Artículo 31: Hacer del derecho a un medio ambiente sano un derecho humano

BirdLife lanza una nueva campaña para pedir que se incluya, por primera vez en más de 70 años, un nuevo derecho – el artículo 31 – en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de Naciones Unidas.

De las cenizas de la Segunda Guerra Mundial, una de las mayores crisis humanitarias de la historia, surgió uno de los mayores logros de la humanidad: la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH).
Forjada por expertos de diversas culturas y orígenes, y proclamada por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1948, esta declaración traza, en sus 30 artículos, los derechos humanos fundamentales que deben ser protegidos.
Estos derechos nos protegen de la esclavitud y la tortura, y nos permiten disfrutar de la libertad de movimiento y de pensamiento. Han resistido la prueba del tiempo, y después de 70 años siguen siendo relevantes.
Pero falta un derecho: Artículo 31 – nuestro derecho a un medio ambiente sano y, esta es una laguna preocupante. En los 70 años desde que se firmó la DUDH, nuestra sociedad ha causado estragos en la naturaleza. Y es evidente que, desde el aire que respiramos, hasta el agua que bebemos, pasando por la tierra en la que cultivamos gran parte de nuestros alimentos; el estado de nuestro entorno afecta a nuestra salud de muchas maneras.
La actual pandemia de COVID-19 está relacionada con el comercio ilegal de especies y la destrucción de los hábitats naturales, actividades humanas que aumentan el riesgo de que surjan nuevas enfermedades. La ciencia es clara: la salud humana y el medio ambiente están íntimamente relacionados y es una evidencia cómo la destrucción de la naturaleza afecta además otros derechos humanos como el derecho a la vida, la libertad y la seguridad.
En nuestra carta al Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, BirdLife apoya el trabajo realizado por la ONU y hace un llamamiento para que:
  • Incluya el derecho a un medio ambiente sano – potencialmente un Artículo 31 – en la agenda de la Asamblea General de las Naciones Unidas y en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad en septiembre de 2020.
  • Incluya el derecho a un medio ambiente sano en la Declaración Universal de Derechos Humanos para diciembre de 2023, coincidiendo con el 75º aniversario de la adopción de la Declaración Universal por la Asamblea General de las Naciones Unidas.
Naciones Unidas debe  mostrar su liderazgo reconociendo un medio ambiente sano como un derecho humano como parte de su respuesta a la crisis del coronavirus. Sabemos que añadir un nuevo derecho humano es un acto de máximo calado. Nuestro planeta lo merece y lo necesita, y nosotros también, como un derecho inherente a todos los seres humanos. Quizás nunca ha habido un momento tan importante para declarar este derecho humano que nos obligue a respetarlo en el beneficio de todas las personas.
Gracias por tu interés en asegurar este derecho esencial para la humanidad. Esperamos que como individuo, como ONG ambiental o de otro tipo, empresa, entidad u organismo gubernamental, estés dispuesto a unirte a nosotros y movilizar a los ciudadanos del planeta de todos los continentes, mares y océanos, para respaldar este llamamiento tan vital. Agradecemos la oportunidad de compartir tu apoyo en esta web.
Al Secretario General de Naciones Unidas António Guterres: