De la persecución del gorrión a su conservación, en ‘Ardeola’

El último volumen de Ardeola, la revista científica de SEO/BirdLife, llega con nuevos temas de actualidad en investigación ornitológica. Este número, correspondiente a junio de 2015, ya puede consultarse tanto en www.ardeola.org, con acceso gratis a los resúmenes, y en BioOne, con resúmenes en abierto y artículos completos para los suscriptores a este conocido portal de ciencia on line. Igualmente, la edición impresa ya está lista y los suscriptores muy pronto recibirán su ejemplar en su domicilio. El presente número contiene diez artículos, cuatro notas breves, una retractación y el Noticiario Ornitológico, que recoge las noticias más interesantes y curiosas sobre avistamientos de aves en España.

Ardeola es la revista científcia de SEO/BirdLife, publicada desde 1954

Ardeola es la revista científcia de SEO/BirdLife, publicada desde 1954

 

Cuando los gorriones fueron “plaga”

Luis Miguel Torres-Vila, junto a un equipo de otros siete investigadores de la Universidad de Extremadura y del Gobierno extremeño, han llevado a cabo un extraordinario trabajo de documentación y análisis de datos históricos a lo largo de cuatro siglos para conocer en qué lugares de Extremadura (según las fuentes oficiales de esa época) se produjeron las “plagas de gorriones(común Passer domesticus, moruno P. hispaniolensis y molinero P. Montanus). El análisis abarca concretamente desde el año 1501 hasta 1900 teniendo como fuente de documentación 12.000 Libros de Acuerdos de 203 archivos municipales. Se encontraron 251 acuerdos sobre “plagas de gorriones” repartidos en 336 años e implicando a 47 municipios. “La mayoría de esos acuerdos (97,2%) fueron repartimientos a los vecinos imponiendo la entrega obligatoria de un número de gorriones muertos en un periodo determinado, bajo pena de multa o cárcel”, cuentan los autores.

©

Volantones de gorrión común alimentados por uno de los progenitores ©Shutterstock

Volantones de gorrión común alimentados por uno de sus progenitores ©Shutterstock

Además, los resultados mostraron una variación significativa tanto a escala espacial como temporal en las “plagas de gorriones”, la cual se relacionó con factores ambientales y agroecológicos. El índice espacial mostró valores altos en algunas zonas cerealistas, destacando la Raya, al oeste de Badajoz. Por su parte, el índice temporal alcanzó valores máximos a mediados del siglo XVIII (1741-1779), según los autores “probablemente por ser un período más templado (dentro de la llamada Pequeña Edad de Hielo) junto con una mayor disponibilidad de alimento para las aves relacionado con el aumento de la temperatura. También se examinaron algunos factores sociopolíticos, económicos e históricos que podían haber influido en los índices de plaga”.

 

Gorrión molinero posado en  una vid © Carlos Molina

Gorrión molinero posado en una vid © Carlos Molina

El trabajo, además ofrece un análisis histórico que saca a la luz interesantes datos de cómo la Administración autorizaba la caza de especies, que ahora están protegidas, sin ningún tipo de estudio (ni legislación al respecto) sino más bien por considerarlas competidoras directas del hombre en algún aspecto; en el caso de los gorriones porque el cereal forma parte de su dieta. No sería, según los autores, hasta finales del siglo XIX, con la Ley de Caza de 1879, que establecía algunas medidas generales de protección, y sobre todo con el Convenio Internacional de Aves Útiles para la Agricultura de 1902, suscrito por España, cuando la Administración mostrara más sensibilidad en la protección de las aves. Desde esta perspectiva histórica, no hay que olvidar que la lucha orquestada contra los gorriones por el gobierno chino de Mao a mediados del siglo XX por considerarlos perjudiciales para la agricultura desembocó en un problema aún mayor de hambruna ya que la drástica disminución de esta especie en los campos desembocó en la proliferación de plagas de insectos que arrasaron las cosechas.

Actualmente, los estudios de seguimiento de aves realizados por SEO/BirdLife corroboran un declive generalizado de los gorriones en España, muy particularmente del gorrión molinero (con un descenso del 31%) y del gorrión común (-11%), pero también en toda Europa, donde en ciudades como Londres ha desaparecido. No en vano, cada 20 de marzo se celebra el Día Mundial del Gorrión para recordarnos la importancia de esta ave tan cercana al ser humano, indicador de la salud de nuestro entorno, y cada vez más necesitada de medidas de conservación que garanticen la continuidad de sus poblaciones.

 

Hembras usurpadoras de nidos

Por su parte, el investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC, Juan Moreno, analiza el fenómeno de destrucción de puestas de hembras de papamoscas cerrojillo Ficedula Hypoleuca por otras hembras de la misma especie (o por machos que matan a los pollos) y la consiguiente puesta de sustitución que realizan estas hembras usurpadoras tras eliminar la puesta anterior. Tras varios años estudiando este comportamiento en esta especie en el centro de España, Moreno corrobora haber hallado evidencias de la destrucción de puestas por enterramiento de nuevo material o expulsión de huevos durante la puesta o la incubación, así como de agresión entre hembras. “En cambio, no he hallado evidencia de la participación de machos en estos sucesos”, matiza.

 

Hembra de papamoscas cerrojillo en un escaramujo ©Tatavasco Images

Papamoscas cerrojillo en un escaramujo ©Tatavasco Images

 

Moreno añade que la frecuencia de la sustitución de puestas “depende de la densidad de nidales disponibles y aumenta con la tasa de ocupación de nidales por la misma y otras especies. Además, las sustituciones pueden estar asociadas a lesiones o muerte de hembras y en todos los casos a la destrucción total de puestas”. Asimismo, el investigador del MNCN-CSIC anota un curioso hallazgo: “en la zona con mayor ocupación de nidos las posibles usurpadoras muestran con elevada frecuencia una mancha blanca en la frente, más típica de machos, lo que podría indicar que este rasgo está asociado a la capacidad competitiva de hembras en poblaciones ibéricas”.

 

 Por último, hay que destacar el Noticiario Ornitológico, que en esta ocasión recopila información de 168 especies repartidas por toda la geografía nacional. Entre otras citas recoge datos de censos realizados generalmente a escala regional por algunas comunidades autónomas: buitre leonado, espátula, avutarda, alimoche, etc. Citas de irrupción de verderón serrano Carduelis citrinella con registros en lugares no habituales como Lugo, Málaga, Sevilla o Ceuta. En Canarias, entre otras especies tanto nidificantes como migratorias, se aportan nuevos datos que confirman la continua expansión del tarro canelo Tadorna ferruginea y de la tórtola senegalesa Streptopelia senegalensis.

 

“Con la revista ‘Ardeola’ y la divulgación de los trabajos publicados en ella queremos subrayar nuestra apuesta a la investigación científica, que además impregna todos nuestros estudios y proyectos. Sin olvidar el papel de nuestro Comité Científico, formado por ornitólogos de reconocido prestigio”, declara Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife. 

 

 

Noticias Relacionadas
fake rolex watches
X
HAZTE SOCIO