¿Quién cuida al patito feo? Unidos con Lush para salvar a los buitres

Junto a BirdLife Europa y nuestros compañeros de LIPU (Lega Italiana Protezione Ucelli) hemos lanzado una curiosa campaña en defensa de los buitres y denunciando el uso de diclofenaco, el fármaco veterinario que ocasiona la muerte a las aves que se alimentan de la carroña de animales que lo han consumido. 

 

 

¿Quién cuida al patito feo? o ¿Chi salverá il brutto anatraccolo? en su versión italiana, es una llamada de atención sobre la delicada situación a la que se enfrentan las aves carroñeras por la autorización para emplear en Europa un fármaco que ya ha sido retirado en Asia por su letal efecto sobre las aves. 

 

 

birdlife-slider

 

Para ello hemos unido fuerzas con Lush, una marca ética de cosmética hecha a mano, para lanzar una campaña de sensibilización a partir del 16 de febrero. Las tiendas de esta cadena en España e Italia, su revista y su boletín electrónico enviarán el mensaje de ¿Quién cuida al patito feo? a sus decenas de miles de seguidores.

La campaña juega con la pretendida fealdad de los buitres, algo que muchos pajareros no comparten, pero es percibida así por parte de la población. Es muy conocida la la historia del patito feo. En ese cuento infantil se narra la historia de un joven pollo distinto a sus hermanos al que todos dejan de lado por su extraño aspecto. Sin embargo, al pasar el tiempo, el patito feo va creciendo hasta convertirse en un ave grande y majestuosa a la que todos admiran por su belleza… Y por fin se descubre el secreto de su diferencia: no era un pato sino un cisne extraviado.

Ahora, junto a Lush y LIPU pedimos la colaboración para ayudar a otro patito feo del reino animal. Se trata del buitre, un ave espectacular, la más grande que sobrevuela los cielos europeos, pero que no goza de gran popularidad, quizá porque no destaca por tener un sonoro canto o vivos colores, como tantas otras aves llamativas que a todo el mundo le gustan.

La iniciativa propone proteger a las cuatro especies de buitres presentes en España (buitre leonado, buitre negro, alimoche y quebrantahuesos) hoy en riesgo de extinción por el uso del fármaco dicoflenaco, un antiinflamatorio ampliamente utilizado por los seres humanos y cuyo uso veterinario en España e Italia ha sido autorizado por la Comisión Europea . En la India el uso de este fármaco veterinario ha supuesto la muerte en apenas diez años del 99% de los buitres, la mayor mortalidad que se ha registrado nunca en animales.

Científicos y conservacionistas coinciden en la necesidad de retirar el diclofenaco. El pasado diciembre, los cerca de 300 investigadores en ornitología reunidos en Madrid durante el XXII Congreso Español de Ornitología elevaron una petición al Ministerio de Sanidad, la Agencia Europea del Medicamento y a la Comisión Europea para que prohíban el uso del medicamento veterinario diclofenaco en la UE. Su conclusión apelaba a  “la sólida información científica existente” respecto al daño que produce en las aves carroñeras que ingieren animales tratados con esa sustancia y apelaba al “principio de precaución que impera en la Unión Europea en materia ambiental”.

Con la campaña ¿Quién cuidará del patito feo? invitamos firmar la petición para pedir a la Comisión Europea la retirada del uso del Dicoflenaco veterinario, facilmente sustituible por otros fármacos equivalentes que no suponen un peligro para la fauna.

 

Captura de pantalla 2015-02-16 a la(s) 14.35.07

La petición está disponible en https://www.change.org/p/ms-silvana-dal-magro-diclofenac-the-vulture-killing-drug-is-now-available-on-eu-market-ban-it-now

Noticias Relacionadas
X
HAZTE SOCIO