Una nueva publicación recoge la actual situación de las aves en la Comunidad Valenciana

 

  • La Conselleria d’Agricultura, Medi Ambient, Canvi Climàtic i Desenvolupament Rual de la Generalitat Valenciana ha editado, con la colaboración de SEO/BirdLife, una publicación que reconoce el valor del Programa de Seguimiento de Aves (SACRE) y sus participantes como ejemplo de ciencia ciudadana.

 

  • El programa ha detectado cambios significativos en 49 especies. Doce de ellas, entre ellas aves como la golondrina o el gorrión común, registran declives poblacionales.

 

  • El programa SACRE, que SEO/BirdLife coordina a escala estatal desde el año 1996, contó en 2015 con la participación de más de 1.000 voluntarios, 89 de ellos en la Comunidad Valenciana, entre los que participan agentes medioambientales de la Generalitat Valenciana.

 

Golondrina ceba 3 ©Javier Milla

 

La Conselleria d’Agricultura, Medi Ambient, Canvi Climàtic i Desenvolupament Rual de la Generalitat Valenciana ha editado, con la colaboración de SEO/BirdLife, una publicación  que reconoce el valor del Programa de Seguimiento de Aves (SACRE) y sus participantes como ejemplo de ciencia ciudadana. Gracias a los trabajos realizados en la región, con la participación de voluntarios, se han detectado cambios significativos en 49 especies, tanto para bien como para mal. Doce de estas aves, algunas tan populares como el gorrión o la golondrina, experimentan un declive en sus poblaciones respecto a su situación en 1998. Al contrario, especies ligadas al bosque, como el pinzón vulgar o el piquituerto, registran un aumento notable.

Gracias al apoyo de los socios y simpatizantes de SEO/BirdLife -voluntarios amantes de la naturaleza-, es posible conocer el estado de las poblaciones de aves e identificar problemas de conservación en los que trabajar para superarlos. Esta ayuda se materializa en su contribución y participación en el programa SACRE, que SEO/BirdLife coordina a nivel estatal y que no solo supone una destacada herramienta de ciencia ciudadana sino también en un instrumento de concienciación sobre la naturaleza y los problemas ambientales.

Las aves son un excelente indicador de la conservación de los ecosistemas y de la buena salud del entorno. La UE, de hecho, considera el estado de las poblaciones silvestres de aves como un índice de la calidad de vida de los ciudadanos europeos. Se trata de una cuestión instintiva: todos nos sentimos más relajados si en un mismo ambiente hay cantos de aves que si no los hubiera.

Pinzon vulgar Foto 1

De hecho, la oficina estadística europea, Eurostat, incluye el seguimiento de las poblaciones de aves entre los índices más importantes para medir la sostenibilidad y el bienestar social. El Índice de Aves Comunes o Common Bird Index, en concreto, y que se obtiene a partir de información del programa SACRE, es uno de los referentes principales del Sustainable Development Indicator del Eurostat, que sitúa el estado de las poblaciones silvestres de aves junto a referentes de otro tipo, como el nivel de empleo, el consumo de energía o la esperanza de vida, para calibrar el grado de bienestar real que tienen los europeos.

Importancia de la ciencia ciudadana

 En los últimos años el término citizen science o ciencia ciudadana ha cobrado una enorme importancia. A través de este tipo de iniciativas científicas profesionales y ciudadanos voluntarios colaboran conjuntamente en la consecuencia de un objetivo. En el caso del SACRE, conocer la tendencia de las aves comunes para poder establecer medidas de conservación útiles y eficaces.

La participación en el programa dentro de la Comunidad Valenciana se ha incrementado de forma regular durante los últimos años, aunque fue en 2012 cuando se alcanzó la máxima participación, con la asignación de 94 cuadrículas, gran parte de ellas gracias al esfuerzo realizado por el Equipo de Seguimiento de la Generalitat Valenciana para aumentar la participación con agentes medioambientales.

En 2015 el número de participantes en toda España fue de 1.020, 89 de ellos en la Comunidad Valenciana. Realizaron  un total de 1.780 puntos o estaciones de muestreo. Todo este esfuerzo está permitiendo realizar la evaluación de la tendencia de 84 especies en la Comunidad Valenciana, aunque el número de especies detectadas durante la realización de los puntos de observación ha sido mucho mayor: 184 en 2015.

De las 84 especies evaluadas, se detectaron cambios significativos en 49 especies: doce especies presentan poblaciones en declive, cuatro registran un incremento fuerte y en otras 18 el incremento es moderado. Las 15 restantes tienen una tendencia estable.

De forma similar a otras regiones, las aves de medios agrícolas y urbanos se encuentra en peor estado (-23,6 % de cambio respecto a 1998 en las aves agrícolas y -13,3 % en aves urbanas). En este grupo, destacan especies tan ligadas al ser humano como la golondrina (-51,4 % de cambio respecto a 1998) y el gorrión común (-22,3 %). En cambio, las aves asociadas a medios forestales presentan una tendencia muy positiva, con especies como el pinzón vulgar, el agateador común y el piquituerto común con un aumento notable de sus poblaciones desde 1998.

SEO/BirdLife agradece a la Conselleria d’Agricultura, Medi Ambient, Canvi Climàtic i Desenvolupament Rural su apuesta clara por poner en valor la aportación del trabajo desinteresado e información de miles de ciudadanos para el desarrollo de programas de conservación y seguimiento, y en especial por su apoyo al programa SACRE.

 

La publicación se encuentra por el momento únicamente en valenciano y en formato PDF y está disponible para su descarga en este enlace:

http://www.habitatge.gva.es/web/biodiversidad/quaderns-de-voluntariat-i-participacio-social

Noticias Relacionadas
X