El ave más buscada del invierno ya está aquí

 

---

El ampelis europeo, un ave propio de los bosques boreales del norte de Europa y América, rara vez se deja ver por España lo que convierte su avistamiento en un acontecimiento para los aficionados. Este año, quizá por el frío y la escasez de algunas cosechas, ha traído a un ejemplar a Santander. Es la primera vez que se le ve por la ciudad.

El ampelis europeo, de parada en Santander. El crédito de la imagen es Antonio Sanz.

Era una de las aves más buscadas este invierno por los aficionados la ornitología y, quizá incluso antes de lo esperado, ya se ha paseado por España. El ampelis europeo, una simpática ave propia de los grandes bosques boreales de coníferas del norte de Eurasia y América, se ha dejado ver en el parque de las Llamas de la ciudad de Santander. El afortunado aficionado que lo descubrió y fotografió, el pasado 19 de enero, fue Antonio Sanz, que colabora con SEO/BirdLife. 

Se trata de la primera cita de esta especie en la capital cántabra. La última vez que la especie visitó la región fue en 2013, cuando se avistaron cuatro ejemplares en el pueblo de Ramales.  

Algunos inviernos, eampelis europeo (Bombycilla garrulus) migra hacia latitudes más templadas, como Países Bajos, Austria o los Balcanes. Ocasionalmente, cuando escasean determinadas cosechas en los inviernos más fríos, pueden adentrarse  en el sur de Inglaterra, Francia o, como acaba de ocurrir, en España.

 

Cada vez aparecen más citas de especies consideradas poco comunes en España. Esto seguramente se deba a que cada día son más los aficionados a la ornitología que, prismáticos en mano, recorren los espacios naturales. Los amantes de las aves pueden convertir su afición en información científica que organizaciones como SEO/BirdLife emplea para diseñar instrumentos y acciones de conservación. Tan solo es necesario descargar en el móvil la plataforma gratuita e-bird, en la que se pueden anotar y hacer públicas las observaciones. 

 Un humedal urbano con buena salud ambiental

SEO/BirdLife, que realiza el seguimiento ornitológico del Parque de las Llamas de Santander desde 2006, utiliza las aves como indicador de la salud ambiental del humedal ubicado en la zona. La información sobre su presencia y reproducción marca las líneas para la correcta gestión y conservación de este singular espacio natural urbano. 

No es de extrañar que una rareza ornitológica como el ampelis haya recalado en en el parque. Su planificación y diseño estableció, como  principal condicionante, la conservación de los restos de un pequeño humedal natural existente en la zona, lo que ha permitido conservar la comunidad de aves asociada a esta zona húmeda en plena ciudad de Santander. Además, gracias a las medidas de conservación, el parque ha respondido de vuelta con un significativo incremento de la riqueza de aves: se han registrado hasta la fecha 128 especies  distintas y 20 de ellas nidifican cada año. Especies con reproducción escasa en Cantabria como es el caso del avetorillo ahora e reproducen en plena ciudad.

El ampelis europeo en Santander. El crédito de la imagen es Antonio Sanz.

Noticias Relacionadas
X
HAZTE SOCIO