El Gobierno de Cantabria regula el vuelo de los parapentes en la Montaña Oriental Costera

SEO/BirdLife celebra la decisión de la Dirección General del Medio Natural de establecer una protección entorno a las colonias de buitres del Monte Candina y Cerredo. Quedan terminantemente prohibidos los vuelos a menos de 600 metros de los nidos de alimoche entre el 1 de enero y el 31 de agosto

 

Parapentes volando sobre zonas de nidificacion de rapaces

 

La Dirección General de Medio Natural del Gobierno de Cantabria ha emitido un Condicionado público para la celebración, el próximo 22 de julio, del XX Encuentro de Parapente de Castro Urdiales. En dicho Condicionado, dirigido al Club Parapente Castro, la Federación Cántabra de Deportes Aéreos, el Seprona y los Ayuntamientos de Castro Urdiales y Liendo, se aporta un mapa que señala el espacio restringido al vuelo y que afecta a toda la costa de Liendo, el monte Candina, la pedanía de Oriñón y el área del monte Cerredo que va desde el Pico de Islares a la Halconera, incluyendo la zona que es utilizada habitualmente como despegue por los cada día más numerosos parapentistas que despegan desde Islares. Sí se permite el vuelo en la mayor parte de la ladera norte de Cerredo. En el Condicionado se da aviso de que la guardería forestal o el Seprona podrían suspender la prueba deportiva si no se cumplen los requisitos establecidos, siendo el responsable del Club quien deba responder ante la justicia.

Hace un año en las mismas fechas, con motivo de la celebración del anual encuentro de parapentes de Castro Urdiales, SEO/BirdLife denunció dicho evento, tras comprobar como casi un centenar de parapentistas sobrevolaban el Pico de Islares y monte Candina en plena época de cría, alterando la tranquilidad de la mayor buitrera de la cornisa cantábrica, donde también se reproducen tres parejas de alimoche común y otras tantas de halcón peregrino, así como otras especies protegidas.

Por este motivo SEO/BirdLife celebra esta decisión, encaminada a salvaguardar a este área importante para las aves y a dar cumplimiento a la Ley de Conservación de la Naturaleza de Cantabria, que protege a las aves en sus lugares de nidificación de molestias mientras dura la época de cría.

 

Regulación muy esperada por conservacionistas y alcaldes

Felipe González, delegado territorial de SEO/BirdLife en Cantabria, manifiesta que “es una gran noticia, pues con esta decisión el gobierno de Cantabria toma cartas en un asunto como son las pruebas deportivas que interceden con las especies silvestres. Nosotros no estamos en contra del parapente, ni de la escalada, ni de cualquier evento deportivo que tenga lugar en un espacio natural, simplemente pedimos que no se ignore que si estas actividades se realizan en los lugares y épocas inadecuados suponen un impacto para la biodiversidad”.

 

Alimoche común ©galabin-vasilev-asenov-shutterstock

Alimoche común ©galabin-vasilev-asenov-shutterstock

 

Por su parte el alcalde de Liendo, Juan Alberto Rozas, expone su satisfacción: “celebramos las medidas adoptadas, de hecho, recientemente hemos transmitido una queja a la Consejería por los vuelos de parapente que se vienen realizando indiscriminadamente, tanto en la zona de San Julián como en Candina, poniendo en riesgo tesoros de la biodiversidad en peligro de extinción como los alimoches, que también nosotros tenemos la responsabilidad de conservar”.

“Estamos de acuerdo con que se tomen medidas como ésta para regular el parapente y conservar la Montaña Oriental Costera; nosotros hemos podido comprobar como, cada vez que pasan parapentes desde Islares a la buitrera de Sonabia, los buitres se inquietan y saltan en masa desde la pared”, explica también Guzmán Miranda, presidente de la Junta Vecinal de Oriñón, Castro Urdiales.

Por último, Iván González, presidente de la Junta Vecinal de Islares, Castro Urdiales da sus motivos para la regulación:“No cuentan con el permiso de la Junta, además los aspectos ambientales se unen a otras polémicas vinculadas a la práctica de este deporte en Islares, como son los aterrizajes sin permiso en prados privados, las molestias de ruido por vuelos del paramotor, el uso continuado de una pista forestal en un Monte de Utilidad Pública sin contraprestación alguna, o la actividad económica sumergida ligada a vuelos turísticos”.

 

La Montaña Oriental Costera, refugio de especies amenazadas

El alimoche es una especie migratoria que se encuentra en peligro de extinción a nivel mundial, según recoge la Lista Roja de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN). En Cantabria el alimoche tiene el estatus de vulnerable y en la Montaña Oriental Costera mantiene una destacada población que, junto otras espacies, ha contribuido a que Bird Life Internacional haya declarado este espacio como IBA (Área de Importancia Internacional para las Aves) y a que el Gobierno de Cantabria esté a punto de dar comienzo al proceso para su integración en la Red Natura 2000 y la Red de Espacios Protegidos de Cantabria.

 

Noticias relacionadas:

-Unas jornadas darán a conocer la riqueza natural de la Montaña Oriental Costera de Cantabria

-España incorporará un nuevo espacio a la Red Natura 2000

-SEO/BirdLife incorpora 1.300 hectareas a su red de custodia del territorio

 

 

Noticias Relacionadas
X
HAZTE SOCIO
X