Tag Archive for Francisco Bernis

EN FAMILIA con Cristina y Carmen, las hijas del profesor Francisco Bernis

En el centenario del nacimiento de Francisco Bernis, fundador de la Sociedad Española de Ornitología, nos adentramos en su figura a través de la visión de sus hijas Cristina y Carmen, quienes amablemente nos reciben una mañana del pasado mes de noviembre. Durante una grata conversación, ambas destilan recuerdos imborrables, anécdotas curiosas y algunos aspectos poco conocidos del padre de la ornitología en España. También hablan del importante papel que jugó en la vida del profesor su esposa, Cristina Carro, y algunos retazos biográficos de ellas mismas.

 

Carmen (izquierdaI y Cristina Bernis durante la entrevisa ©A. Carretero-SEOBirdLife

Carmen (izquierda) y Cristina Bernis durante la entrevisa ©A. Carretero-SEO/BirdLife

 

Lo recuerdo siempre trabajando, muy entusiasmado, aunque también salía mucho al campo. Tenía bastante capacidad de relación si le interesaba por asuntos profesionales, pero su prioridad era el trabajo que hacía y al que dedicaba muchas horas al día”. Así describe Carmen Bernis, la menor de los tres hijos, la faceta profesional de Francisco Bernis. “Como padre era muy estricto, una mezcla de persona científica, sabia, que explicaba, y a la vez muy ingenuo, buena persona. Y con mucho genio”, añade Cristina, la hija mayor, adentrándose algo en su perfil más humano.

Read more

Pato que pardela

Observando aves marinas a bordo de la goleta Cantabria Infinita ©Felipe González-SEO/BirdLife

En mitad del océano. A miles de kilómetros de casa. A bordo de un buque de investigación. Aparece un ave para alegrarnos con su compañía en estas soledades. Es una pardela capirotada (Puffinus gravis). Es un ave distinguida, fina, con un claro pero delicado contraste entre el dorso, de un elegante marrón oscuro, y la blancura nívea de su vientre. En vuelo o posada sobre el agua se aprecia, cuando se acerca, su fino pico negro y sus mejillas blancas, que se prolongan por el cuello, dotándola de un collarín. El obispillo, en el arranque de la cola, también se muestra, en vuelo, conspicuamente blanco. Todo ello da al ave un diseño general muy animado a pesar de lo básico de su gama cromática. [more…]

A bordo hay un equipo de una productora audiovisual, que prepara una serie de documentales. Acuden a cubierta para interesarse por el pájaro. Les comento el interés que tiene por tratarse de un ave marina que, aquí tan lejos, nos acerca a nuestra casa en la Península, a cuyas aguas llega en sus largos desplazamientos migratorios. Subrayo la singularidad de que, aún habiendo unas cuantas especies de aves que extienden sus migraciones entre el hemisferio Sur y el hemisferio Norte, son muy pocas las que, como esta pardela bicolor, lo hacen teniendo sus lugares de cría en la mitad austral del planeta.

No parecen muy convencidos. Llega el cámara. “A ver, ¿dónde está el pato ese?”. Hombre, no. El ornitólogo-de-pacotilla que llevo dentro se revuelve. Que no es lo mismo pato que pardela.

En España hemos tenido históricamente una gran incultura ornitológica. Afortunadamente, es algo que poco a poco se va mejorando, gracias en no poca parte al trabajo de la SEO. Como aquí hablamos en perspectiva histórica, me permito escribir “la SEO”, a la antigua. Cuando la SEO se fundó en 1954 una de las primeras cosas que hizo Bernis fue publicar un Prontuario de la avifauna española, es decir, una especie de lista de referencia de las especies de aves que se suponía teníamos aquí. Con ella se tenía una base para estudios científicos. Pero Bernis también se preocupó de proponer para cada ave un nombre castellano dígamos que estandarizado, de modo que hubiera una pauta de referencia para poder referirnos a nuestros pájaros en el lenguaje común, en el que unas veces la falta y otras el exceso de nombres habían dificultado tradicionalmente poder hablar de pájaros con un mínimo de precisión.

Durante mucho tiempo, los conocimientos sobre aves silvestres eran, en España, muy escasos entre los sectores urbanos

Escritor de tanta calidad como Azorín, que se preciaba precisamente de honrar la riqueza del léxico castellano y de usarlo con gran propiedad, no encontraba la palabra para referirse a los primillas que volaban en torno a la Giralda sevillana, a los que en 1909 describe con lamentable imprecisión como “unos avechuchos de elásticas y rojizas alas”.

¿Avechuchos? No ha de culparse al maestro. Por entonces, y durante mucho tiempo, los conocimientos sobre aves silvestres eran, en España, muy escasos entre los sectores urbanos, alejados del campo, a no ser la parte, necesariamente limitada, tocante a lo cinegético o a los pájaros de jaula.

Hemos mejorado. Pero hete aquí que me encuentro con que mi hija de siete años trae a casa del cole su libro de Conocimiento del Medio, que, en el exceso autonómico, lleva por restrictivo subtítulo Comunidad de Madrid. Y en él se ofrece a los chavales un mapa de la región madrileña para colocar pegatinas con distintos aspectos tratados en el libro, entre ellos la fauna. Aparecen varios animales madrileños. El zorro, el jabalí, o la perdiz. Pero en la pegatina de la perdiz han dibujado una perdiz pardilla. Hombre, no. Que no es lo mismo roja que pardilla.

 

Santos Casado trabaja en la Fundación Fernando González Bernáldez y es profesor asociado de la UAM.

[email protected]

.

Sobre éste Blog
El blog de SEO/BirdLife tiene como objetivo tratar los proyectos y trabajo diario de la organización de una manera más cercana, así como expresar opiniones y resaltar temas de actualidad de trabajadores y colaboradores habituales, todo ello fomentando los comentarios y debate general.