El Papa predica el medio ambiente

El Papa Francisco ha dado a conocer hoy la encíclica Laudato si (Alabado seas), que es una defensa del respeto a la naturaleza y de la relación que hay entre la protección del medio ambiente y el bienestar humano.

 

SEO/BirdLife, la entidad decana de la conservación en España, celebra que el Papa lance este mensaje, cuyas ideas de fondo compartimos. Es importante que una institución como la Iglesia católica, con capacidad de influencia sobre cientos de millones de personas en todo el mundo, predique un discurso verde y abogue por la conservación del planeta. “Quienes durante décadas hemos defendido que la sostenibilidad es imprescindible para asegurar un futuro a la humanidad nos alegramos del mensaje del Papa”, afirma Asun Ruiz.

 

©Shutterstock

©Shutterstock

 

El mensaje del Vaticano se une a los de otras entidades que en los últimos meses han advertido sobre la actual crisis ecológica: la OCDE, la Comisión Europea, el Banco de Inglaterra, la NASA, el Pentágono, la Agencia Internacional de la Energía y la Agencia Europea del Medio Ambiente han publicado informes haciendo ver que el agotamiento de recursos es una fuente de inestabilidad y malestar para la humanidad.

 

El Papa considera que parte de la pobreza mundial tiene su origen en la destrucción de los medios de subsistencia de las personas y eso es precisamente lo que defiende BirdLife desde hace mucho: que cuidar el medio ambiente es cuidar también de todas las personas que dependemos de él.

 

Precisamente, el lema de BirdLife International, la mayor coalición de ONGs de conservación del mundo, de la que forma parte SEO/BirdLife es: “Por un mundo donde la naturaleza y el hombre convivan en armonía, con equidad y sostenibilidad”. En ese sentido, Asun Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife, afirma: “Abogar por la naturaleza es abogar por nosotros mismos, porque el medio ambiente es la verdadera riqueza que tenemos. Realmente, no se puede hablar de justicia social, de equidad o de regeneración democrática si no se incluye el medio ambiente. Es un derecho básico y la fuente de nuestro bienestar”.

 

 

Hay que cuidar la casa común

 

En su encíclica, el Papa Francisco se refiere al planeta como “nuestra casa” y no hay duda de que los ambientalistas compartimos también esa idea. Hay que recordar que ecología y economía comparten la misma raíz, oikos, que en griego significa casa. De este modo, la economía es la ciencia de la administración de la casa y la ecología es la ciencia que estudia la casa. “Desgraciadamente, la humanidad ha estado administrando mal su patrimonio, esa casa común. A nivel individual, nadie destruiría su propio domicilio, su base de supervivencia. Pero a nivel colectivo, sí lo estamos haciendo”, afirma Asun Ruiz, director ejecutiva de SEO/BirdLife.

 

El mundo actual se encuentra ante una crisis sin precedentes. El aumento inusitado de la población y de los ritmos de consumo está forzando los límites planetarios. Pese a que el crecimiento continuo se haya convertido en el motor ideológico del mundo globalizado, los ambientalistas sabemos y advertimos que es imposible conseguirlo. No se puede crecer indefinidamente en un planeta limitado. La acelerada carrera del crecimiento nos enfrenta a un panorama de escasez de recursos básicos, como la tierra, el agua y la energía, acompañado todo ello de un grave deterioro ambiental que debilita la capacidad del planeta para regenerarse y ofrecernos cobijo.

 

La pérdida de biodiversidad y la incapacidad de los ecosistemas para absorber más contaminación son una muestra de ello. El cambio climático evidencia hasta qué punto hemos sido capaces de alterar nuestro entorno, poniendo en riesgo la seguridad de todas las personas. En apenas 300 años, las emisiones de gases producidas por el hombre han conseguido transformar globalmente la atmósfera hasta un punto que no se había conocido en millones de años.

 

No hay argumento para destruir la Tierra

 

“Se pueden dar todo tipo de argumentos para abogar por la protección de la naturaleza. Se puede defender el planeta y al resto de criaturas por un sentido moral, por el puro respeto a los demás. Se puede defender el planeta por un sentimiento religioso, como es el caso del Papa, que pide cuidar la creación de Dios. Se puede defender el planeta por un motivo utilitario, porque es nuestra base y nuestro sustento y dependemos de él. Lo que resulta imposible es encontrar un argumento para abogar por destruirlo. Y a pesar de ello eso es lo que estamos haciendo”, afirma la directora ejecutiva de SEO/BirdLife.

 

Estamos en un momento crucial. Es el momento de empezar una nueva forma de relación con el planeta. La sosteniblidad es la clave para ello. Necesitamos un cambio social que asegure nuestro futuro. En SEO/BirdLife pensamos que todos, comos ciudadanos, como vecinos, como votantes y como consumidores podemos aportar nuestra parte. Y, además, exigir a quienes toman las grandes decisiones, como gobiernos y empresas, que cuiden a la naturaleza y las personas. En SEO/BirdLife celebramos que hoy la defensa del medio ambiente cuente con otro aliado: el Papa Francisco.

 

“Desde su nombramiento, el Papa ha mostrado un talante revolucionario en muchos aspectos. Nos alegramos de que ahora continúe con esta encíclica verde. Creemos que ha entendido que la regeneración social requiere necesariamente de la atención y cuidado del medio ambiente”, dice la directora ejecutiva de SEO/BirdLife. “Estamos de enhorabuena. Esta primavera hemos visto llegar las golondrinas de una regeneración democrática en España; ahora nos alegramos de que el Vaticano envíe una paloma con un mensaje verde. Esperamos que el mundo siga plagándose de estas aves que anuncian un mundo más justo y, por tanto, más verde”, concluye Asun Ruiz.

 

 

 

 

Noticias Relacionadas
fake rolex watches
X
HAZTE SOCIO