Desarrollo sostenible en Merja Zerga

La laguna costera Merja Zerga es un enclave mítico, situado a 130 km. al norte de Rabat, en Marruecos. Es punto de descanso de miles de aves en paso de primavera y otoño. Está declarada sitio Ramsar, pero la presión de uso humano es enorme en la actualidad y pone en peligro su equilibrio ecológico. Hay que señalar que en Merja Zerga vivien cerca de 17.000 personas

Uso sostenible de los recursos naturales de la Reserva biológica y sitio Ramsar Merja Zerga, en Moulay Bousselham, Wilaya de Kenitra.

Merja Zerga (laguna azul) es una laguna costera de agua salobre unida al mar que alberga una avifauna muy rica y variada y que constituye una escala importante en la ruta migratoria por la costa atlántica.

En el ámbito de la laguna hay una comuna (el equivalente a nuestro municipio) amplia donde vive una población rural tradicional distribuida en 16 aldeas por toda la zona que se dedica a la agricultura, la ganadería y, en particular, la pesca artesanal. La agricultura se ha ido intensificando recientemente, en particular por la fresa en regadío y, en menor medida, por el arroz, lo que acarrea una utilización de productos fitosanitarios que contaminan la laguna.

En la laguna pescan los hombres en barcas, y las muchachas y mujeres adultas se dedican al marisqueo artesanal. Esta explotación que es tradicional y se ha venido llevando a cabo desde tiempo inmemorial, se ha visto intensificada de un modo exponencial en los últimos años. Este incremento ha tenido una consecuencia clara en la disminución de la producción. Hay una sobreexplotación clara, los mismos usuarios comprueban que con el mismo esfuerzo de captura, obtienen una producción mucho más baja y eso preocupa mucho a la población, que comprende intuitivamente este proceso.

Esta sobreexplotación, debida a numerosas razones tiene varias consecuencias como el deterioro del equilibrio natural y una baja producción.  Este descenso en la producción de la laguna es tan claro, que las propias mariscadoras ven que con el mismo tiempo dedicado, la captura es mucho más baja que hace unos años. La diversificación de las fuentes de ingresos es por lo tanto una necesidad.

Además, para intentar reducir el impacto de los pesticidas, se llevó a cabo una actividad basada en la ricicultura ecológica. También se procedió a la capacitación en numerosos campos, como la formación de guías ornitológicos, la alfabetización, el aprendizaje de técnicas artesanas, etc.

El proyecto que ejecutó SEO/BirdLife financiado por el programa Azahar de la AECI (ahora AECID), proporciona alternativas económicas que suponen un uso sostenible de los recursos naturales de la laguna, tanto para el colectivo masculino, como de las mujeres.

Noticias Relacionadas
X