Solicitamos a Canarias que mantenga la moratoria de caza de la tórtola y de la codorniz

Las poblaciones de tórtola europea han sufrido un declive del 70% en toda Europa desde 1980. Los datos sobre la codorniz también indican continuo declive de las poblaciones en España y un alarmante descenso en Europa.

Solicitamos al Gobierno de Canarias que mantenga la moratoria de caza de la tórtola y la codorniz en las islas durante 2016. La organización ambiental basa su petición en los estudios que evidencian el precario estado de las poblaciones de ambas especies. La prohibición de caza de estas dos aves está activa en el archipiélago desde 2014, gracias a una propuesta de SEO/BirdLife, para no comprometer los esfuerzos de conservación realizados en sus áreas de distribución.

Tórtola europea ©Carlos Molina

Tórtola europea ©Carlos Molina

La ONG fundamenta su postura en los últimos resultados científicos sobre ambas especies. En el caso de la tórtola europea, sus poblaciones han sufrido un declive del 70% respecto a 1980 en toda Europa. En España, se cuenta con datos de la especie desde 1998 y reflejan una caída de efectivos mayor que en el resto de países del entorno. En concreto, y según el seguimiento del programa SACRE, el descenso en nuestro país roza el 30%. Por ello, la comunidad científica defiende que el ave sea catalogada como vulnerable en el Catálogo Español de Especies Amenazada.

 

Censo de tórtola y codorniz en Canarias

 

En el caso de la codorniz, los datos disponibles también indican un paulatino y continuo declive de las poblaciones de esta especie en España – un 52% entre 1996 y 2012- y un alarmante descenso en Europa. A esta situación no es ajeno el archipiélago canario: los resultados del programa SACRE de SEO/BirdLife en la región respaldan la solicitud de moratoria.

Para la organización ambiental, estas circunstancias obligan a tomar medidas para proteger y conservar ambas especies. Entre ellas, es preciso que la actividad cinegética no comprometa los esfuerzos de conservación realizados en sus áreas de distribución.

“Tanto la codorniz como la tórtola son especies migratorias, que forman parte del patrimonio natural de muchos países. De hecho, la mayoría de los Estados europeos prohíben la caza de la tórtola y protegen a la codorniz”, apunta la delegada de SEO/BirdLife en Canarias, Cristina González.

Codorniz común © Juan Bécares

Codorniz común © Juan Bécares

 

En concreto, la tórtola solo puede cazarse en ocho países de la Unión Europea (Austria, Chipre, Francia, Grecia, Italia, Malta, Portugal y España) y la codorniz está protegida en países como Bélgica, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Alemania, Hungría, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Holanda, Polonia, Eslovaquia, Suecia, Suiza, Eslovenia o el Reino Unido.

SEO/BirdLife considera que, junto a la moratoria, es necesario adoptar otras medidas como el estudio y seguimiento de las poblaciones de estas dos especies, promover el cultivo de cereales y de otras especies vegetales favorables para su alimentación y nidificación, controlar a los depredadores introducidos y perseguir la caza ilegal, entre otras medidas. Para ello, la colaboración de todos los agentes implicados es clave.

“El Gobierno de Canarias -como responsable de la protección de estas especies-, debería mantener la decisión de no permitir su caza en todo el territorio de Canarias en 2016 para garantizar la conservación de sus poblaciones a corto, medio y largo plazo”, explica González. “Si esta decisión no se mantuviera como en 2014 y 2015, el Ejecutivo regional debería argumentar científicamente cuáles son los cambios que se han producido en las poblaciones de las aves y si justifican el levantamiento de una moratoria que han apoyado y justificado en las dos últimas temporadas”, añade.

 

 

Noticias Relacionadas
X