El holandés Arjan Dwarshuis consigue el “guinness de la ornitología”

 

Arjan Dwarshuis es holandés, tiene 30 años y ostenta un récord con el que sueñan casi todos los ornitólogos del mundo: ser la persona que ha visto o reconocido por el canto más aves a lo largo de un año. Su “Gran Año” (The Biggest Year) se ha saldado con una cifra de 6.841 especies –lo que da un promedio de 18 aves por día-, superando en 799 el registro anterior, obtenido por Noah Strycker en 2015. The Biggest Year es la mayor competición ornitológica existente en el mundo y, los que se deciden a emprenderla, se sumergen en un frenético periplo por algunos de los países con más aves del planeta. 

 

Arjan Dwarshuis en Costa Rica el día que batió el récord existente hasta entonces, ostentado por Noah Strycker ©Arjan Dwarshuis

Arjan Dwarshuis en Costa Rica el día que batió el récord existente hasta entonces, ostentado por Noah Strycker ©Arjan Dwarshuis

 

Este logro –que quedará plasmado en una película documental en 2017 – está repleto de datos absolutamente sorprendentes. Dwarshuis batió su récord diario en Kenia, con más de 200 especies vistas en una sola jornada, mientras Perú fue el país globalmente más “rentable” al localizar 1.001 especies en 24 días, de las que 577 eran absolutamente nuevas para este Gran Año.

Su gesta ornitológica, que le ha llevado a recorrer 40 países, trae aparejado otro gran objetivo: conseguir fondos para el programa de BirdLife International que previene la extinción de especies. Para ello puso en marcha una campaña de captación de fondos, con la que a día de hoy ha recaudado 20.088 € de 169 mecenas. Esta iniciativa sigue abierta hasta llegar al objetivo de 100.000 €.

 

Imagen de Arjan Dwarshuis

Imagen de Arjan Dwarshuis

Desde los nueve años
Fascinado por la naturaleza desde que tiene conciencia, la carrera de este ornitólogo comenzó muy temprano. Así, a los nueve años empezó a anotar sus avistamientos de aves, a los doce ya buscaba migrantes raros, a los 15 años viajó por su cuenta a Turquía y a los 18 realizó un viaje en autostop por el mundo, encontrando numerosas aves amenazadas y ecosistemas.

Entre sus peripecias ornitológicas de esta gran aventura destaca la observación de aves muy especiales como el mielero orejinegro en los bosques de Mallee del sur de Australia, amenazado por la hibridación con el mielero goligualdo, mucho más común. Otra especie significativa es la que hizo el número 6.833 de su especial lista: una fulveta coroninegra, localizada en Vietnam. Si le preguntan por su mejor observación, no duda, un picatartes cuelliblanco, avistado en la selva tropical de Ghana.

 

Momento de la última observación en Vietnam ©

Momento de la última observación en Vietnam ©Arjan Dwarshuis

Su paso por España
El periplo de Arjan Dwarshuis, que ha contado con la colaboración de Vogelbescherming Nederland y la Dutch Birding Association, ha sido tremendamente dinámico y, por supuesto, le ha llevado hasta España , donde pasó del 30 de junio al 2 de julio, visitanto algunas zonas de Extremadura, el Parque Nacional de Doñana y la Sierra de Gredos, y añadiendo 33 nuevas especies (llevaba ya 3.530). En el entorno de Doñana sumó 12 especies, entre ellas el rabilargo, mosquitero ibérico, zarcero pálido y gaviota de Audouin. Dentro de la comunidad extremeña, en Almendralejo (Cáceres) localizó alzacola; en Alange, collalba negra y buitre negro; en Mérida, pájaro moscón, y en el entorno de Trujillo, avutarda, sisón, ganga ibérica, ganga ortega, águila imperial ibérica, milano real, mochuelo, calandria, perdiz roja, escribano soteño, curruca carrasqueña, águila real y zarcero común. Respecto a la sierra de Gredos, la visita dio como resultado: piquituerto, verderón serrano, mosquitero papialbo y mirlo acuático.

Por cierto que, estando en España, recibió la noticia de que la Lotería Nacional de Holanda había destinado 5.000 € al programa de BirdLife International.

 

 Jonny Rankin por los campos de Cáceres © Jonny Rankin

Jonny Rankin por los campos de Cáceres © Jonny Rankin

Y un inglés camina “Por la tórtola”

Si Arjan Dwarshuis ha recorrido gran parte del mundo solidarizándose con las especies en riesgo de extinción, Jonny Rankin -inglés aficionado a la ornitología- tiene como reto personal ayudar a salvar a la tórtola europea, cuya población ha caído en casi un 80% en el continente desde el año 1980. Para lograrlo, ha decidido caminar a pie por muchos de los territorios donde habita la especie, mientras recauda fondos para su conservación.
El pasado 5 de febrero llegó a España, donde la presencia del ave ha caído en un 30% desde 1998, año desde el que se analiza su evolución en nuestro país. Rankin se ha propuesto cubrir los más de 1.100 kilómetros de la Vía de la Plata, de Tarifa a Gijón, en 28 días, y acaba de llegar a Cáceres. Antes de empezar, ya ha logrado recaudar casi 2.000 euros de seguidores.

 

 

Noticias Relacionadas
X
HAZTE SOCIO