Tag Archive for migración

Cigüeñas que se quedan en un medio cambiante, por Javier de la Puente

Históricamente, en verano las cigüeñas desaparecían de torres y campanarios hasta despuntar la primavera, incluso antes: “por San Blas la cigüeña verás” (3 de febrero) como reza el refranero. Sin embargo, para esta ave tan familiar y cercana al ser humano la migración se ha convertido en un asunto, cuanto menos, prescindible en muchos casos. Otras acortan la distancia del viaje, regresan antes a sus nidos o simplemente permanecen en el área más próxima al lugar de nacimiento, si hubiere comida, que suele ser un vertedero: ¿si hay alimento, para qué afrontar un costoso viaje a África?

 

 

Cigüeñas comiendo en un vertedero de Madrid ©Javier de la Puente

 

Precisamente por esta condición de especie que ha modificado en tan poco tiempo (unos tres decenios) su comportamiento migratorio, la cigüeña blanca (Ciconia ciconia) es el modelo ideal para que los ornitólogos puedan estudiar estos cambios fenológicos relacionados con las variaciones en la disponibilidad de alimento. Sin olvidar que, por su cercanía al ser humano, sus cambios migratorios se aprecian muy bien. [More…]

 

Leer más...

Muerte en Massachusetts, por Arantza Leal

La Oficina de anillamiento de SEO/BirdLife ha recibido de nuevo una recuperación americana de una ave anillada en España, esta vez en el norte de Estados Unidos, cerca de Boston. Una pardela cenicienta (Calonectris diomedea) anillada en Tenerife fue recogida muerta en una playa de la costa este americana, en el condado de Massachusetts.

Es la segunda recuperación de una pardela cenicienta con anilla ICONA-Ministerio de Medio Ambiente en los Estados Unidos, pero nunca se había recuperado tan al norte, se da el caso que la otra pardela recuperada allí procedía de la población balear, no Canaria.

Leer más...

Siguiendo a las aves planeadoras en Córdoba, por Manuel J. Tejada

Estamos muy satisfechos con la actividad que hemos puesto en marcha para seguir a las aves planeadoras en paso migratorio por la provincia de Córdoba. El programa Seguimiento Migratorio de Aves Planeadoras (SMAP) está saliendo de la mejor manera posible, como se explica en este enlace. Puesto en marcha por el Grupo Local de SEO/BirdLife en Córdoba pretende detectar el paso de aves planeadoras como milanos y cigüeñas en Sierra Morena. En la temporada de 2014 se contabilizaron 24.800 ejemplares.

 

 

Participantes en el censo SMAP organizado por el Grupo Local de SEO/BirdLife en Córdoba. ©www.bubovlog.com

 

 

[more…]

 

En el tercer fin de semana de trabajo de esta temporada, el del 1 de mazo, hubo cifras récord en cuanto a movimiento de milano negro (Milvus migrans) llegando a contabilizarse un total de 1.899 individuos. Igualmente al conteo se han sumado 51 cigüeñas blancas (Ciconia ciconia), 3 cigüeñas Negras (Ciconia nigra), 3 milanos reales (Milvus milvus), 3 águilas culebreras (Circaetus gallicus), 1 aguilucho lagunero (Circus aeruginosus) y los primeros 2 alimoches (Neophron percnopterus) detectados por los voluntarios que llevan a cabo el seguimiento.

 

El domingo de seguimiento amaneció nublado y con algo de frío, pero poco a poco fue abriendo aunque sin llegar a estar despejado del todo. Además, se empezaron a notar más altas temperaturas a medio día, sintiéndose ya los primeros indicios de que la primavera anda cerca, traduciéndose en una mayor cantidad de aves en migración. Como añadido va en aumento también el estado anímico del grupo dada la cantidad de individuos que cruzan el punto de observación y, mejor transcurre la mañana si la diversidad de especies es mayor, sorprendiéndose de vez en cuando alguna rapaz sedentaria como el águila imperial ibérica (Aquila adalberti) o el águila real (Aquila chrysaetos).

 

 

Hasta la fecha, y teniendo en cuenta que sólo se ha podido llevar a cabo el seguimiento cuatro de los seis días hábiles por motivos meteorológicos, muchos han sido los individuos de las diferentes especies que han atravesado los cielos cordobeses y no pocas las personas que han pasado por allí para disfrutar del espectáculo: ciclistas, senderistas, interesados en la ornitología y hasta los Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

 

 

Las jornadas de seguimiento se prolongarán durante los fines de semana de marzo y abril y se tratará de cuantificar de la manera más precisa posible los individuos de las diferentes especies que atraviesen la provincia cordobesa a su paso por Villafranca de Córdoba.

Continuando con las labores de campo, los voluntarios de SEO-Córdoba se preparan para el grueso de la migración que está por llegar…

 

 

Manuel J. Tejada es ingeniero técnico forestal, ornitólogo y socio de SEO/BirdLife. Mantiene una página personal, www.bubovlog.com/ donde publica habitualmente vídeos sobre aves.

 

 

¿Semillas migrando sobre nuestras cabezas?, un blog de Pablo Vera

Una de las características más interesantes de muchas especies vegetales de nuestros bosques, herbazales y matorrales es su estrecha relación con otros organismos para poder dispersar sus semillas. En el Mediterráneo, las aves juegan un papel fundamental en ello. Los matorrales y bosques mediterráneos quizá no sean los ambientes en donde exista una mayor presión adaptativa por colonizar nuevas áreas, pero para una especie vegetal, dispersar sus semillas a varios o incluso centenares de kilómetros resulta en ocasiones una gran ventaja. Pueden alcanzar nuevos ambientes en donde la nueva planta no competirá con la planta madre, y encontrará un área con organismos genéticamente diferentes, con las ventajas (y desventajas) que puede conllevar (una mejor adaptación al medio en un ambiente cambiante o colonización de nuevas áreas tras una perturbación…). Por ejemplo, aquí encontrareis la reseña de un interesante estudio en bosques cantábricos.

 

 

Zorzal alimenándose de frutos otoñales ©Shutterstock.com

 

Como en todos los ecosistemas, los diferentes seres vivos se encuentran relacionados y dependen enormemente entre ellos. Así, las aves dependen de la vegetación y resto de fauna, y ambas dependen de las aves. Por ejemplo, según las regiones mediterráneas, se estima que entre el 32% y 64% de las plantas leñosas del matorral y entre el 20% y 95% del resto de plantas leñosas, se dispersan gracias a vertebrados como las aves.

[more…]

Principalmente, las aves de pequeño y mediano tamaño, como los petirrojos, zorzales, currucas, collalbas, alcaudones, mosquiteros, etc., tienen en el Mediterráneo una de las principales rutas para la migración (flyway). Por su localización, las dos rutas migratorias mayoritarias en Europa pasan por la península Ibérica, que acoge cerca de la mitad de aves migratorias europeas y genera uno de los puntos de mayor concentración de aves migratorias en Europa.

 

Se estima que entre el 32% y 64% de las plantas leñosas del matorral y entre el 20% y 95% del resto de plantas leñosas, se dispersan gracias a vertebrados como las aves.

La migración es uno de los momentos más importantes de la vida de las aves migratorias, unas aves en lucha eterna por su supervivencia. No en vano, cada otoño, varios millones de aves ante la llegada del frío ven reducida la disponibilidad de alimento por las condiciones meteorológicas: temperaturas muy bajas que hielan el agua, endurecen o cubren de nieve el suelo, causando que no se pueda beber o buscar alimento. Por ello, estas aves se ven obligadas a viajar al hemisferio sur, donde encuentran mayor disponibilidad de alimento y un clima más suave.

 

Durante la migración posnupcial, nuestros bosques, matorrales e incluso herbazales suponen auténticas estaciones de servicio para las aves migratorias. Son ambientes en donde en octubre y noviembre abundan tanto insectos como frutos comestibles y de vivos colores, como el madroño, el mirto, el durillo, el aladierno, los espinos, el lentisco, el muérdago o el enebro, entre otros. Esto frutos suponen para las aves una fuente importante de proteínas y azúcares para recuperar la condición física que les capacite para reemprender su migración. Son las currucas cabecinegras y capirotadas, pinzones, mirlos, zorzales y petirrojos las aves que desempeñan un papel más importantes para dispersar las semillas de los frutos de los que se alimentan.

 

Durante la migración posnupcial, nuestros bosques, matorrales e incluso herbazales suponen auténticas estaciones de servicio para las aves migratorias

Aves polinizadoras

Durante la migración prenupcial, las aves que atraviesan el Mediterráneo se ven obligadas a detenerse en pequeñas islas, donde gracias a la vegetación pueden recuperar fuerzas, cargar reservas y continuar su increíble viaje.

 

Concentración de glucosa en sangre atendiendo a la presencia o ausencia de polen en el plumaje de las aves estudiadas. Fuente: Cecere, J. G., Spina, F., Jenni-Eiermann, S., Boitani, L. (2011). Nectar: an energy drink used by European songbirds during spring migration. Journal of Ornithology, 152: 923-931.

 

En estas islas, donde se ha realizado una intensa labor de seguimiento científico de la migración, se ha podido comprobar que aves como las currucas, papamoscas y mosquiteros, además de insectos ricos en proteínas, consumen de forma habitual durante sus paradas, polen y néctar de las plantas, ricos en azúcares. No en vano, este azúcar consumido como si fuera una bebida energética, permite a las aves continuar su viaje de forma más temprana. Y al mismo tiempo, al alimentarse de flor en flor, polinizar plantas e intercambiar material genético entre islas.

 Las currucas cabecinegras y capirotadas, pinzones, mirlos, zorzales y petirrojos las aves que desempeñan un papel más importantes para dispersar las semillas

 

 

También los musgos utilizan a las aves para sortear distancias tan tremendas como la que separan el Ártico y América del Sur. Un estudio reciente ha demostrado que algunas especies de aves limícolas, como el chorlito dorado americano, incorporan las esporas a su plumaje al raspar el suelo con el pecho, las patas y el pico para hacer una depresión poco profunda que utilizan para nidificar y que, por lo general, están llenos de materiales vegetales. Tras abandonar el Ártico para invernar en América del Sur, al mudar las plumas desgastadas por el viaje, el musgo aterriza en su destino. Es de esta manera se ha podido explicar que algunas especies de musgos habiten en lugares tan distantes y sin aparente conexión.

 

Fruto del madroño o madroñera, típico del área mediterránea ©Shutterstock.comAsí, varias especies de plantas se encuentran adaptadas para aprovechar el multitudinario paso de aves migratorias, ofreciendo en ese período sus semillas envueltas en un sabroso y carnoso fruto para subirse a lomos y buche de las aves, o bien ofreciendo un néctar o un rico polen que queda impregnado en las plumas del rostro del ave. Un engranado juego en el que todos ganan, y supone uno de los mecanismos mediante el cual los matorrales mediterráneos perduran en el tiempo e introducen diversidad genética en sus poblaciones.

Este mecanismo, como la mayor parte de los que tienen lugar en la naturaleza, viene perfeccionándose a lo largo de decenas de miles de años y se encuentra en un delicado equilibrio que genera el máximo beneficio a ambas partes. Es por ello que los planes de conservación de unos y otros no pueden realizarse sin tener en cuenta que están estrechamente relacionados, pero a la vez, la protección a nivel local de plantas o aves tiene un efecto paraguas sobre el otro.

En este sentido, el hecho de que las aves migratorias realicen sus viajes año tras año en las mismas fechas y utilizando los mismos lugares de parada para descansar y alimentarse, ha favorecido que desde tiempos inmemoriales los humanos aprovecharan este recurso para su alimentación. Sin embargo, hoy en día, en pleno siglo XXI, cuando no existe una necesidad real de alimentarse de aves cazadas, cazadores furtivos se aprovechen de la debilidad y cansancio de las aves migratorias durante sus paradas para capturarlas o matarlas. Un problema que, por su carácter furtivo, es mayor del que se piensa. No en vano, sin ir más lejos, cada año mueren cientos de miles de aves migratorias en España.

 

 

Curruca zarcera con restos de polen en el plumaje alrededor del pico © J. G. Cecere

 

El problema de la caza ilegal de aves migratorias tiene lugar a lo largo del Mediterráneo, pero se concentra en aquellos lugares privilegiados donde son más abundantes: España, Italia y Grecia. En este marco, se está desarrollando el proyecto LIFE Un refugio seguro para las aves silvestres, para conservar las aves migratorias y sus rutas luchando contra la caza ilegal. Un problema que, como hemos visto, no afecta únicamente a las aves, sino a toda la biodiversidad que se encuentran estrechamente relacionada con ellas, así como hábitats y paisajes que se conforman gracias a estas interacciones.

 

El problema de la caza ilegal de aves migratorias tiene lugar a lo largo del Mediterráneo, pero se concentra en aquellos lugares privilegiados donde son más abundantes: España, Italia y Grecia

Por tanto, podemos sentirnos orgullosos del enorme valor de nuestro entorno; de los milagros que ocurren continuamente sobre nuestras cabezas: aves migrando en centenares o miles de kilómetros, con semillas, polen u otros seres vivos en sus plumas. Pero por otro lado, debemos fomentar la responsabilidad del mantenimiento de los ecosistemas y de los usos tradicionales sostenibles con el medio natural y sus valores. Esta responsabilidad resulta fundamental no sólo para conservar la biodiversidad ibérica o mediterránea, sino también de la biodiversidad europea, de la que todos y cada uno somos custodios.

 

 

 

Pablo Vera es técnico de SEO/BirdLife en la albufera de Valencia. @pablovera_g

 

 

 

 

 

 

Sobre éste Blog
El blog de SEO/BirdLife tiene como objetivo tratar los proyectos y trabajo diario de la organización de una manera más cercana, así como expresar opiniones y resaltar temas de actualidad de trabajadores y colaboradores habituales, todo ello fomentando los comentarios y debate general.