Los anilladores científicos alzan su voz contra el parany

El XVIII Congreso de Anillamiento Científico de Aves, la gran cita que cada dos años reúne a los cientos de anilladores de aves del Estado español, terminó el pasado fin de semana en San Sebastián (Guipúzcoa) con una repulsa clara de todos los presentes al uso de la ilegal técnica de caza con pegamento conocida como parany. Se trata de un rechazo contudente a la intención de la Generalitat de Valencia de autorizar este otoño la actividad de 33 de paranys bajo el pretexto de que se dedicarán a atrapar aves con un presunto interés científico.

 

Anilladores científicos de aves reunidos en el XVIII Congreso de Anillamiento Científico celebrado en San Sebastián en octubre de 2013. ©Arantza Leal-SEO/BirdLife

 

“El parany no es ciencia”, afirmaron los máximos expertos en captura científica de aves reunidos en San Sebastián. “El parany no es una herramienta científica para el estudio de aves y el seguimiento de poblaciones”, concluyó la asamblea de anilladores, que además “insta a las instituciones públicas a hacer cumplir la ley”. Estas son algunas de las conclusiones del manifiesto final con el que se clausuró el XVIII Congreso de Anillamiento Científico de Aves, y cuyo último punto afirma lo siguiente: 

 

El Congreso muestra su más firme rechazo a la práctica del “parany”, así como otras prácticas de captura de aves ilegales, que causan daños irreversibles y la muerte en millones de aves cada año. Por sus características, estas prácticas no constituyen, ni pueden constituir, una herramienta científica para el estudio de aves y el seguimiento de poblaciones. En este sentido, se insta a las instituciones públicas a hacer cumplir la ley y a ser valientes a la hora de proteger y conservar nuestro patrimonio natural.

 

 

 

Para Juan Carlos del Moral, coordinador del Área de Seguimiento de Avifauna de SEO/BirdLife, presente en el congreso, “el consenso encontrado en todos los anilladores en contra del parany es una muestra del evidente error en el que incurre la Generalitat valenciana al intentar encontrar un cauce para una práctica que ha sido prohibida por las leyes españolas y europeas y declarada ilegal por todas las instancias judiciales, incluido el Tribunal Constitucional”.

 

A continuación reproducimos el manifiesto leído y consensuado en el XVIII Congreso de Anillamiento Científico de Aves celebrado en San Sebastián y cuyo contenido coincide en su rechazo al parany con el emitido hace unos días por el Comité Científico de SEO/BirdLife en los mismos términos. Es una muestra de la repulsa que este método masivo y no selectivo de caza genera entre los expertos científicos en aves de toda España y de lo erróneo de la resolución publicada por la Generalitat valenciana.

 

 

Manifiesto

 

 XVIII Congreso de Anillamiento Científico de Aves, San Sebastián, 2013

 

1. El anillamiento de aves y, de manera más general, el marcado de aves para su identificación individual, es una técnica útil, plenamente vigente en los estudios sobre biología, ecología y conservación de especies. En el Congreso se demuestra la aplicación del anillamiento en estudios sobre migración, dispersión, reproducción, supervivencia y demografía de poblaciones.

2. Desde un punto de vista científico, especial valor, por su contribución al conocimiento y desarrollo de la ciencia, tienen los estudios de carácter experimental así como el seguimiento de aves a largo plazo, ya sea éste fundamentado en estaciones de esfuerzo constante o en especies o grupos de especies.

3. El colectivo de anilladores ha realizado un esfuerzo significativo en mejorar la calidad de la actividad. Este colectivo debe continuar esforzándose por materializar la actividad del anillamiento de aves en proyectos bien conformados, con objetivos claros y metodología acordes con dichos objetivos, así como publicar los resultados y conclusiones de sus trabajos.

4. Las instituciones públicas, y la sociedad en general, deben ser conscientes del valor y contribución del anillamiento a la mejora de nuestro conocimiento sobre las aves. En este contexto, es necesario su apoyo y financiación.

5. En el ámbito de la educación ambiental, el anillamiento constituye una herramienta interesante, con beneficios claros en el desarrollo del conocimiento y crecimiento personal de los alumnos. Se hace hincapié, no obstante, en enmarcar la actividad del anillamiento en un programa bien pensado, estructurado, prioritariamente incluido dentro del sistema educativo formal.

6. El Congreso muestra su más firme rechazo a la práctica del “parany”, así como otras prácticas de captura de aves ilegales, que causan daños irreversibles y la muerte en millones de aves cada año. Por sus características, estas prácticas no constituyen, ni pueden constituir, una herramienta científica para el estudios de aves y el seguimiento de poblaciones. En este sentido, se insta a las instituciones públicas a hacer cumplir la ley y a ser valientes a la hora de proteger y conservar nuestro patrimonio natural.

 

 

Este vídeo muestra cómo es un parany por dentro

 

Noticias Relacionadas
X
HAZTE SOCIO