La lucha contra una especie exótica invasora en el Delta del Ebro obliga a rescatar especies amenazadas locales

  • Voluntarios de SEO/BirdLife de siete países europeos colaboran en el rescate de náyades de agua dulce antes de inundar los canales con agua de mar para luchar contra el caracol manzana

 

Los canales de desagüe del hemidelta sur donde las tareas de prospección realizadas durante septiembre y octubre por el personal técnico, regantes y voluntarios, han indicado la presencia de huevos o ejemplares adultos de caracol manzana (Pomacea insularum) serán inundados próximamente con agua marina durante 20 a 30 días para eliminar cualquier ejemplar de esta especie invasora no detectado o nacido de sus huevos en verano.

 

Con esta medida, la Generalitat y la Comunidad de regantes pretenden eliminar cualquier posibilidad de que este voraz caracol infecte los arrozales y los espacios naturales en el hemidelta sur. Así, se da tiempo a reinundar los arrozales de agua dulce a finales de noviembre y cumplir las medidas agroambientales comprometidas entre los agricultores y la Unión Europea.

Náyades de agua dulce. ©SEO/BirdLife

Para ello ha sido necesario el rescate de más de 5.000 náyades (almejas de agua dulce: Psilunio littoralis, Unio mancus y Anodonta cygnea) y de casi 2.000 caracoles vivíparos (Melanopsis tricarinata) que se encontraban a lo largo de varios kilómetros de algunos de esos canales, en concreto los que reciben aguas permanentes provenientes de los afloramientos naturales de agua dulce de los Ullals del Delta.

 

Desecar esos canales, causando un número limitado de bajas en la fauna amenazada, recoger y traslocar a canales seguros el máximo de ejemplares de náyades y gasterópodos, ha requerido la acción coordinada de la Generalitat, de la Comunidad de regantes, de Forestal Catalana, de los voluntarios de SEO/BirdLife y del Parque Natural del Delta, que ha dirigido la acción.

 

Los canales afectados por el tratamiento de agua marina son desagües de arrozal, ya bastante alterados, donde las especies protegidas, saliendo de las aguas naturales dels Ullals, han ido encontrando condiciones adecuadas de crecimiento. En esta acción se contarán bajas inevitables de náyades, peces y gasterópodos, pero la alternativa de dejar al caracol manzana (una de las 100 peores “especies plaga” del mundo) penetrar en el hemidelta sur, como ya lo ha hecho en el norte desde 2009, es mucho peor para la biodiversidad. Los ejemplares de náyades traslocadas se quedarán en unos canales con aguas circulantes cerca dels Ulllals, sin a sufrir ni ser molestadas con más traslocaciones.

 

Voluntarios de SEO/BirdLife trabajando en uno de los canales. ©SEO/BirdLife

 

En el hemidelta norte, siguiendo el plan de choque de la Generalitat también se ha iniciado el tratamiento de agua marina en arrozales y desagües en algunas zonas sin náyades y el secado de los campos afectados en los que el agua marina no llega. Allí, los voluntarios de SEO/BirdLife, desde el año 2009, han extraído manualmente más de 340.000 caracoles manzana y de 180.000 puestas de sus huevos durante más de 150 jornadas de campaña contra el voraz gasterópodo, limitando su reproducción y expansión.

 

“Los voluntarios locales e internacionales, que nuestra organización acoge en el Delta del Ebro, cumplen con satisfacción estas tareas, a veces duras y desagradables, para proteger los arrozales y la biodiversidad del Delta de acuerdo con los criterios técnicos de SEO/BirdLife y de lo que es en esencia el voluntariado ambiental”, afirma Ignasi Ripoll, responsable de SEO/BirdLife en el Delta del Ebro y añade: “Además aporta una imagen muy positiva y ejemplar de las asociaciones conservacionistas bien organizadas, haciendo que el voluntario se sienta útil y dando sentido al trabajo que hace SEO/BirdLife contra la expansión de las especies exóticas invasoras a nivel de la administración y de la mejora de la legislación”.

 

A este respecto SEO/BirdLife considera importante llamar la atención sobre lo siguientes temas:

 

Las aguas naturales continentales del Delta del Ebro, con su centro en los afloramientos dels Ullals constituyen un ecosistema singular cuya biodiversidad debe ser conservada con medidas especiales y eficaces, por ejemplo haciendo y aplicando planes de gestión en espacios de la Red Natura 2000 en todos los canales en los que haya especies autóctonas protegidas.

 

Las administraciones deberían ser más conscientes del grave peligro que suponen las especies exóticas invasoras y actuar de manera proactiva, legislando e impidiendo con eficacia la presencia, la dispersión y el comercio de estas especies, colaborando en el control preventivo y erradicación de especies invasoras, e informando a la población sobre el peligro que implica poseer mascotas y plantas exóticas potencialmente invasoras.

 

Las administraciones catalana, española y europea deberían actuar de manera más coordinada y flexible en la campaña contra el caracol manzana en el Delta del Ebro.

 

La liberación deliberada o no de esta especie exótica invasora es un delito contemplado en el Código Penal y debería tener efectos retroactivos que no pudieran prescribir. Recientemente se ha archivado la causa penal contra la empresa presuntamente responsable de esta plaga por pasar tres años hasta que los efectos negativos derivados de la fuga de la instalación y la expansión de caracol manzana se hicieron notar y ha prescrito como delito. Cabría pedir a la Generalitat que continúe el expediente contra los responsables de la empresa por la vía administrativa.

 El caracol manzana, una especie invasora, amenaza el Delta del Ebro

 

 

Noticias Relacionadas

Who makes the best rolex replica You'll find out about it on our website - perfectrolex.io, best 2020 replica website

X
HAZTE SOCIO
X