#SOSMarMenor
Primer hábitat en peligro de desaparición  ¡YA! 

El Mar Menor se muere. 

Hemos solicitado de manera urgente al Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco), la declaración de las lagunas costeras como el primer hábitat en peligro de desaparición de España dentro del Catálogo Español de Hábitats en Peligro de Desaparición, pendiente aún de aprobación. 

Esta petición, que ya fue solicitada por SEO/BirdLife hace casi de un año, podría acelerar una intervención rápida y eficaz para salvar del deterioro absoluto y la muerte ecológica de esta albufera de la costa mediterránea.  

 El Mar Menor representa el 40% de las lagunas costeras amenazadas en España, por ello urge más que nunca hacer efectiva esta declaración. De hecho,  las lagunas costeras, son uno de los ecosistemas prioritarios para la Unión Europea y principal hábitat en espacios protegidos de la Red Natura 2000, por lo que el Gobierno debería atender esta declaración en virtud de lo establecido en Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad de 2007. 

Nuestras acciones por el Mar Menor: 
Los otros “Mares Menores”:

No solo el Mar Menor está en peligro. Las lagunas costeras, en su conjunto, atraviesan numerosas amenazas y su riesgo de desaparición es muy alto. El Mar Menor acoge el 40% de la superficie total de este hábitat en España, pero hay otros humedales de esta tipología igualmente con graves problemas de conservación: Donaña, que acoge el el 28% de este hábitat, y la Albufera de Valencia con el 20%. Entres representan casi el 90% de las lagunas costeras de nuestro país.  

 El colapso ambiental en el Mar Menor que ha provocado un desequilibrio en su ecosistema debido al grave proceso de eutrofización de sus aguas es alarmante, pero igual ocurre con la sobreexplotación de los recursos hídricos en Doñana, que compromete el estado de conservación de sus hábitats y especies, y la crisis ambiental que persiste en la laguna costera de la albufera de Valencia que, debido a la deficiente e insuficiente calidad en los aportes de agua le impide recuperar la biodiversidad del humedal.  

El futuro de las lagunas costeras es claramente incierto, salvo que se adopten medidas urgentes y globales que reviertan su situación, y para ello es fundamental que el Gobierno central apruebe el Catálogo Español de Hábitats en Peligro de Desaparición y declare las lagunas costeras como el primer hábitat en peligro.