Tag Archive for voluntariado

La participación ciudadana, una seña de identidad, por Federico García

 

En esta última década se ha puesto de manifiesto el enorme músculo participativo que tienen los socios y colaboradores de SEO/BirdLife. Esto pone en entredicho esa especie de mantra o letanía que dice que en los últimos años ha descendido el compromiso en la defensa del bien común y que cada vez el ciudadano es más individualistas y sólo se mira su propio ombligo. [more…]

Como prueba, los 8.000 voluntarios que cada año colaboran con la organización en los diferentes programas de seguimiento, conservación o acciones de divulgación. Aunque SEO/BirdLife ya trabajaba en el ámbito del voluntariado en espacios naturales protegidos, ha sido durante estos diez últimos años cuando se ha logrado un mayor desarrollo, a pesar de verse frenado por la crisis económica. El programa de voluntariado en parques nacionales, que año tras año financia el Organismo Autónomo Parques Nacionales y en el que la organización participa desde su comienzo, ha supuesto en el último decenio la realización de actuaciones en 18 espacios y la participación de casi 5.000 voluntarios dedicados, tanto a la mejora de dichos espacios, como a aumentar el conocimiento de sus valores.

Los grupos locales se han multiplicado por dos en diez años hasta llegar a 43

Este afán por hacer partícipe a la sociedad en la conservación del patrimonio natural también se ha desarrollado a nivel autonómico e incluso municipal; prueba de ello son los programas de voluntariado que se han ejecutado en diferentes espacios naturales de muy diversas comunidades con la implicación tanto de administraciones públicas como de entidades privadas a través de la figura del apadrinamiento o el voluntariado de empresas. De esta manera se ha intervenido en cerca de 30 espacios más.

Otra muestra de esta cultura participativa se encuentra en los grupos locales de SEO/BirdLife, que en los diez últimos años se han multiplicado por dos llegando a sumar 43. Estos grupos de socios y simpatizantes se unen a nivel local y forman una red que permite a la organización tener ojos y oídos en una buena parte del territorio. Obtienen información que de otra manera sería imposible conseguir y actuan en beneficio de la conservación de los valores naturales a diferentes niveles (presentando alegaciones, colaborando con campañas de conservación nacionales o internacionales, recabando datos sobre avifauna o divulgando los valores naturales que albergan sus municipios). Una muestra de generosidad y altruismo digna de valorar y de responder en su justa medida.

 

 

Federico García, es coordinador del área de Educación Ambiental y Voluntariado.

Contacto: [email protected]

 

 

En mis 20 años de andadura en SEO/BirdLife he visto numerosos cambios y novedades, pero algo que no ha variado es el alto grado de participación y compromiso de los socios y simpatizantes en los programas de la organización; colaboración que además ha experimentado en el tiempo una notable y constante mejora.

Es muy posible que la necesidad creara la virtud en su inicio, ya que para lograr tener información sobre el estado de nuestras aves y los espacios en los que habitan era necesario contar con la colaboración de cientos de voluntarios, pero también es cierto que año tras año ha mejorado mucho la gestión, divulgación, reconocimiento e información, consiguiendo una mayor eficacia en la dedicación de miles de personas a la conservación de nuestras aves y sus hábitats. En esta mejora continua intervienen los compañeros que atienden el teléfono, las personas que gestionan las finanzas, los que comunican los programas y, claro está, también los responsables de cada una de estas iniciativas.

La educación ambiental, una de las fortalezas de la organización, es una herramienta imprescindible a la hora de motivar una participación activa en defensa de la naturaleza. Desde hace años detectamos cómo en las nuevas generaciones hay una desvinculación de todo lo que implica naturaleza, posiblemente por ser más urbanitas o por tener una mayor oferta de ocio ligada a nuevas tecnologías o a espacios cerrados. Por este motivo, desde hace dos años SEO/BirdLife ha puesto en marcha el Club Aventureros, con el ilusionante objetivo de introducir en los más pequeños la semilla del respeto por nuestro entorno. Esperamos que con el tiempo pueda germinar dando nuevos profesionales en temas ambientales, aficionados a la ornitología, ciudadanos ambientalmente responsables o voluntarios que nos apoyen en el reto de mantener un mundo con las aves como indicativo de que sigue estando vivo.

 

 

 

Listos para participar en el Atlas de Aves Reproductoras en España

Otro emocionante proyecto se pone en marcha en SEO/BirdLife: un nuevo atlas. Ahora toca poner al día el Atlas de las aves reproductoras publicado ya hace 11 años. Como me gusta tanto salir al campo será otra nueva excusa para poder pajarear y a la vez generar información que sea útil para la conservación de las aves.

Blas Molina, autor de este blog, observando aves en Santander junto a otros compañeros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aunque se puede elegir diferentes formas de proporcionar los datos, yo voy a por la más exigente: hacer recorridos o transectos. Esto te permite caminar y disfrutar de los cantos de las aves, a la vez que cuentas. Matemáticas, ejercicio físico y música, actividades recomendadas para el culto al cuerpo y para la salud.

[more…]

Prismáticos y libreta, y a madrugar y disfrutar de la primavera. Abubilla aquí y calandria allá, se avanza y se cuenta. Si los números no van contigo, entonces puedes contribuir con un listado, cotilleando lo que hacen cada una de las especies que ves: si defienden su territorio, si hacen nidos, si ceban a los pollos, entre otras muchas tareas para sacar adelante nuevas generaciones.

 

En los próximos cuatro años se explorarán los diferentes hábitats que componen nuestra biodiversidad

Paisajes y ambientes diferentes, desde playa y costa a alta montaña. Lugares alejados y desconocidos hasta hora para mí y cercanos a donde vivo o habitualmente salgo a ver pájaros. En los próximos cuatro años se explorarán los diferentes hábitats que componen nuestra biodiversidad para conseguir una imagen de la distribución de nuestras aves y poder valorar los posibles cambios, avances o retrocesos.

 

Esta foto fija, proporcionada por la cámara fotográfica del trabajo de unos miles voluntarios, es una herramienta magnífica para contribuir a la conservación de las aves. Además, cada nueva actualización de este tipo de trabajos de SEO/BirdLife aumenta la resolución de la información y va puliendo y afinando en el conocimiento de muchas especies de aves.

 

No lo dudes, anímate a disfrutar del momento y a la vez que disfrutas puedes aportar una preciosa información.

 

Todos aquellos que quieran participar en la elaboración del Atlas de las Aves Reproductoras en España pueden inscribirse y obtener más información accediendo a la aplicación online de este enlace. El atlas será una herramienta de conocimiento y conservación básicas, ya que al establecer los parámetros básicos sobre el estado de todos los taxones de nuestro territorio orientará las prioridades de conservación en el futuro. 

 

Blas Molina es técnico de SEO/BirdLife y trabaja en el Área de Seguimiento de Aves.

 

 

 

 

Hagamos un Gran Año

“Me encantan los pájaros. ¿A quién no le encantan los pájaros?. Bueno, sí, te despiertan por la mañana, te estropean la fruta con sus picotazos y a veces te dejan el coche lleno con sus cagadas. Pero son preciosos, y vuelan. Además, son capaces de hacer cosas increíbles”

Con estas palabras comienza la película El gran año, una película que, a día de hoy, ya casi constituye un clásico dentro de mi filmografía personal y de obligada visión un mínimo de un par de veces al mes, hecho que conlleva los más jocosos comentarios dentro de mi círculo de pajareros habituales.

 

En todos los cursos y seminarios que he impartido sobre la ornitología, bien en su fase de iniciación o en su fase ya avanzada, he repetido hasta la saciedad el afán que existe en el mundo ornitológico anglosajón por las listas de vida o las listas anuales, así como las competiciones que en este último punto se desencadenan en diferentes países.

[more…]

 

Acentor alpino (Prunellas collaris), una de las especies invernantes, frecuente en las cimas de las montañas el norte de Alicante

 

A mediados del año 2012, había leído que se había realizado una película sobre pajareros, El Gran Año. Pero yo ya sabía que esa película, a Alcoi, la ciudad donde vivo, una ciudad de poco más de 60.000 habitantes, no iba a llegar ni en el mejor de mis sueños. Fue al final del verano de ese año, cuando cayó en mis manos una descarga pirata y en excelente calidad (lo siento por los amigos de la SGAE). Su visualización me dejó fascinado. ¿Quién era yo de los tres personajes protagonistas? ¿O era un poco de los tres? ¿O a lo largo de mi vida había sido cada uno de ellos en ciertos momentos? Recuerdo de más joven oír en cintas de cassete, una y otra vez, la guía de cantos de las aves de España ante la estupefacción de mi hermano, o esa comida de aniversario de boda a la que no llegué por culpa de un ejemplar juvenil de buitre negro marcado con anilla metálica que apareció un mes de noviembre por estas montañas, o las repetidas ocasiones en las que asuntos laborales me han impedido salir a realizar, aunque solamente fuera una pequeña excursión.

 

Durante esa primera semana que la película estuvo en mis manos, la vi cada noche, y en mi cabeza empezó a formarse la idea de realizar un Gran Año. Pero, tomemos otra vez las palabras de la película para saber de qué estamos hablando.

 

“¿Qué es un Gran Año? Un momento, ahora os lo explican. Ya muy entrado el siglo XIX, los norteamericanos celebraban el día de Navidad con concursos de matar la mayor cantidad de aves en un solo día. En 1900, el ornitólogo de la Sociedad Audubon, Frank Chapman, sugirió que en vez de matarlos, deberían contarlos, llegando finalmente a la creación de el GRAN AÑO.”

Así pues, le comenté la idea a Juan Monrós, amigo, pajarero, anillador y profesor en la facultad de biología de la universidad de València, pero sobre todo, amigo. Ambos nos movemos en y con grupos de pajareros y anilladores o las dos cosas a la vez, y podíamos hacer un grupo de gente con quien participar, con quien llevar adelante esa idea, que sería más bien un juego que una competición. En seguida, empezaron los preparativos para poder llevar adelante la idea, convocando a la gente que pudiera participar y estableciendo las reglas de participación, aunque realmente todo se reducía a jugar. Salir al campo a hacer lo que más nos gusta, observar aves, pasar buenos momentos con los amigos y, como no, también disfrutar de la gastronomía, porque no solo de aves vive el hombre (y la mujer).

 

Curruca carrasqueña (Sylvia cantillans). Especie nidificante en el Parque Natural del Carrascal de la Font Roja, capturada para su anillamiento científico

 

 

Se establecieron varias categorías donde participar:
Categoría 1.- Mayor número de especies observadas en el Península Ibérica e islas (Baleares y Canarias)
Categoría 2.- Mayor número de especies observadas fuera de la Península Ibérica. Se estableció esta categoría sabiendo que en ese momento, eran varias las personas que participaban y que se encontraban fuera de estas convulsas tierras ibéricas, buscando mejores oportunidades laborales o bien en periodos de formación complementaria a sus estudios realizados. También se abría la posibilidad a que alguien que hiciera algún viaje más allá de los Pirineos o del Estrecho de Gibraltar pudiera añadir esta categoría donde participar.
Categoría 3.- Mayor número de especies anilladas, donde solamente podían participar los anilladores expertos en activo. En este apartado se confió en el código ético de los anilladores. En este campo, todos los participantes establecimos que solamente contarían las especies anilladas dentro de los lugares donde se desarrollaban nuestros proyectos, evitando así el ir a anillar por anillar y para sumar especies nuevas. Todos llevamos a término este requisito.
Categoría 4.- Mayor número de especies fotografiadas, sin límite de territorio.

Se iba acercando el final de 2012 y ya todos los que en nuestro juego particular, en nuestro Gran Año 2013 íbamos a participar, estábamos preparando guías, recuperando todo el equipo de campo, en mi caso disperso entre mochilas y planificando posibles salidas. Así, el día 1 de enero de 2013, la paloma bravía en su variedad doméstica, el gorrión común y el buitre leonado fueron las primeras especies que anoté en mi cuaderno de campo.

 

 

Papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca), mosquitero musical (Phylloscopus trochilus), mosquitero común (Phylloscopus collybita) capturados para su anillamiento científico en una sesión de anillamiento en el Parque Natural del Carrascal de la Font Roja durante la campaña del paso postnupcial

 

Cada participante iba engrosando su lista de especies en las diferentes categorías. Mensualmente se iban presentando el estado de los listados con gráficas donde se establecía el progreso de cada uno de los participantes

 

Se creó un grupo cerrado en una afamada red social cuyo nombre no se que tiene que ver con las caras y seguro que nada con los libros. En ese punto de encuentro en el ciberespacio, se iban colgando fotografías de algunas de las especies que se iban observando. Cada uno nos tomamos el juego con mayor o menor ímpetu, con mayor o menor ansia que diría aquel.

Hay quien se movió por toda la Península, arriba y abajo, saltando a alguna isla, realizando mayores o menores desplazamientos. Alguien participó anillando aves por tierras del Norte, en tierra de vikingos y donde abunda especies de aves, míticas para mi y difícilmente observables en estas tierras del Mediterráneo. Otros en cambio, a los que las condiciones laborales y económicas no nos permitían tanta movilidad, confiábamos en desplazamientos comarcales para ir sumando alguna que otra especie. Ir sumando e ir disfrutando, porque de eso se trata, de las aves.

 

Momento marcado en mi memoria y en mi retina, esa tarde de mediados de junio en la cumbre de la sierra Aitana, techo de las comarcas alicantinas, de un macho de roquero rojo realizando su parada nupcial en el borde de uno de tantos precipicios que en la sierra abundan. Esta especie tiene en la sierra Aitana, la última tierra española que vio Alberti desde el barco que lo llevaba al exilio, su único lugar de reproducción dentro de todo el territorio alicantino. Una sierra mítica para los excursionistas, botánicos y ornitólogos de estas tierras.

Pasaban los meses y cada uno, y dentro de sus circunstancias personales y de sus limitaciones, fueran del ámbito que fueran, iban, íbamos, incrementando el número de especies, aunque a esas alturas del juego ya sabíamos todos quien iba a ser la ganadora, la cual ya despuntaba, con diferencia, del resto de participantes.

Esperábamos la llegada del invierno y de las aves del Norte con él, pero este año, un año sin invierno ni lluvia en el Mediterráneo, ha sido flojo en lo que se refiere a este tipo de aves.

Llegó el fin de Año. Era momento de valorar lo acontecido a lo largo del
2013. Se establecieron los ganadores en cada una de las categorías:
Categoría 1.- Mayor número de especies observadas en el Península Ibérica e islas. Ganadora, Carmen Azahara, con 300 especies

Categoría 2.- Mayor número de especies observadas fuera de la Península
Ibérica. Ganador Juan Monrós, con 209 especies


Categoría 3.- Mayor número de especies anilladas. Ganador, Rubén Oliver, con 63 especies

Categoría 4.- Mayor número de especies fotografiadas. Ganador, Carlos Mompó, con 151 especies

 

Una cena en Valencia capital era el punto de clausura del juego de 2013 y planteamiento del juego del 2014. Estaba claro que todos, o una gran mayoría, íbamos a repetir en las mismas condiciones. Las mismas categorías, la misma idea de disfrutar de las aves, las amistades y de los entornos donde las observáramos. Y también de la gastronomía, como no.

Y en ello estamos ahora mismo a mediados de febrero. Haciendo nuestro Gran Año 2014. Personalmente, después de más de 35 años de pajareo, de trepar montaña arriba, montaña abajo, de patear riberas de ríos, salinas y cultivos o parques urbanos, aún estoy absorto por la observación realizada ayer mismo en el Parque Natural del Fondó d’Elx, de un adulto de águila moteada acosado por una hembra de aguilucho lagunero o por una aguililla calzada o la observación en las Salinas de Santa Pola de más de 70 correlimos comunes y una decena de vuelvepiedras posados bajo la cálida y anaranjada luz del atardecer.

Y es que solamente puedo acabar este texto con las palabras que lo empecé y con las que empieza la película: Me encantan los pájaros.

 

 

Pep Cantó Corchado

Ornitólogo, educador ambiental y pintor naturalista
Socio de SEO/Birdlife y anillador experto del CMA

http://memoriasdeoverlord.blogspot.com 

 

 

 

No sólo conservamos naturaleza…

Hay días en que llegar al trabajo es algo muy especial…

El otro día, bien pronto, llamaban a la puerta de la delegación en Barcelona. ¡Qué extraño, a esas horas! Al ir a abrir me encontré con Gloria, una voluntaria y miembro del Grupo Local de SEO-Barcelona.

Venía a recoger material (revistas y pegatinas) del Club [email protected] y es que iba al Hospital Valld’Hebron a visitar la planta de niños de oncología, a hablarles de naturaleza, de aves, a compartir con ellos su tiempo.

[more…]

Junto con las revistas y las pegatinas Gloria les llevaba un comedero, hecho por ella, y un hotel de insectos, que por miedo a que se lo lleven de los jardines lo dejó en el aula taller del hospital. Además iba cargada con muchas ganas de hacer algo, algo por los demás, por lo niños, y con un cuento sobre una osa que tiene que ir al hospital. Al irse me quedé con las ganas de acompañarla porque esas son las cosas que hacen nuestros voluntarios y que realmente marcan la diferencia.

Me gusta trabajar en SEO/BirdLife pero más me gusta pensar que soy socia de una organización en la que hay gente, mucha, con esos valores… que está dispuesta a dedicar su tiempo a los demás y a la naturaleza. Gloria me ha mostrado lo que tanto tiempo llevamos diciendo: que no somos sólo una ONG de conservación de naturaleza si no que trabajamos por y para la gente.

Gracias a todo el grupo local por su trabajo y por ser socios de SEO.

 

Comedero para pájaros elaborado por Gloria. Autor: SEO/BirdLife

 

 

 

Cristina Sánchez, delegada de SEO/BirdLife en Cataluña

 

 

 

 

Sobre éste Blog
El blog de SEO/BirdLife tiene como objetivo tratar los proyectos y trabajo diario de la organización de una manera más cercana, así como expresar opiniones y resaltar temas de actualidad de trabajadores y colaboradores habituales, todo ello fomentando los comentarios y debate general.