La naturaleza en la Cumbre del Clima de París

A principios de diciembre los líderes mundiales se reunen en París para alcanzar un nuevo acuerdo sobre Cambio Climático. Es un encuentro clave: Un acuerdo débil o inexistente nos pondrá en la senda de un aumento de temperatura global de hasta 4ºC, que provocará el colapso de ecosistemas, la extinción de especies y pondrá en riesgo a gran parte de la población. Por el contrario, un acuerdo vinculante y sólido podría catalizar la acción global contra el cambio climático, impedir que se superen umbrales peligrosos y ayudar a la naturaleza y a la gente a afrontar los impactos del cambio climático.

Es necesario un acuerdo efectivo en París para que, junto con los Objetivos de Desarrollo Sostenible negociados este año, transforme los actuales patrones de consumo y producción, corrija las desigualdades sociales y refuerce la gobernanza.

SEO/BirdLife defiende que un acuerdo realmente efectivo debe reconocer el papel clave de las soluciones basadas en la naturaleza, tanto para la mitigación como para la adaptación al cambio climático, y proteger y reforzar la resiliencia de los ecosistemas naturales.

 

El importante papel de la naturaleza en el acuerdo de la Cumbre de París:

 

Voluntariado de Telefónica en Gallecs (Cataluña) ©Jordi Prieto_SEO/BirdLife

La degradación y transformación de los ecosistemas naturales es una fuente importante de emisiones de gases de efecto invernadero. Proteger, mantener y restaurar los ecosistemas naturales es una solución probada, inmediata y rentable para mitigar el cambio climático, que facilita la reducción de las emisiones y la fijación del carbono atmosférico. Las medidas de mitigación basadas en la naturaleza también aportan otros beneficios como el aumento de la resiliencia de ecosistemas y comunidades locales.

 

 

Marismas de Bengoa

Los ecosistemas sanos proporcionan a las sociedades una defensa natural ante riesgos como inundaciones, aumento del nivel del mar y sequías. También proporcionan importantes bienes y servicios fundamentales, como alimentos, agua limpia y polinización. Por lo tanto, restaurar, conservar y gestionar de forma sostenible los ecosistemas puede ser parte importante de las estrategias de conservación. Sin embargo, la actual escala de inversión y aplicación de estas medidas de adaptación basadas en la naturaleza es muy insuficiente.

 

 

 Urogallo comun Foto 1

El cambio climático está afectando ya a ecosistemas y especies de todos los continentes. Aunque es esencial un acuerdo de reducción de emisiones ambicioso que ayude a aliviar la presión del cambio climático en la naturaleza algunos impactos son ya inevitables y requieren una acción urgente para reforzar la resiliencia de los ecosistemas y ayudar a las especies a adaptarse.

 

 

©EstebanUreña_campo_trigo

Las acciones de mitigación del cambio climático pueden suponer riesgos inaceptables para la naturaleza y la gente. Los proyectos mal concebidos de implantación de bioenergía, por ejemplo, están relacionados con la modificación de hábitat naturales, ademas compiten por la tierra, los recursos de los bosques y el agua con las comunidades locales, crean inseguridad alimentaria, y en algunos casos, hasta un incremento de las emisiones.

 

 

puerto_douira

Las medidas de adaptación al cambio climático también pueden tener efectos negativos en los ecosistemas. Esto produce un efecto perverso ya que, en vez de reducir, se aumenta la vulnerabilidad de los ecosistemas y de las comunidades que dependen de ellos.

   

 

Noticias Relacionadas
X
HAZTE SOCIO