales para la actividad de la caza

En la  Orden de Vedas para la siguiente temporada de caza, publicada recientemente, la Junta de Extremadura vuelve a incluir a la tórtola europea, una especie en grave estado de conservación. SEO/BirdLife lamenta esta decisión, que desoye las recomendaciones científicas. Para la organización conservacionista, la redacción del cupo de aves que se permite cazar –ha bajado de 15 a 10 ejemplares por cazador y día- es una medida completamente insuficiente.

La ONG ambiental ha acreditado ante la Junta de Extremadura la alarmante situación de la tórtola europea en repetidas ocasiones. De hecho, en los últimos tres consejos asesores de caza celebrados en la región ha presentado los datos que avalan un declive cercano al 30% de sus poblaciones en España en los últimos 20 años y de más del 70% de la población europea en el mismo periodo.

“Hace meses que presentamos a la Junta de Extremadura un documento con las sugerencias para esta nueva orden, así como para las modificaciones relativas a la Ley de Caza, pero lamentablemente las han obviado, permitiendo poner en un situación aun más complicada a especies de aves que presentan un declive alarmante”, afirma Marcelino Cardalliaguet, delegado de SEO/BirdLife en Extremadura.

Con esta nueva orden, el Gobierno extremeño desoye las recomendaciones de numerosos expertos. Incluso el  Comité Científico del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente  (MAPAMA) en un reciente dictamen ha recomendado la protección de la tórtola europea en el Catálogo Español de Especies Amenazadas incluyéndola en la categoría de Vulnerable.

 

Tórtola europea ©Tatavasco

Tórtola europea ©Tatavasco

 

SEO/BirdLife destaca que tampoco se ha tenido en cuenta la petición de SEO/BirdLife para que Extremadura deje de ser la única comunidad autónoma que continúa permitiendo la creación de cebaderos artificiales para la tórtola europea, sistema mediante el cual los gestores de cotos atraen a las aves durante el verano a sus fincas, para luego abatirlas en el periodo de media veda. “Es un método que busca abatir más aves alterando las condiciones naturales, y en la situación actual de la especie, supone una gestión irresponsable e insostenible de los recursos cinegéticos”,  apunta Cardalliaguet.

Otra decisión del ejecutivo regional con esta orden ha sido la de autorizar la caza de la tórtola turca, una especie que a pesar de haber colonizado de forma natural la península ibérica y otras zonas del sur de Europa, posiblemente por cambios en el clima favorables a estas aves, no es una especie cinegética y su caza está prohibida por la Comisión Europea. La Administración extremeña justifica estas autorizaciones por supuestos daños de la tórtola turca a la agricultura. Parece que solo se tiene que demostrar que hay aprovechamientos agrarios para justificar estos daños.  

La nueva orden de vedas incluye otras disposiciones que pueden vulnerar los límites legales establecidos a la actividad cinegética para garantizar su sostenibilidad. En concreto, las fechas en las que se permiten algunas modalidades ya que interfieren en los periodos de reproducción o de migración de algunas especies que también tienen una situación de declive en la evolución de sus poblaciones, como la perdiz roja y la codorniz.

 

 

Noticias Relacionadas
X
HAZTE SOCIO