Hazte socio | Guía de aves | Contacto
Contagiamos Naturaleza

Focha moruna, 2002

La focha moruna (Fulica cristata), también conocida como focha cornuda, es una de las aves acuáticas más amenazadas de Europa: su población reproductora no supera, en años favorables, las 20 parejas, que se distribuyen por unos pocos humedales de Andalucía. 

 

A escala mundial existen dos poblaciones geográficamente aisladas, una de ellas, en el este y sur de África, cuenta con una importante población de más de 30.000 individuos, mientras que la del Mediterráneo occidental (sur de España y, principalmente, en el norte de Marruecos) es muy pequeña y está gravemente amenazada, con no más de 500-1.000 parejas reproductoras. Desde finales del siglo XIX y principios del XX, la población del Mediterráneo occidental ha sufrido una fuerte disminución, habiendo desaparecido de Portugal, Argelia y Túnez. 

 

Focha moruna Foto 1

 

En España, la focha moruna desapareció del litoral mediterráneo a principios del siglo XX, quedando al borde de la extinción a mediados de ese mismo siglo. Tan solo unas pocas parejas (entre 5 y 10) lograron sobrevivir en humedales andaluces del entorno de las Marismas del Guadalquivir a lo largo de la última década. 

 

Debido al crítico estado de la población ibérica de Focha Moruna ha sido clasificada “en peligro de extinción” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, y ha sido incluida en la máxima categoría de amenaza, tanto en el anterior Libro Rojo de los Vertebrados de España (1992), como en el nuevo Libro Rojo de los Vertebrados Amenazados de Andalucía (2001). En Europa, la especie también está protegida por la Directiva de Aves y el Convenio de Berna. 

 

Focha moruna Dibujo 2En 1999, BirdLife International redactó para la Comisión Europea el Plan Internacional de Acción para la Focha Moruna, con la colaboración de expertos de toda Europa. En este documento se definen las acciones necesarias para garantizar la conservación de la especie, y se recopila la información relevante sobre distribución, población, biología y amenazas, que ha conducido a establecer estas acciones. 

 

Principales Amenazas:

  • Pérdida y degradación de hábitat: la desecación y destrucción en el siglo XX de muchos de los humedales importantes para la especie es la causa principal de su declive en el Mediterráneo occidental, junto con la degradación de la calidad de su hábitat, debido a cambios en el régimen hidrológico, sobreexplotación de acuíferos, contaminación de origen agrícola, industrial y urbano, colmatación de humedales, la quema de carrizales, competencia con otras especies introducidas y nativas, etc.

 

  • Excesiva presión cinegética: la Focha Moruna es muy vulnerable a la caza, debido a la similitud con su pariente más cercano, la Focha Común, una especie cinegética de la que difícilmente se puede diferenciar en el campo.

Principales acciones para su conservación en España:

  • Apoyar la preparación de un plan de acción para la conservación de la Focha Moruna coordinado entre las administraciones central y autonómicas dentro del Comité de Flora y Fauna del Miniserio de Medio Ambiente, que involucre a expertos locales y ONG.
  • Aprobar y aplicar sendos Planes de Recuperación en Andalucía y la Comunidad Valenciana.
  • Promover la aplicación de medidas de gestión del hábitat en los humedales de las Marismas del Guadalquivir con el fin de crear un hábitat de nidificación más adecuado.
  • Promover la restauración del hábitat adecuado en los humedales de Cádiz, Sevilla y Málaga, junto con la restauración de humedales adecuados en la zona de influencia de la antigua laguna de La Janda. Esta laguna puede constituir una localidad alternativa durante los periodos de fuerte sequía.
  • Prohibir la caza de la Focha Común (Fulica atra) en las zonas importantes para la conservación de la Focha Moruna, debido a la dificultad de disitinción entre ambas especies.
  • Promover un programa de cría en cautividad y un programa de reintroducciones coordinado entre Andalucía y la Comunidad Valenciana.
  • Elaborar censos simultaneos de Focha Moruna en localidades españolas y marroquíes, y promover la investigación conjunta entre ambos países
  • Realizar investigaciones sobre la ecología y biología de la especie,sobre todo las relativas a requerimientos de hábitat, ecología reproductora y movimientos dentro y fuera de España.

Medidas actuales de conservación 

La supervivencia de la especie depende de la restauración y conservación de su hábitat, así como del reforzamiento de la escasísima población silvestre mediante la reintroducción de ejemplares nacidos en cautividad. 

 

Comunidad Valenciana
La Comunidad Valenciana no tiene redactado un Plan de Recuperación. Sin embargo, cuenta con un Plan de Acción para la especie desde 1997 y desarrolla desde 1999 el “Proyecto de Reintroducción de la Focha Cornuda en dos ZEPA de la Comunidad Valenciana”, cofinanciado por la Unión Europea, con fondos LIFE-NATURALEZA. El programa ha liberado un total de 149 ejemplares entre 1999 y 2001, con el resultado de cinco parejas nidificantes en 2001 que han sacado adelante al menos nueve pollos volantones. El seguimiento de los ejemplares reintroducidos, el control de la variabilidad genética de los ejemplares en cautividad y de sus descendientes, junto con el desarrollo de una campaña de difusión y educación ambiental, con especial énfasis en los cazadores, completan las actuaciones de este programa. 

 

 

Andalucía
La Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Medio Ambiente ha redactado un Plan de Recuperación (todavía sin aprobación con rango legal) e iniciado un Plan de Acción para los próximos tres años, cuyo objetivo es asegurar la recuperación de la población andaluza de la especie en hábitats naturales para que pueda dejar de considerarse gravemente amenazada. 

 

Las líneas de acción que se llevarán a cabo para conseguir dichos objetivos son: actualizar la información existente para conocer la situación actual, realizar un seguimiento continuado y coordinado de la población, disminuir las causas no naturales de mortantad de la especie, reforzar la población silvestre con reintroducciones provenientes de cría en cautividad, restaurar hábitats naturales con condiciones particulares para la especie, conocer los requerimientos tróficos de la especie. 

 

Las buenas condiciones hidrológicas en los últimos años de los principales humedales en los que cría la especie, ha favorecido, junto con los programas de reintroducción, la presencia en el año 2001 de al menos 65 parejas en Andalucía (37 en las Marismas del Guadalquivir y 15 en Espera y entre 13 y 17 en Medina), y han podido sacar entre 29 y 75 pollos. 

 

Marruecos
Es importante conocer la situación de la Focha Moruna en este país, debido a que existe una importante relación entre las poblaciones andaluza y marroquí. La contínua regresión que sufren los humedales en el Magreb puede dar una idea falsa de recuperación de la especie, y afectará a la viabilidad de la población circunmediterránea. 

 

Últimos datos de la población española de focha moruna 

En total, el contingente de parejas reproductoras en España en 2001 se situaría en un mínimo de 70 parejas, entre aves silvestres y liberadas, lo que supone la cifra conocida más elevada de las últimas cuatro décadas. En todo caso habrá que esperar a temporadas posteriores para poder valorar el éxito de estas reintroducciones y su impacto en la población ibérica de Focha Moruna. 

 

En Andalucía se puede calcular una población de más de 150 individuos, muchos de ellos marcados con collar blanco. 

 

Además de las marismas del Guadalquivir, este año se soltarán ejemplares en lagunas de las provincias de Córdoba y Jaén, donde los grupos locales de SEO/BirdLife realizarán un seguimiento exhaustivo junto a la Consejería de Medio Ambiente. 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.