El incendio de Gádor, en Almería, afecta a zonas con alto valor de conservación

El incendio declarado la semana pasada y que quedó controlado el pasado viernes 28 de marzo ha arrasado más de 3.000 hectáreas de la Sierra de Gádor, un macizo montañoso litoral al sur de la Sierra Nevada Almeriense. Además de la aparatosidad del incendio y las dificultades para su extinción, donde participaron más de 200 personas, también cabe destacar el valor ecológico de la superficie calcinada. La mayor parte de la vegetación de este espacio corresponde a un matorral austero que sin embargo esconde un elevado número de endemismos y otras singularidades botánicas. Esta sierra además da cobijo a especies tan interesantes como la mariposa Apolo (Parnassius apollo) o la chapa (Iberus gualterianus), un caracol con un gran valor de conservación. Por estos motivos, la superficie quemada forma parte del LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) Sierras de Gádor y Enix.

Imagen del incendio de la sierra de Gádor. ©Efe

Imagen del incendio de la sierra de Gádor. ©Efe

 

Área Importante para las Aves

Además, los terrenos afectados forman parte de la IBA (Área Importante para las Aves) Sierra de Gádor, que alberga uno de los mejores núcleos reproductores de águila-azor perdicera de la provincia de Almería, además de otras rapaces como el águila real o el halcón peregrino. Aparte de estas rapaces también destacan otras aves tan llamativas como el roquero solitario.

 

Related Posts
X
HAZTE SOCIO
X