Publicado el “barómetro” sobre la protección del mar para las aves: España a la cabeza de la UE

El informe de BirdLife International, publicado esta semana, revela una escasa protección del medio marino en la mayor parte de los países europeos. Por lo menos en cuanto a designación de ZEPA, la figura de la Red Natura 2000 que debe proporcionar protección a las aves y a sus hábitats.

 

Bando fotografiado al norte de la Península Ibérica. ©Shutterstock

Bando de correlimos tridáctilos fotografiado al norte de la Península Ibérica. ©Shutterstock

 

Así, en dos de cada tres países la superficie de ZEPA no supera el 3% del territorio marino. Las cifras son dispares entre estados miembros. En términos relativos Alemania encabeza la lista de alumnos aventajados, casi un 35% de su territorio marino protegido, con unos 19.500 km2 en total. Por su parte, España apenas supera el 5% del territorio marino, pero en términos absolutos es el país con mayor cobertura, más de 51.500 km2. La situación era muy distinta hace un año, cuando la superficie marina española cubierta por ZEPA era 20 veces menor, pero cambió en julio de 2014 con la designación de 39 ZEPA marinas por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA).

IBA marinas, un referente para las ZEPA

Más allá de evaluar la cobertura de ZEPA por parte de los distintos países, el informe de BirdLife también establece una comparativa entre las ZEPA y las Áreas Importantes para la Conservación de las Aves (IBA). Las IBA son áreas identificadas por BirdLife International y sus socios, en base a criterios científicos y consensuados internacionalmente, con la voluntad de convertirse en un referente para la designación de espacios protegidos (especialmente en ZEPA, dentro del ámbito europeo). Así, un alto grado de solapamiento entre IBA y ZEPA se considera como un indicador de una Red Natura 2000 robusta y coherente.

En el caso del medio marino, más del 40% de las IBA marinas se encuentra aún sin ningún tipo de protección. A esto hay que añadir que muchos países aún no tienen un inventario de IBA marinas exhaustivo. De nuevo, España se encuentra entre los países más aventajados, con un 90% de solapamiento.

¿A qué se debe el mérito de España?

En general, la protección del medio marino se encuentra desfasada respecto al medio terrestre, y tanto las ZEPA como las IBA no son una excepción. A principios del presente siglo BirdLife International marcó entre sus objetivos subsanar esta desigualdad, y los socios que lideraron el reto fueron SEO/BirdLife en España y SPEA en Portugal. Ambas organizaciones se embarcaron en sendos proyectos LIFE con el fin de desarrollar una metodología para identificar las IBA marinas, así como elaborar un inventario de éstas a nivel estatal. El trabajo coordinado de ambas organizaciones, con el constante apoyo de BirdLife International e innumerables instituciones y expertos, dio sus frutos a finales de 2008, cuando tanto España como Portugal presentaron sus inventarios de IBA marinas, repartidos de forma representativa por el conjunto de sus aguas jurisdiccionales. Posteriormente otros muchos socios han ido a la zaga, lo que permitió a BirdLife International lanzar en 2012 en 2012 un Atlas electrónico de IBA marinas.

Posteriormente SEO/BirdLife se embarcó en un nuevo proyecto LIFE+, INDEMARES, liderado por la Fundación Biodiversidad y con la participación de 10 socios, entre ellos administraciones, instituciones científicas y ONG. En este caso el objetivo era realizar un estudio más detallado sobre los espacios candidatos a Red Natura 2000 y conseguir la designación de los mismos. En el caso de las aves, el proyecto culminó en julio de 2014 con la designación, por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), de 39 ZEPA marinas, que sumaban 49.000 km2 a la Red Natura 2000 y multiplicaba por 20 la extensión de ZEPA marinas.

“Las ZEPA marinas representan uno de los logros más importantes en la conservación del medio ambiente en España en la última década” señala Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife. Y añade: “Debemos felicitar al MAGRAMA por haber apoyado y confiado en el trabajo de SEO/BirdLife, lo que ha permitido situar a España a la cabeza de la conservación marina en Europa”. El caso de Portugal, el otro país pionero en cuanto al desarrollo de las IBA marinas, es por ahora menos prometedor. Menos del 1% de su territorio marino está protegido, con un solapamiento entre ZEPA e IBA del 25%.

Mirando hacia el futuro

Finalmente, hay que citar que España también lidera la lista en número de especies cubiertas por la red de ZEPA (61). Las marinas constituyen uno de los grupos más amenazados de aves, y España cuenta con una gran diversidad de especies, muchas de ellas amenazadas. Las nuevas ZEPA contribuirán substancialmente a mejorar el estado de conservación de todas estas aves marinas. “Pero para ello es esencial que se implementen planes de gestión adecuados para las ZEPA, pues de no ser así corremos el riesgo de que estas figuras no pasen del papel a la realidad”, comenta Pep Arcos, responsable del Programa Marino de SEO/BirdLife. Una buena noticia al respecto es que el MAGRAMA se ha comprometido a aprobar los planes de gestión para las nuevas ZEPA en un plazo de dos años. Esperemos que cumplan, y que los planes sean rigurosos y acordes con las necesidades de conservación de las aves marinas, sin olvidar tampoco a los usuarios del mar.

Noticias Relacionadas
fake rolex watches
X
HAZTE SOCIO