La convención de especies migratorias prohíbe el diclofenaco y el uso de munición de plomo a escala internacional

En la undécima conferencia de las partes de la Convención para la conservación de las especies migratorias (CMS COP11) se ha acordado por unanimidad la substitución del plomo en la munición de caza por otras substancias no tóxicas en un plazo de tres años, lo que supondrá la eliminación de una causa de mortalidad y morbilidad muy importante para la fauna en general y, muy en particular, para las aves. Asimismo, también se ha aprobado la prohibición del uso veterinario del diclofenaco, un antiinflamatorio que ha ocasionado la muerte de millones de buitres en el subcontinente indio y que amenaza con hacerlo en Europa y en África.  

 

  • En la 11ª conferencia de la Partes de la Convención de especies migratorias se ha tomado la decisión histórica de prohibir el plomo en la munición de caza, al igual que otros productos tóxicos de gran impacto en la biodiversidad
  • Además, se han aprobado otras resoluciones esenciales con respecto al impacto de actividades humanas sobre las aves migratorias

 

 

Desde Quito, Juan Carlos Atienza, director de conservación de SEO/BirdLife, mostró ante todos los delegados su satisfacción por la decisión: “Es un día histórico ya que el Convenio de Especies Migradoras mostrará la senda a recorrer para evitar una de las amenazas más grandes para las aves migradoras, su envenenamiento. Y es que es la primera vez que se ponen fechas a la retirada del plomo de la munición de caza a nivel mundial, lo que es todo un hito en la conservación de la biodiversidad“.

El plomo es el causante de una grave intoxicación degenerativa que termina causando una muerte lenta y dolorosa en los animales y graves problemas neurológicos en las personas. El plumbismo, o saturnismo, causa una muerte lenta y dolorosa que produce problemas en el sistema nervioso tanto en aves como en mamíferos y en humanos Tras la prohibición del uso del plomo en tuberías de agua potable, en carburantes y en pinturas, la munición seguía siendo una de las principales fuentes de plomo en el medio ambiente.

La sustitución por metales no tóxicos redundará en la salud de los ecosistemas así como de los consumidores de carne de caza. Otro aspecto histórico es la prohibición mundial del diclofenaco, un antiinflamatorio que se utiliza en el ganado y que resulta letal para las aves carroñeras que se alimenten de cadáveres de animales que hayan sido tratados.

En el sur de Asia produjo la muerte de más del 99% de los buitres y también ha mostrado ser tóxico para águilas. Su llegada a España en 2013 supuso una alarma entre las organizaciones conservacionistas y SEO/BirdLife se puso de inmediato a trabajar con sus contrapartes europeas para conseguir su retirada. Además de la sustitución del diclofenaco y de la munición del plomo, en la misma resolución se han dado directrices para reducir el impacto de los insecticidas, los rodenticidas y los cebos envenenados.  

 

 

En esta conferencia se han establecido, así mismo, un plan de acción para la conservación de las aves terrestres en el contexto Euroasiático-Africano, un marco de cooperación para la prevención y la lucha contra la muerte ilegal de aves en la cuenca del Mediterráneo y, por vez primera, se ha acordado un marco de coordinación y cooperación para el corredor migratorio de las Américas.

 

Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife, afirma: “El éxito de la 11ª Conferencia de la Partes de la Convención de especies migratorias ha sido en parte por el fundamental papel de las ONG como observadores. Debemos estar orgullosos y satisfechos por el papel realizado por SEO/BirdLife en esta COP apostando por la buena gobernanza mundial y su importancia para el medio ambiente. Sin duda, SEO/BirdLife seguirá apostando en el futuro en este fundamental trabajo exportando nuestra experiencia para solucionar problemas ambientales en todo el planeta”.        

 

 

Noticias Relacionadas
X
HAZTE SOCIO