O Grove, nuevo refugio pajarero

Es la mayor reserva ornitológica de SEO/BirdLife de España, la primera que se crea en Galicia y, por el momento, la única que incluye medio marino. Situada en la entrada de las Rías de Arousa y de Pontevedra, la Reserva Ornitolóxica de O Grove abre sus 7.534 hectáreas a la conservación de la naturaleza, la investigación y el disfrute de la ciudadanía. Humedales, lagunas, bahías, playas y mar componen este enclave único de las Rías Baixas que visitan más de 13.000 aves, de 220 especies diferentes, para pasar el invierno. Ahí se dan cita la espátula, el ostrero europeo, el correlimos tridáctilo, el zarapito trinador, los ánades silbón y rabudo, el colimbo grande, la gaviota cana o la especie marina más amenazada de Europa: la pardela balear.

 

“La puesta en marcha de la reserva no solo permitirá reforzar la labor de conservación de numerosas especies, algunas de ellas en una complicada situación, sino que además otorga valor al rico patrimonio natural de esta amplia zona. Un éxito para la biodiversidad que es el fruto de años de trabajo y donde el Concello de O Grove y la Xunta de Galicia también se han implicado”, explica Gustavo Ferreiro, representante del Grupo Local de SEO/BirdLife en Pontevedra.

 

El mar constituye la principal puerta de entrada a la reserva. La costa de O Grove, el primer ecosistema marino que se incluye en una reserva ornitológica de SEO/BirdLife, está considerada un enclave de especial importancia como zona de invernada y paso migratorio. La lista de especies que pueden avistarse es extensa: desde los colimbos chico y ártico al alcatraz atlántico pasando por el negrón común, el charrán patinegro o la serreta mediana, un curioso pato con cresta y pico aserrado que se alimenta de peces.

 

Alca común- Juan Varela

Alca común- Juan Varela

Junto a ellos, el alca común, una de las especies que más sufrió las consecuencias de la catástrofe del hundimiento del buque Prestige y que es pariente del alca gigante, el único integrante de la avifauna extinguido por la acción del ser humano en Europa.  “El  visitante puede llegar a contemplar al cormorán moñudo, cuya situación es vulnerable según el Catálogo Galego de Especies Amenazadas. Quizá también sea capaz de avistar pardelas baleares de visita en Galicia desde su zona de cría, las islas que le dan su nombre. Se trata de la única especie de ave marina endémica de España. Se halla en peligro crítico de extinción”, apunta Ferreiro. 

 

espatula - Juan Varela

Espátula – Juan Varela

El punto más frecuentado es el Complexo Intermareal Umia-O Grove, que puede llegar a albergar más de 13.000 aves acuáticas en su temporada alta, el invierno. “Uno de sus usuarios más recurrentes es la inconfundible espátula, un ave zancuda de gran tamaño y pico aplanado con el que rastrea los fondos de los humedales”, añade el representante de SEO/BirdLife en Pontevedra.

 

 
Protección europea

Los litorales oeste y norte del municipio y zonas como la laguna de A Bodeira también se engloban dentro de la reserva, que incluye diversas Zonas de Especial Conservación (ZEC) y Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) integrándose así en la red europea de espacios protegidos, la Red Natura 2000. La protección de estos espacios pretende garantizar la supervivencia a largo plazo de las especies y hábitats europeos más valiosos y amenazados. Además, contempla la interacción del hombre y el desarrollo de actividades y servicios siempre que respeten los valores por los que se ha entrado a formar parte de esa red europea, como es el caso de esta nueva reserva de SEO/BirdLife. 

 Reserva Ornitolóxica O Grove / Seo/BirdLife

 

Ayuda para el chorlitejo patinegro

El chorlitejo patinegro es una pequeña ave limícola de ágiles movimientos presente principalmente en la costa mediterránea y andaluza. Las escasas poblaciones que eligen el norte peninsular se concentran en Galicia, donde están sufriendo la progresiva transformación de playas y de humedales. Considerada como una especie vulnerable por el Catálogo Galego de Especies Amenazadas, tiene en la península del Salnés -en plena Reserva Ornitolóxica de O Grove- un buen espacio para la reproducción.  Sus nidos se localizan en el suelo de dunas y playas como A Lanzada, Area da Cruz o Mexilloeira, lo que les expone especialmente a pisadas de los bañistas, a la acción de las máquinas limpiadoras o a los ataques de los perros que sus propietarios llevan a estas playas.
 
“Desde hace cinco años, el Grupo Local  SEO- Pontevedra contribuye con el plan de recuperación del chorlitejo patinegro para favorecer la cría de la especie, protegiendo las nidadas y concienciando a la población y los turistas”, indica Ferreiro. 

Chortilejo Patinegro - Juan Gomez

Chortilejo Patinegro – Juan Gomez

 

Una duna rampante

No todo son playas y humedales en este enclave natural. En la península se encuentra el Monte Siradella que cuenta con una de las pocas dunas rampantes que quedan en la comunidad gallega. Si se sigue la ruta de Los Lagarteiros (cernícalos en gallego), es posible disfrutar del paso de las aves en un observatorio natural elevado sobre el municipio de O Grove. Un buen punto para concluir el paseo por la reserva.

 
Nueve reservas ornitológicas

Con la de O Grove, SEO/BirdLife suma nueve reservas ornitológicas en el territorio español. Esta iniciativa de la organización no sólo trata de crear áreas de refugio para las aves sino también conservar especies concretas, potenciar el desarrollo sostenible, promocionar el aprovechamiento turístico y el uso público del espacio con fines didácticos, y favorecer la investigación y el seguimiento de aves a través de acciones de ciencia ciudadana y voluntariado.

La primera reserva de la organización, El Planerón, se inauguró en 1992 en   Zaragoza. Se trata de un terrero de unas 700 hectáreas, adquirido por SEO/BirdLife, en el que las acciones de conservación -en especial, de la alondra ricotí- y el desarrollo rural conviven junto a actividades educativas y de turismo ornitológico. Desde entonces, la organización ha declarado como Reserva Ornitológica nuevos  espacios en Cantabria, Cataluña, Castilla y León o Canarias, bien de manera independiente o bien a través de convenios con administraciones públicas. Es el caso de la reserva de O Grove, que ha contado con la colaboración de las autoridades municipales, tiene el visto bueno del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar y de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras de la Xunta de Galicia.

“En SEO/BirdLife, pretendemos que nuestras reservas -que refuerzan también la implantación territorial de la organización- sean espacios abiertos a la ciudadanía, en los que confluyan conservación, divulgación, restauración ambiental, investigación y el disfrute de la avifauna y de la naturaleza. Siempre en contacto con todos los agentes implicados, SEO/BirdLife  vela por crear refugios de naturaleza y riqueza para el entorno. Es el caso, por ejemplo, de la reserva de Riet Vell, en el Delta del Ebro, donde hemos puesto en marcha el  cultivo ecológico del arroz ligado a la conservación de las aves acuáticas y sus hábitats, y al desarrollo económico de la zona”, expone el director de coordinación territorial  de la organización, Ramón Martí.

 

 

Noticias Relacionadas
X
HAZTE SOCIO
X